Vuelta 2020 con Vinos de España: Verdejo (Vino de Autor), PR3 Barricas 2016

El esloveno Primoz Roglic logró su tercera victoria en la edición 75 de la Vuelta a España y recuperó el liderato, igualado en tiempo con su principal rival, el ecuatoriano Richard Carapaz, quien había partido con una ventaja de 13″ sobre el actual campeón.

Carapaz perdió 3″ en la meta de la décima etapa en el pueblo de Suances, en la costa de Cantabria, que culminaba en una ligera inclinación en el último kilómetro, en el que Roglic lanzó un ataque y consiguió segundos y la bonificación por el triunfo. De manera inversa al jueves, ahora el esloveno porta la camiseta roja de líder y Carapaz la verde de los puntos.

El campeón esloveno has ganado 42″ en bonificaciones pero se ha exigido en más oportunidades que Carapaz, quien parece estar reservando fuerzas y tendrá oportunidad de demostrar su real estado de forma en el tríptico de etapas de alta montaña que comienzan este sábado y que deberían definir la Vuelta a España 2020.

Los ciclistas enfrentarán 170 kilómetros con cuatro premios de montaña de primer nivel y final en el Alto de la Farrapona, a 1.715 metros de altura luego de más de 16 kilómetros de ascenso con pendiente máxima del 12.5% y un tramo final de cinco kilómetros devastadores. Y el domingo, el exigente ascenso final al mítico Angliru, con un tramo de pendiente del 23,5%, enterrará las ilusiones de muchos antes del último descanso el lunes. Dos días para otras grandes botellas en la Vuelta 2020 con Vinos de España!

Este viernes descorché un vino excepcional, un blanco de la uva Verdejo del que sólo se produjeron 5.507 botellas; un Vino de Autor, exclusivo, elaborado por el enólogo Francisco Martín, Director técnico de la joven y dinámica bodega PradoRey (1989), de Ribera del Duero, con sede en el Real Sitio de Ventosilla. El vino fue un descubrimiento, gracias a la recomendación de mi amigo enólogo Mario de la Fuente, gerente de la Plataforma Tecnológica del Vino, que apoyó desde su inicio esta nueva realidad, ciclismo y vinos de la mano. A Mario, quien fue por varios años representante de España ante la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) en París, lo conocí hace 7 años cuando catamos juntos en el Berliner Wein Trophy. Les aseguro que no sólo es fanático del ciclismo y valora la calidad de los pedalistas colombianos, sino que lo practica con seriedad. Es un amigo sincero y un crack todo-terreno.

La uva Verdejo es una variedad blanca española que es producto de un cruce natural de la Traminer o Savagnin y la Castellana blanca y que se cree fue traída desde el norte de Africa a las regiones de Toro y Rueda hacia el año 1.100: Hoy está presente en Castilla y León y La Mancha, además de Extremadura, La Rioja y Navarra, e igualmente en Portugal y en Australia desde 2010. En España hay plantadas 24.850 hectáreas (18.250 en Castilla y León, 5.600 en La Mancha, 520 en Extremadura, 215 en La Rioja y 120 en Navarra. El resto se reparte en otras cinco zonas).

Es importante aclarar que aunque son similares físicamente y sus nombres se parecen, Verdejo y la uva Verdelho portuguesa, son distintas. Verdejo se emplea para producir vinos blancos secos en España, mientras que Verdelho es conocido por la base de los mundialmente famosos vinos semisecos y fortificados de la isla portuguesa de Madeira.

La planta es poco productiva, muy sensible a las plagas pero resistente a la sequia. Históricamente fue empleada como uva de mezcla con la más extendida Viura y la Sauvignon Blanc, pero en este siglo el “boom” de los vinos blancos finos ha potenciado su visibilidad. A ello se une la intensa actividad de promoción de la Denominación de Origen Rueda (cubre las provincias de Valladolid, Segovia y Ávila), y la llegada de grandes empresas de Rioja y Ribera del Duero que han invertido en la zona. Hay bodegas históricas como la centenaria Javier Sanz (1863) o el Grupo Yllera de Valladolid, que han sido artífices de la fama de los vinos blancos de Rueda, pero con la llegada de bodegas riojanas como Marqués de Riscal y Ramon Bilbao, y de Ribera del Duero, como Protos, Emina y PradoRey, además del grupo González Byass y LUrton de Francia, el Verdejo entró en una nueva fase.

Mario de la Fuente me confirmó que “a través de esas inversiones se potenció mucho la zona, y la marca Verdejo ha crecido en España e internacionalmente. Hoy es un vino muy reconocible y apreciado dentro del espectro de consumidores de vinos blancos finos con acidez”. La uva se cultiva principalmente en suelos arenosos y de canto rodado (cascajo) y los vinos son moderadamente alcohólicos (12,5-13,5%Vol). Ofrecen una mezcla de aromas frutales (grosella, manzana verde, piña y mango biche), con un final amargo y excelente acidez, lo que permite guarda media. El PR3, es de la cosecha 2016 y a mi juicio, puede perfectamente añejar otros 3-5 años gracias a su equilibrio y crianza en roble.

Armonía perfecta: frutos de mar y Verdejo con roble.

Conozco y sigo los Verdejos de Rueda desde hace más de 15 años y he constatado su evolución gradual. En los últimos diez, se ha popularizado el empleo de barricas de roble para la crianza de los mejores vinos, de la mano de las nuevas inversiones. El resultado son vinos finos más complejos y adaptados al perfil del consumidor internacional, especialmente del anglo-sajón que gusta de vinos con cuerpo y buena acidez, más gastronómicos.

La etapa la ganó Primoz Roglig (PR) y fue su tercera victoria en la Vuelta 2020 (3), con lo cual la aproximación a este delicioso vino PR3 fue casi brujería! No podía imaginar semejante coincidencia.

El nombre PR3 proviene de PradoRey y que el vino tiene crianza en tres tipos de toneles de roble (300 litros), dos de madera francesa y el otro del Caúcaso, donde pasa 9 meses en contacto con sus lías. Proviene de viñas de más de 50 años -algunas centenarias- plantadas a más de 1.000 metros de altitud en el Pago Las Vacas de Codorniz, en Segovia, y la producción es muy limitada; en 2016 fueron sólo 5.507 botellas todas numeradas. La mía era la 1.782, el año en que en Ciudad de México se fundó el primer jardín botánico de Latinoamérica.

Los Verdejo corrientes de Rueda D.O. son de color amarillo verdoso, con aromas cítricos y de almendra amarga, suaves, con acidez media-alta y en ocasiones se les agrega Sauvignon blanc, Viura (macabeo) y Palomino fino, la uva del Jerez que es la invitada del lunes próximo, cuando se inicia en el mundo la Semana Internacional del Vino de Jerez. Además está autorizado agregarles variedades internacionales como Viogner y Chardonnay.

PR3 es en cambio un Vino de Autor, es decir, que no necesariamente sigue las normas de una Denominación de Origen sino que es creación única del enólogo según sus preferencias; un vino personal. Por ello se etiqueta como vino genérico de la Tierra de Castilla y León y este 100% Verdejo, tiene otra dimensión.

La crianza en barrica de roble le aporta complejidad, notas ligeramente vanilladas y de miel pero la grosella, la cáscara de limón y la piña ácida están muy presentes. Es largo en boca, muy refrescante gracias a su acidez y con cierto tono mineral suave. Me decidí por acompañar unos camarones en salsa de tomates y cebolla shallot sofreídos en aceite de sésamo, con aceitunas verdes, un toque de menta y queso parmesano. Creo que acerté.

Pensé originalmente en cocinar un risotto de frutos de mar pero preferí una cocción más simple y rápida para terminar la semana. Dada su estructura poderosa acompañará fácilmente arroces atollados, foie gras, mariscos, pescado de mar, cocidos (tipo madrileño) y hasta anchoas como aperitivo. Es un vino complejo e intenso, con mucha personalidad, diría que al estilo de los Chardonnay californianos pero menos amaderado y menos dulce. La acidez es excelente y el puntaje igual: 93 puntos en mi escala (94 de la revista Decanter).

Gran recomendación Mario. Gran vino Francisco. Gracias a ambos por la revelación!

* Sitio web de la bodega Prado Rey: www.pradorey.es

Comments are closed.