Adeus Doutor Sócrates, el médico de la Samba Canarinha

Sócrates, el futbolista-médico-filósofo de la selección brasileña, fue la barba más famosa del fútbol mundial, uno de los más dotados y geniales mediocampistas de la historia y el gran capitán de la orquesta del balón que fue la Seleção Canarinha de la Copa Mundo 1982.

Me levanté este domingo con la noticia de su muerte en la madrugada de Sao Paulo debido a una infección intestinal y mi memoria agradecida por su toque brillante y su imagen de líder y humanista, me obliga a dedicarle este blog desde lo profundo de mi amor por el fútbol más sinfónico del mundo y uno de sus grandes maestros.

Hay nombres que marcan el fútbol y el de Sócrates Brasileiro Sampaio de Sousa Vieira de Oliveira, tiene un lugar privilegiado junto a los mejores mediocampistas de la historia.

Sócrates, el médico del balón (Foto: catflapfootball.com)

Sócrates, cerebral futbolista brasileño, médico, intelectual y humanista.

Sócrates fue un filósofo ateniense (469-399 A.C.), considerado el padre de la dialéctica y el debate, de la ética y la epistemología. Maestro de Platón y fundador de las bases de la filosofía occidental, su nombre sonoro y sus conceptos los aprendimos todos en el colegio y nos abrieron el universo de la moral y de la lógica.

Más de 2.000 años después, en Belém do Pará, la puerta a la desembocadura del río Amazonas, nació otro Sócrates, médico, filósofo y futbolista genial y universal. Imagino que su padre, amante de la Grecia antigua, lo bautizó previendo que sería uno de los cérebros de un fútbol de otra galaxia que conquistaría las canchas y dictaría cátedras inolvidables, dirigiendo la orquesta sinfónica brasileña en la Copa Mundo en España; la Seleção 1982.

Impecable cabeceador (Foto: sport-heroes.net)

Esa escuadra hace parte de los campeones sin corona, aquellos equipos que eran los mejores pero no completaron la sinfonía, como los “Magiares mágicos” de Hungría con Ferenc Puskás en 1954, la “Naranja mecánica” holandesa de Johan Cruyff en 1974, y luego en 1986 los “Azules franceses” de Michel Platini.

Después de las Escolas de Samba brasileñas campeonas en 1958 en Suecia y en 1970 en México, el país añoraba nuevas glorias futbolísticas mientras que sus pilotos en Fórmula Uno, Emerson Fittipaldi y Nelson Piquet, llevaban en alto la bandera verde amarilla del “Ordem e Progresso” esperando la vuelta del “jogo bonito”.

Y en 1982 en España durante el primer Mundial con 24 equipos, fue el gran momento de Sócrates y de Telê Santana dirigiendo una “canarinha” de antología; combinación casi perfecta de talento y fútbol ofensivo, una maravillosa máquina de toque efectivo y un concierto de inteligencia con el balón.

Sócrates fue el capitán de ese extraordinario equipo que tenía la magia del Brasil-70 de Pelé, Tostao, Gérson, Clodoaldo, Carlos Alberto, Jairzinho y Rivelino. Ahora las nuevas figuras eran Zico, Falcao, Dirceu, Toninho Cerezo, Júnior, Edinho y Roberto Dinamita.

Pero esa selección que debería haber sido campeona fue una sinfonía inconclusa que interrumpió en uno de los mejores partidos de la historia del fútbol un inspirado Paolo Rossi ,quien meses antes había sido exhonerado del escándalo de apuestas y partidos arreglados en Ialia -“affaire du Totonero”- para poder unirse a “l’Azurra”.

Nunca he olvidado ese encuentro en el estadio de Sarriá en Barcelona, que seguí en televisión con mis compañeros de la redacción de Radio Caracol en Bogotá. Como latinoamericanos queríamos a Brasil campeón y nos quedamos esperando el empate que lo clasificaba a las semifinales. Rossi destruyó mi sueño.

Sócrates fue un futbolista atípico, diferente. Flaco y longilíneo, sobresalía en cualquier cancha con su altura (1.93 cms) y su barba de profeta, que portaba desde su juventud como señal de su aprecio por Fidel Castro y Ernesto “Che” Guevara; los barbudos de la revolución cubana. De hecho bautizó Fidel a uno de sus hijos. De tranco rápido y elegante, sus aceleraciones eran prodigiosas y letales con su pie derecho, su visión del espacio en la cancha era única para hacer pases precisos y gracias a su gran salto, los cabezazos eran letales.

Caso raro en el fútbol moderno, empezó a jugar profesionalmente tarde, a los 20 años, cuando estudiaba medicina y filosofía en la Universidad de Ribeirão Preto, al nor-occidente de Sao Paulo. Le gustaba ser delantero y de allí su vocación ofensiva que mostró posteriormente como mediocampista. Pero Sócrates, a pesar de su flacura, no entrenaba fisícamente como sus compañeros para hacer musculación porque decía que no era boxeador y que “el fútbol es un juego mental”.

La Democracia Corintiana de Sócrates (Foto: oglobo.com)

Su primer equipo (1974-1978) fue el Botafogo y luego pasó al Corinthians de Sao Paulo (1978-1984), donde adelantó además su activismo político contra la dictadura, creando con sus compañeros Casagrande, Wladimir y Zenón, el movimiento Democracia Corintiana. Se considera que este ha sido el mayor movimiento ideológico en la historia del fútbol brasileño, que buscaba que las decisiones de contratos, reglas de concentración y salarios básicos, se tomaran por votación entre jugadores y directivos.

Pero además, los futbolistas del club, jugaban portando camisetas con mensajes políticos como “diretas-já” (elecciones presidenciales directas), “eu quero votar para presidente” (quiero votar para Presidente) y Democracia. Para los militares fueron momentos incómodos y al club le pidieron moderación porque su celebración de los goles arrodillado y elevando sus manos al cielo, se hicieron famosas con la camiseta portando leyendas de oposición. El club lo alentó entonces a celebrar aún más estruendosamente.

Los logros de este movimiento que tenía como lema “ganar o perder pero siempre con Democracia”, tuvieron posteriormente gran alcance para los jugadores y a nivel político, porque después de 21 años de un régimen militar que respaldó Estados Unidos y la CIA, la democracia volvió a Brasil en 1985. Sócrates, nacido el 19 de febrero de 1954, había vivido 20 años en dictadura y luego de poner su grano de arena, en ese momento histórico jugaba con el Fiorentina en Italia, donde no se destacó. Pero su figura es respetada y apreciada y hoy Fiorentina jugó su encuentro del campeonato italiano portando un brazalete negro en señal de duelo por su muerte.

Liderazgo indiscutible (Foto: sport.webtomorrow.info)

En la Copa Mundo de 1986 en México, Sócrates participó, de nuevo con Zico y Falcao, pero no fue el capitán. Su fútbol ya no brillaba tanto, había estado afectado por lesiones y su ritmo de vida había empezado a pasarle factura. En cuartos de final, Francia con Platini a la cabeza empató 1-1 con Brasil y lo venció (4-3) en disparos desde el punto penalty. Sócrates perdió el suyo ante Joël Bats.

De vuelta a casa, entre 1986 y 1987 jugó con el Flamengo. Igual que Gérson, de la selección campeona en México-70, Sócrates era un empedernido fumador, pero además bebía mucha cerveza. Siempre dijo que estas dependencias no habían interferido con su carrera -que terminó sin gloria en el club Santos en 1989- apenas 15 años después de su comienzo y relativamente jóven, a los 35 años. Luego reconocería que probablemente habían influído en sus problemas de salud.

Se dedicó a la medicina en Ribeirão Preto, donde vivía con su esposa y sus seis hijos. Además, Sócrates era líder social sobre liderazgo y relaciones humanas, consultor en proyectos sociales y culturales, columnista en periódicos y revistas sobre temas políticos y sociales y comentarista de fútbol para la televisión. Su hermano menor Raí, quien fue ídolo en el Paris Saint Germain, participó en el mundial de 1994 y en total jugó 51 partidos y anotó 17 goles con la selección brasileña.

En lo que constituye una extraña parodia del fútbol. Sócrates aceptó en 2004, a los 50 años, gordo y pasado de kilos, un contrato de un mes como entrenador-jugador del club Garforth Town en Yorkshire, de la liga Northern Counties East, el octavo nivel en la escala del fútbol británico. Jugó por única vez el 20 de noviembre los últimos 12 minutos del encuentro contra el Tadcaster Albion. El estadio del equipo, fundado en 1964 en el Pub local Miners Arms y con capacidad para 3.000 personas, tuvo lleno total. “Fue muy alegre y simpático”, dijo Sócrates, que hasta hoy es el jugador más ilustre del club junto al delantero Careca, su compatriota y compañero en la selección mundialista de 1986, que a los 45 años, en 2005, jugó con el club un amistoso contra el Guiseley de la misma liga.

Un brasileño comprometido (Foto: TV Globo)

"Sócrates fue un campeón de la ciudadanía", Dilma Rousseff, presidente de Brasil.

Otro legado de Sócrates también quedó inconcluso. En el momento de su muerte trabajaba en la escritura de un libro de ficción sobre la próxima Copa Mundo 2014 en Brasil. La idea era utilizar como carácteres a extranjeros que vienen al mundial de fútbol y viajan por el país, y mostrar a Brasil como un lugar en el que todo el que llega encuentra el amor.

“El campeonato será pura ficción con una final Brasil contra Argentina que gana Argentina 2-0 con ambos goles anotados por Messi”, dijo Sócrates hablando del libro. Será esta final imaginaria de su libro inconcluso la premonición de un nuevo “maracanazo“?

Mientras tanto, en la última jornada del torneo el Corinthians empató este domingo 0-0 con el Palmeiras y consiguió el quinto campeonato nacional en su centenaria historia en el fútbol brasileño. Previo al encuentro, en las tribunas y la cancha, los hinchas levantaron el brazo derecho en alto con el puño cerrado en homenaje al gran Sócrates, quien no alcanzó a ver la vuelta olímpica en el estadio de Pacaembú. Hacía varias horas estaba en el Olimpo del fútbol.

No creo en que se pueda anticipar el futuro pero si estoy seguro de que Sócrates deja un legado que jamás se perderá; el arte del fútbol excelso, la fuerza de liderazgo, las ideas para una sociedad mejor y el compromiso con mejorarla. Obrigado Doutor!

* Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira, nació en Belém do Pará el 19 de febrero de 1954. Jugó inicialmente como delantero y luego fue mediocampista atacante. Integró 60 veces la selección brasileña e hizo 22 goles. En total, jugó 297 partidos en su carrera e hizo 172 goles. Murió este domingo 4 de diciembre en el hospital Albert Einstein en Sao Paulo, a los 57 años, de una infección intestinal después de una septicemia producida durante una operación en agosto pasado. Integrante del Salón de la fama del fútbol brasileño, es considerado uno de los grandes mediocampistas de la historia y uno de los mejores 100 jugadores mundiales por la revista World Soccer.

“Iceman” calienta la Fórmula Uno

El anunciado regreso a la Fórmula Uno del finlandés Kimi Raikkonen ha despertado todo tipo de comentarios pero lo más importante es que ha convertido desde ahora la temporada 2012 en una de las más interesantes y la primera en la historia que reune a seis campeones.

Dos semanas atrás había dicho que el regreso del casi monosílabico “hombre de hielo” (iceman) era inminente. Descontento después de dos temporadas intrascendentes en el campeonato mundial de rallies y de una carrera de prueba sin pena ni gloria en Nascar, Kimi se decidió a volver al “circo” como líder del rebautizado equipo Lotus-Renault.

Ello significa que la cuarta parte de la grilla del campeonato mundial estará formada por los seis campeones de los últimos 12 años: Michael Schumacher (2000-04), Fernando Alonso (2005-06), Kimi (2007), Lewis Hamilton (2008), Jenson Button (20o9) y Sebastian Vettel (2010-11). Y que cada uno de los cinco primeros equipos en el torneo de constructores tendrá al menos un campeón. Más no se puede pedir!.

Kimi Raikkonen, campeón mundial 2007 (Foto: Citroen WRC)

"Nunca perdí la pasión por la Fórmula Uno": Kimi Raikkonen

Pero entre ellos, el mayor desafío lo tendrá el finlandés, trabajando con un equipo que en el momento no tiene ni los recursos ni el potencial ganador de sus rivales. Renault es hoy una escuadra de mitad de tabla y Kimi tendrá que tener mucha motivación para resistir la falta inicial de resultados.

Algo pasado de kilos y con la necesidad de trabajar a marchar forzadas en la parte física, la re-adaptación a la categoría no le será difícil; lo duro será volver a triunfar. Las lecciones del pasado muestran que pocos ex-campeones han vuelto para triunfar y de hecho sólo el austríaco Niki Lauda y el francés Alain Prost lo consiguieron, mientras que el alemán Michael Schumacher ha sufrido suficiente en dos años con Mercedes sin conseguir siquiera un podio. Otros como Alan Jones, Jacques Villeneuve y Nigel Mansell fracasaron en su vuelta, aunque al británico se le abona una última victoria con Williams en 1994 en Australia, dos años después de su retiro.

El caso de Kimi se parece al de Lauda en tiempos pero no en posibilidades. Niki Lauda se retiró de la F1 al final de la temporada 1979 luego de una desastroza temporada con Brabham. Tenía 30 años y dos títulos mundiales (1975 y 1977) logrados con Ferrari. Volvió dos años después para liderar el relanzamiento de McLaren con el Proyecto-4 de Ron Dennis.

Lauda ganó en su tercera carrera en Long Beach (1982) y después en su tercera temporada con McLaren alcanzó su tercer título mundial (1984), a los 35 años y cinco después de su retito. Pero el austríaco tuvo a su favor una estructura económica poderosa (la tabacalera Philip Morris) y la genialidad del diseñador John Barnard que construyó el primer Fórmula Uno totalmente en fibra de carbono, el MP4 (McLaren Proyecto 4) propulsado por el motor Porsche turbo desarrollado por TAG.

Kimi Raikkonen vuelve a los 32 años, también después de dos de retiro, pero tiene  un panorama muy diferente. Lotus-Renault es un equipo en transición, de nombre, de personal, de capital financiero y de pilotos.

El Lotus-Renault en manos de Bruno Senna (Foto: LAT Photographic)

Cuatro pilotos se pelean el segundo puesto en Lotus-Renault

La escudería no ha inscrito aún su segundo volante debido a la incertidumbre sobre el regreso del polaco Robert Kubica, de quien nadie sabe a ciencia cierta si podrá volver a conducir un Fórmula Uno de forma competitiva trás la serie de operaciones en los músculos de su mano derecha.

Vitaly Petrov, quien es el único piloto de la Fórmula Uno que corre sin recibir salario -un hecho atípico-, podría por ello tener su puesto asegurado. Pero no aporta económicamente a la escudería, lo cual si podría hacer el brasileño Bruno Senna, sobrino del legendario Ayrton. Y como constructor que suministra los motores, Renault quiere un piloto francés y el mejor colocado es Romain Grosjean, el campeón de GP2, la categoría antesala de la F1. Cuatro pilotos tras un puesto.

La fortaleza del equipo es el motor Renault, campeón mundial y uno de los más fiables del campeonato. Kimi puede contar con ello, pero su desempeño dependerá del nuevo auto, del logro aerodinámico, de la estabilidad de la escudería y de los patrocinadores.

El "hombre de hielo" tendrá que trabajar para ganar (Foto: formula1motor.com)

Con un contrato por dos años, Raikkonen puede reconstruir el equipo y disputar victorias en 2013. Pero, será capaz de resistir un año sin pena ni gloria?. Tendrá la disciplina de trabajo que no siempre mostró en McLaren y en Ferrari?.

El finlandés fue uno de los pilotos precoces del “circo” de la F1 y veloz como pocos. Es el tercero en las estadísticas de vueltas más rápidas en carrera (35), pero un gran piloto es más que velocidad. Los grandes como Jim Clark, Jackie Stewart, Niki Lauda, Nelson Piquet, Alain Prost, Ayrton Senna, Michael Schumacher y Fernando Alonso, construyeron el equipo alrededor de ellos, desarrollaron el auto hombro a hombro con los ingenieros.  Por ello son tan valorados, apreciados y respetados. Y en esta materia Kimi no se destacó.

El actual campeón Sebastian Vettel está en ese proceso y para ello cuenta con un aliado imprescindible y sin el cual Red Bull no sería el dominador de la Fórmula Uno; Adrian Newey, el mejor ingeniero de la categoría. En su paso por el mediocre Toro Rosso, equipo con el que obtuvo su primer triunfo, demostró que tiene ese talento.

En Renault, la historia es diferente. Bob Bell, el ingeniero que llevó a Fernando Alonso a los dos títulos mundiales, ahora trabaja en Mercedes, mientras que el diseñador Tim Densham se ha retirado. Renault es una estructura en rediseño y el peso recae hoy en James Allison, ex-ingeniero de Benetton y de Ferrari junto a Rory Byrne (retirado) y Ross Brawn (co-propietario de Mercedes). Pero Allison no es Newey.

Kimi ha dicho que vuelve porque nunca perdió la pasión por la Fórmula Uno y que aparte de la llegada de las llantas Pirelli, poco ha cambiado. “Soy dos años más viejo y fue muy agradable correr en rallies los dos últimos años pero ahora vuelvo a algo que conozco”, dijo el finlandés. Y para callar las críticas afirmó que si no estuviera motivado, no hubiera firmado el contrato para su regreso.

Lo cierto es que un campeón como Kimi Raikkonen llevará más emoción a la Fórmula Uno el año próximo. Los ensayos invernales de re-adaptación y el nuevo auto darán la medida de su verdadero potencial. Que la fiesta comience!.

* Kimi Raikkonen debutó en Fórmula Uno en 2001 con la escudería Sauber en el Gran Premio de Australia. Corrió luego con Mclaren (2002-06) y Ferrari (2007-09), ganando un total de 18 carreras y consiguiendo 16 poles, 35 vueltas más rápidas y 62 podios, en 157 Grandes Premios disputados. Fue campeón mundial con Ferrari en 2007, subcampeón con McLaren en 2003 y 2005 y se retiró de la Fórmula Uno al terminar la temporada 2009.

DOW, napalm, agente naranja, Bhopal y Londres 2012

No lo puedo creer, me repulsa, no lo entiendo y no lo acepto!

Sabía usted que DOW, la compañía química que fabricó el napalm y el agente naranja usado por el ejército de Estados Unidos contra los cultivos y la población civil durante la guerra de Vietnam, es uno de los socios-patrocinadores de los Juegos Olímpicos? Me pregunto si se trata de una pesadilla o de una broma macabra?

Me horroriza esta infame “realidad económica” que permite que un asesino silencioso exculpe sus crímenes con un contrato de publicidad estimado en US$100 millones.  Desde Julio de 2010 y hasta 2020, Dow es uno de los 11 patrocinadores mundiales de los Juegos y la compañía química oficial de los torneos olímpicos. Insoportable!

Cómo es esto posible cuando detrás hay una historia de muerte proporcionalmente similar a la del pesticida Zyklon-B empleado por los nazis en las cámaras de gas de los campos de concentración para exterminar a los judíos en la segunda guerra mundial? Se estima que en la guerra de Vietnam murieron entre dos y cuatro millones de personas y la mitad de ellos eran civiles inocentes. Otros miles fueron afectados y aún siguen sufriendo los efectos tóxicos de la guerra química estadounidense.

Logo oficial del patrocinio de Dow a los Juegos Olímpicos

Un socio infame para los Juegos Olímpicos

Para el presidente de Dow,  Andrew Liveris, la realidad es simple: “los Juegos Olímpicos son un negocio. Es un mercado y una oportunidad de ganancias que nos puede generar US$1.000 millones”. Nada mal cuando la inversión es el 10% de las utilidades.

Les contaré la historia de esta cruel realidad para que ustedes juzguen si debemos aceptar que la química de la muerte patrocine el deporte olímpico. Antes les confieso que este artículo me surge de las entrañas y de mi rechazo a este atropello, a este insulto, a esta burla a la humanidad, que constituye esta asociación insólita entre el olimpismo y sus ideales de juego limpio y honesto con una empresa que ha sembrado horror y tragedia y tiene un documentado record de producción de agentes mortales y de accidentes medioambientales.

Dow es una corporación multinacional especializada en diversos sectores, desde la fabricación de plásticos industriales, armas químicas, pesticidas, herbicidas, fertilizantes, hasta la producción de implantes mamarios en silicona o el manejo de desechos radioactivos. Muy bien relacionada con las altas esferas del gobierno estadounidense, ha conseguido esquivar con relativa suerte las culpas en una trayectoria que ha estado permanentemente ligada a los desastres industriales y a la muerte.

Ha sido multada por dispersar partículas radiactivas de plutonio en la atmósfera, por la producción defectuosa y la ruptura de implantes de seno, por la producción del fumigante Nemagón utilizado en las plantaciones de banano de latinoamérica que dejó centenares de trabajadores estériles, por la contaminación con el fumigante de jardinería Dursban, y por la destrucción de cosechas de vegetales en Gran Bretaña con el pesticida Aminopyralid, entre otros procesos legales.

Bombardeo con napalm en 1972 en Trang Bang, Vietnam. (Foto: globalsecurity.org)

EE.UU compensó a sus soldados afectados pero no a las víctimas vietnamitas

Pero Dow jamás fue multada por la producción del Napalm o del agente naranja para la guerra de Vietnam, que la compañía adelantó entre 1965 y 1969, a pesar de las protestas nacionales e internacionales, argumentando que era un “tema de principios y la primera obligación era nuestro gobierno”. En 2005 una última demanda de las víctimas vietnamitas para reparación por los efectos en la salud y las malformaciones causadas por el uso de los químicos, fue rechaza por una corte de Nueva York. Sin embargo, los veteranos de guerra estadounidenses afectados por los mismos síntomas, si  han sido compensados.

Esta doble moral es la regla de Dow, que cuarenta años después de haber ocurrido la fuga de desechos radioactivos en la planta de armas nucleares de Rocky Flats en Denver, Colorado (1969) y luego de una batalla legal de 20 años, se negó a aceptar en 2010 la sentencia de indemnización por US$ 518 millones a 12.000 pobladores que fueron afectados por el mal manejo de los residuos y la ocultación del accidente.

En Julio de 2010, después de la condena legal en EE.UU y de otra en India por la catástrofe en 1984 en Bhopal, de su subsidiaria Union Carbide, Dow firmó un acuerdo con el Comité Olímpico Internacional (COI), para ser patrocinador principal de los juegos hasta 2020, junto a reconocidas compañías como Samsung, Visa, Panasonic, Omega y General Electric.

Estadio olímpico de Londres 2012 (Foto: Martin Morris)

Entre otras preferencias, tiene el derecho de “vestir” exteriormente el nuevo estadio olímpico de Londres, que fue terminado un año antes de la inauguración del evento el 27 de julio próximo y que desde enero iniciará las campañas de promoción visual de los Juegos 2012.

Según el presidente del COI, Jacques Rogge, dado que es una de las compañías líderes de la industria química mundial y “un innovador en la sostenibilidad, Dow no solamente proveerá apoyo financiero al movimiento olímpico sino que ofrecerá su liderazgo industrial y experiencia a los juegos” (?!).

A que clase experiencia se referiría el presidente del COI?. Lo cierto es que en Vietnam millones de personas han sufrido múltiples enfermedades y defectos genéticos como resultado del empleo de los agentes químicos de Dow, mientras que en India, otros miles de personas siguen reclamando infructuosamente compensación por razones similares y la desmantelación de la abandonada planta de pesticidas de Bhopal, donde se produjo la que es hasta hoy la mayor catástrofe industrial moderna.

En la noche del 3 al 4 de diciembre de 1984, los residentes vecinos de la planta de pesticidas de Union Carbide en Bhopal, se despertaron ahogados, tosiendo, con la garganta quemada, los pulmones ardiendo y vomitando.

La nube mortal envolvió a Bhopal (Foto: srai.org)

Al día siguiente se descubrió la magnitud de la tragedia; mas de 2.200 personas murieron casi inmediatamente y la cifra creció a casi 4.000, cuando una nube de gas tóxico originada al escaparse 42 toneladas del compuesto metil isocianato del tanque 610 de la planta, cubrió un área poblada por medio millón de personas.

Las cifras oficiales señalan que otras 3.000 personas murieron en las semanas siguientes, que 8.000 han fallecido desde entonces por enfermedades relacionadas con la contaminación, que 550.000 fueron afectadas, 38.000 sufrieron problemas temporales y cerca de 3.900 padecieron heridas severas y pemanentes. Hoy se considera que más de 100.000 personas necesitan atención médica porque el impacto de los tóxicos y la exposición a los gases se ha transmitido a los hijos.

Centenares de mujeres y niños murieron en Bhopal (Foto: indiatoday.in)

Union Carbide, mundialmente conocida por la fabricación de linternas y baterías Eveready y Energizer, era propietaria en un 51% de la planta y el gobierno indio del Estado de Madhya Pradesh del resto. La compañía llegó a un acuerdo de compensación con el gobierno indio en 1989 por US$ 470 millones y cada sobreviviente recibió 25.000 rupias (US$480 de hoy) mientras que por cada fallecido se pagaron 62.000 rupias, es decir US$ 1.280.

Pero Union Carbide abandonó la planta sin haberla limpiado y retirado los tóxicos y se estima que desde entonces 15.000 personas han muerto debido a complicaciones generadas por los químicos vaciados en las aguas subterráneas y la exposición y consumo por la población de estas aguas contaminadas.

Un tribunal de compensación estableció que más de medio millón de personas en Bhopal sufren algún tipo de trauma debido a la tragedia industrial. En comparación, en Chernobyl murieron inmediatamente 57 personas y posteriormente debido a formas de cáncer otras 4.000 de una población similar a la de Bhopal que estuvo expuesta a la radiación liberada por la planta nuclear.

Los resultados de la negligencia en Bhopal son visibles e infames. Documentos internos hechos públicos después de numerosas batallas legales, demuestran que Union Carbide conocía la toxicidad de los productos y la contaminación que estaba causando, y además escondió el hecho de que al construir la planta empleó tecnologías sin probar previamente.

Aún mas grave, luego del desastre, el presidente de la compañía, Warren Anderson, afirmó que el sitio fue limpiado y negó que hubiera contaminación alrededor de la planta que pudiera afectar a los pobladores. Pero cinco años después de la tragedia, un test de las aguas reveló que el envenenamiento era tan alto que causó la muerte de los peces del área. En la planta abandonada quedan aún 340 toneladas de desechos tóxicos.

Adil (izq.) y Shanu, dos sobrevivientes de Bhopal (Foto: indianmuslimobserver.com)

Y luego fueron los nacimientos de niños con deformaciones que demostraron la mentira. En 1994, diez años después de la tragedia, Union Carbide vendió sus acciones a la empresa McLeod Russel (India) Limited y cambió el nombre a Eveready Industries India, que fue luego comprada por Dow Chemical en 2001.

Dow Chemical se niega a aceptar responsabilidad por el desastre causado por Union Carbide en Bhopal y afirma que se cumplió con las compensaciones económicas ordenadas por las cortes indias, incluyendo la construcción de un hospital para dar atención gratuita a los supervivientes. De hecho, en junio de 2010, siete ex-directivos indios de Union Carbide en la planta de Bhopal, fueron juzgados culpables de muerte por negligencia, multados con US$2.000 y condenados a 2 años de prisión. Pero luego fueron liberados bajo fianza.

Entre tanto el expresidente Warren Anderson, quien enfrenta un juicio por homicidio culposo ante las cortes en India, ha conseguido hasta hoy evadir una orden internacional de captura y Estados Unidos se niega a colaborar en su extradición para que sea juzgado por la catástrofe química que causó la muerte de cerca de 15.00o personas.

Warren Anderson, fugitivo de la justicia india y ex-presidente de Union Carbide (Foto: greenpeace.org)

Buscado por la justicia India

De ser encontrado culpable podría ser condenado a 10 años de cárcel. Pero Anderson vive hoy retirado, repartiendo su tiempo entre Long Island y Florida, donde disfruta tranquilamente jugando golf. Y a propósito, desde 2008 es la compañía química patrocinadora oficial del torneo profesional de golf PGA TOUR.

Insólito!.

Mientras tanto las víctimas del desastre de Bhopal, las que aún viven, continúan luchando con problemas de salud que van desde afecciones respiratorias crónicas, defectos de visión, malformaciones musculares y óseas, incremento de casos de cáncer y defectos de nacimiento, en un medio ambiente todavía contaminado por los desechos de la planta de Union Carbide.

Para colmo de la verguenza, amparándose en que se trata de un secreto industrial, Union Carbide nunca reveló la composición del gas que mató a miles de personas en Bhopal, ni la forma de limpiar los residuos que aún están almacenados en las instalaciones tras 27 años.

El tema es de actualidad y lo será más en los próximos días porque un grupo de 21 atletas olímpicos de India y Shivraj Singh Chauhan, el Jefe del gobierno de Madhya Pradesh (donde está Bhopal), han pedido en una carta oficial al Ministro de Deportes que India haga un Boicot a los juegos y se niegue a participar si Dow hace la envoltura de textil del estadio. La respuesta de las autoridades deportivas indias se debe conocer el 5 de diciembre.

No está claro si Dow tiene derecho a hacer publicidad en la serie de 336 paneles que formarán la gigantesca capa del estadio olímpico y cuyo costo se acerca a los US$ 11 millones. Según un portavoz de los Juegos, está estrictamente prohibido realizar publicidad alguna durante los juegos. La capa de paneles se piensa inaugurar en enero de 2012.

La cobertura física del estadio olímpico no es lo más importante. Lo que hay que preguntarse son los criterios éticos que tiene en cuenta el Comité Olímpico Internacional para elegir a un patrocinador mundial. Cómo los escoge?. Porque se acerca mucho a la inmoralidad el aceptar como socio de prestigio a una empresa química con antecedentes tan difusos y lejanos del ideal deportivo olímpico de juego limpio y competencia honesta. O es sólo el dinero lo que importa…?

Logotipo de la campaña para retirar a Dow del patrocinio de los Juegos Olímpicos de Londres

Mejor haría la multinacional en invertir la publicidad que ha decidido consagrar a los Juegos, en limpiar la planta de Bhopal, compensar adecuadamente a las víctimas y comprometerse en el respeto del planeta.

Si usted quiere unirse a esta causa moral contra el patrocinio de Dow a los juegos olímpicos, lo invito a que como yo, firme la petición de Change.org y contribuya así a la justicia con las víctimas de Bhopal.

El litigio no está resuelto y las voces de protesta apenas se despiertan. El año próximo se presentará oficialmente la película cinematográfica “A Prayer For Rain” (Una oración por la lluvia), del director indio Ravi Kumar sobre la tragedia de Bhopal, en la que el actor Martin Sheen, conocido por su activismo político, encarna a Warren Anderson. Sheen no guarda simpatía alguna por el expresidente de Union Carbide y participó en el filme por su compromiso con la causa de los damnificados de Bhopal.

Queda cruzar los dedos y esperar que no se produzca una de esas misteriosas casualidades de las multinacionales de la industria mundial, y Warren Anderson no aparezca en un palco del estadio olímpico como uno de los invitados especiales de Dow Chemical a la inauguración de los Juegos de Londres. Bastante sufrimiento ha dejado ya la pesadilla de Bhopal.

* DOW Chemical es una corporación multinacional estadounidense con sede en Midland (Michigan) que factura ingresos anuales superiores a los US$ 53.600 millones y utilidades por US$ 2.300. Es considerada la segunda compañía química del mundo. Especializada en plásticos, productos agrícolas y químicos, fertilizantes, pesticidas y productos y servicios para armamentos, opera en 175 países del mundo.

Decanter Fine Wine Encounter: 15 años de éxito

Es uno de los mejores eventos vinícolas internacionales y una cita obligada que reune anualmente en Londres a un centenar de bodegas y productores de todo el mundo y pone al público consumidor en contacto con sus vinos.

Logotipo del encuentro vinícola de Decanter

Se realiza en noviembre, ocupa un fin de semana del calendario y este domingo 20 ha celebrado exitosamente sus primeros 15 años con la asistencia de casi dos mil aficionados al vino y personalidades y profesionales del sector. Es el encuentro de la prestigiosa revista vinícola británica Decanter, al que asisto sin falta desde 2003.

La directora editorial y alma del evento, Sarah Kemp, me dijo que del año 1996 a hoy ha conseguido gran prestigio gracias a la respuesta de los productores alrededor del mundo que son atraídos por el encuentro vinícola. “Cuando comenzamos participaban bodegas tradicionales pero hoy tenemos los mejores productores de Burdeos, Grecia,  Australia, Suráfrica, Estados Unidos, que representan realmente la revolución cualitativa de los últimos 15 años y muestran sus vinos al público en Londres”.

Además de la posibilidad de catar durante dos días los vinos de un centenar de productores (más de 600 en total), el evento ofrece también seis “Masterclass” (Clases magistrales) de hora y media de duración, en las que los más importantes productores mundiales presentan y comentan sus vinos -un mínimo de 10- para un público selecto que ha adquirido previamente los tiquetes. Cada día hay tres clases y para la mayoría de ellas normalmente las entradas se agotan desde meses antes, cuando se anuncian los “profesores”.

Lleno completo en una de las Masterclass de Decanter (Foto: rincondecata.com)

Los más importantes châteaux bordeleses, productores italianos, estadounidenses, españoles y australianos, han desfilado con sus vinos en los pasados tres lustros. Pero sin duda la más emocionante y fantástica de las Masterclass fue la realizada en noviembre del año anterior con los vinos de los cinco Primeros Grandes Crus Classés de Burdeos en 1855 y sus directores; en la misma sala los châteaux Lafite, Mouton Rothschild, Latour, Margaux y Haut Brion!. Fue la primera vez que se realizó esta presentación en Londres y la segunda en la historia.

Este año las estrellas fueron la casa de Champaña Krug, los vinos californianos Monte Bello -Ridge Vineyard- desde 1978 hasta 2008, los vinos de los dominios Lafite incluyendo las añadas 2003, 1995 y 1989 de Château Lafite, la cata vertical (2000 a 2009) del primer Cru Classé de Saint Emilion Château Canon, los vinos de Château Pichon Longueville Comtesse de Lalande entre 1975 y 2007, y la presentación conjunta de los vinos italianos de Sassicaia y Ornellaia, los llamados Super-Toscanos, con sus añadas 1998, 2000, 2004 y 2008.

El Marqués Nicolò Incisa Della Rocchetta (Foto: rincondecata.com)

El Marqués Nicolò Incisa Della Rocchetta, propietario de Sassicaia, es un hombre sencillo que afirma sentirse honrado y comprometido porque su vino es considerado uno de los mejores del mundo y rival de los grandes de Burdeos. De hecho es un corte tipo bordelés con 15% de Cabernet Franc y su base es un 85% de Cabernet Sauvignon de cepas originarias de Château Lafite. ”Cuando mi padre comenzó a producir el vino nunca imaginó que pudiera llegar a ser tan famoso. Hoy es una gran satisfacción y nos hemos dado cuenta de que iniciamos una revolución en la calidad del vino italiano y hoy tiene un primer lugar en el mundo. No digo como algunos, que hayamos superado a los vinos franceses, pero si que seguimos su camino”.

Sassicaia es el único vino italiano que tiene una denominación de origen propia, la DOC Bolgheri, que le fue otorgada a finales del siglo pasado. En ese sentido es como las AOC francesas Romanée-Conti, Clos de Tart y Château-Grillet, o en España la DO de Pago Dominio de Valdepusa, que pertenece a otro Marqués; Carlos Falcó, Marqués de Griñón.

El Decanter Fine Wine Encounter creció aún más en 2011, con la presentación por primera vez de cinco Discovery Theatres (Teatros de descubrimiento), que son similares a los Masterclass pero más cortos -45 minutos- y presentando únicamente 6 vinos.

Sarah Kemp señala que “cada aspecto de la producción de un vino de calidad se explora -en el encuentro- en un fin de semana y es una excelente oportunidad para los lectores de la revista y amantes del vino, de probar vinos del todo el mundo y conocer directamente a sus creadores. Es muy interesante para ellos”.

Joel Peterson y el Zinfandel de viñas centenarias de Ravenswood (Foto: rincondecata.com)

Mágico Zinfandel centenario

Y para mi como catador profesional que sigue la actualidad del vino mundial, también es una oportunidad excepcional para descubrir nuevos vinos, encontrar a los productores y personalidades, cotejar conceptos, comprobar la evolución cualitativa de un buen número de bodegas y seguirme sorprendiendo con este maravilloso mundo.

Revisando mis apuntes de los dos días, alcancé a catar (con notas y calificación) 173 vinos, cerca de la cuarta parte de los presentados. La selección final de mis mejores no ha sido fácil pero al final del artículo enumero los vinos que por su estructura, calidad, potencialidad, y emoción, quiero compartir con mis lectores e invitarlos a que busquen la oportunidad de probarlos.

Coincidí con Steven Spurrier y Oz Clarke en varias ocasiones, al igual que con el décano y maestro de los catadores, Michael Broadbent, el creador del sistema de evaluación sobre 20 puntos, director del departamento de vinos de la casa de subastas Christie’s y poseedor de un fichero con los datos de más de 50.000 vinos catados durante más de medio siglo.

El evento de Decanter es uno de los tres más importantes del mundo  junto al que la revista estadounidense Wine Spectator realiza en octubre en Estados Unidos (The New York Wine Experience) y el Salón que desde hace cinco años organiza la Revue du Vin de France en Paris (mayo) y desde hace dos en Bruselas y Pekin, a principios y a finales de noviembre, respectivamente.

Durante los dos días la respuesta del público en Londres fue masiva, hasta el punto que hubo momentos en que era difícil circular por los dos grandes salones del Hotel Landmark -sede del evento-en que estaban organizados los stands. Por ello, ampliar la participación de expositores no está contemplado en un fúturo cercano.

Stefano Chiarlo ofrece el famoso Barolo Cerequio (Foto: rincondecata.com)

“Me gusta el hecho de que sean 100 productores y creo que es un elemento de calidad, una selección. No veo factible visitar más de 100 productores en un día o en el fin de semana, entonces ciertamente que podemos ser más grandes pero no creo que seamos mejores”, me explicó Sarah Kemp, directora editorial de Decanter.

De hecho la revista alterna anualmente otros eventos similares, pero en un sólo día: Vinos de Burdeos, Vinos de España, Vinos de Italia, Vinos del Nuevo Mundo y en vista de su posición en el mercado mundial y en el británico en particular, en el fúturo próximo se piensa realizar una jornada para Vinos de Chile y de Argentina. “Es inevitable por su importancia, pero hace 15 años no se podía imaginar el crecimiento de estos países”, puntualizó.

La gran conclusión que obtengo del evento de Decanter y de otros del mismo tipo, es que si se quiere educar y fomentar el sano consumo de vino, ciertamente que este es uno de los instrumentos más importantes para ello, para acercar el vino al comprador, ampliar su horizonte y deleitar su paladar.

* Entre los vinos catados en el Decanter Fine Wine Encounter, estos son mis preferidos, los que me emocionaron y me dieron placer al paladar. Los he organizado por países o denominación de origen para facilitar su lectura:

ARGENTINA: Nicolas Catena Zapata 2007 (60% Cab.sauvignon+40% Malbec), pleno de fruta negra compotada en perfecta integración de la madera, taninos elegantes, final largo y persistente.

AUSTRALIA: Penfolds Bin 389, 2008 (60% Cab.sauvignon+40% Shiraz), el “baby Grange”, floral y afrutado, intenso, perfumado, especiado con notas de frambuesa, moras y vainilla, y un largo final en notas minerales suaves.

AUSTRIA: Laurenz V Malteser Ritterorden Blickenberg Spatlese 1979, un vino blanco de leyenda, único, muy evolucionado, con depósito, notas de crema y petróleo suave, tonos de limón dulce y algunas notas ajerezadas, un vino para apreciar con respeto por sus 32 años y haber conservado la elegancia y algo de su estructura original. Un Gruner Veltliner de antología. Esterházy Follig Blaufrankisch 2009, aromático y flopral, violetas y frutos rojos, cassis, mermelada de frutos negros, redondo y especiado en boca, complejo, elegante con un final mineral y ligeramente tánico, necesita guarda .

CHILE: Altair 2006 ( 72% Cab.sauvignon+ 16% Carmenere y Syrah), excelente concentración de fruta negra, ciruela pasa, especiado, complejo y largo en boca con final intenso y ligeramente tánico. Vertice 2007 de Viña Ventisquero (50% Carmenere+50%Syrah), fruta roja, especiado y mineral, con final intenso y largo de fruta en compota.

GRECIA: Argyros Estate Oak-Fermented 2010 (Assyrtiko 100%), aromático con excelente acidez, notas de lima y mandarina con tonos suaves de tostados, intenso y redondo en boca, un gran blanco de guarda. Avatón 2006, Domaine Gerovassiliou (Mavroudi, Mavrotragano y Limnio) moras, fruta cocida, especiado, con notas de moka y torrefactos, elegante final, un griego de pura cepa.

ESTADOS UNIDOS: Ravenswood Teldeschi Vineyard Zinfandel 2008: excelente fruta -ciruelas y cerezas-, aromático y redondo, con notas de frambuesa y vainilla suave, elegante, persistente, final largo y especiado con tonos de pimienta blanca y eucalipto. Excelente vino, un Zinfandel de leyenda producido de viñas centenarias en Sonoma.

ESPAÑA: Prado Enea Gran Reserva 2004 de Bodegas Muga en Magnum (80% Tempranillo+20% Garnacha, Mazuelo y Graciano), fruta roja, ciruelas, densidad media, elegante, fresco y especiado, con final en notas de moras y ciruelas, persistente y perfumado. Gran vino para guarda media y disfrutar su equilibrio y armonía. Pazo Barrantes 2010 Albariño de Bodegas Marqués de Murrieta, floral y afrutado, papaya verde y piña ácida, frescor en boca con notas dulces suaves y cítricos. Muy interesante.

ITALIA: La Court, Nizza, Barbera d’Asti Superiore 2007, excelente vino en un excelente añada, notas de fruta roja y café arábiga, en boca redondo y fresco, largo y persistente, táninos elegantes y final ligeramente mineral y afrutado. Michele Chiarlo es especialista del Barolo, pero este Barbera producto de viñas de 40 años bien vale 92-93 puntos y una guarda media. Será ideal en 3 años.

CHAMPAÑA: Philipponnat Clos des Goisses 2001, excelente burbuja fina, notas de levadura y almendras, con boca redonda y compleja de frutos cítricos, miel, cera de abeja y tostatos, con un final inmensamente refrescante. Excelente cuvée para una gran celebración.

VALLE DEL RODANO: Hermitage blanco Chante-Alouette 2007 de Chapoutier (100% Marsanne), vino complejo, floral y afrutado -piña y mango verde- fresco y elegante, con notas de miel y un final mineral suave, largo y seco, que denota falta de guarda. Será excelente en cinco años. Chateauneuf du Pape Reserve Rouge 2010 de Château Fortia (80% Syrah+20% Grenache), muestra de barril que muestra la excelencia de la añada, cassis, frutos rojos y notas de tierra y granito, complejo y persistente con tonos de moka y café arábiga, final mentolado con frutos rojos, taninos elegantes. Será una maravilla en 2020.

ALSACIA: Gewurztraminer Grand Cru Kessler 2005, Domaines Schlumberger, un vino complejo pero fresco e intenso a la vez, con notas de maracuyá y piña, largo en boca y final con notas minerales suaves. Hay que darle aún tiempo y ganará en complejidad.

PESSAC LEOGNAN: Croix de Carbonnieux Rouge 2009 (60% Cab.Sauvignon+40% Merlot), segundo vino de Château Carbonnieux (tinto), excelente fruta, ciruelas negras y frambuesa, en boca notas de moka, café suave, mineral, increiblemente fresco y especiado. Una muy buena botella que anticipa un primer vino maravilloso en una añada excepcional.

SAINT EMILION GRAND CRUS y CRUS CLASSES (Châteaux):  Canon 2007, La Dominique 2008, Laroque 2001, Faugères 2008, Peby Faugères 2008, Corbin 2006 y 2009, Le Prieure 2008, Chauvin 2007 y 2009, Laroze 2005 y 2009, La Dominique 2008.

POMEROL: Los châteaux de la asociación Pomerol Séduction (La Conseillante 2008 y 2009, Clinet 2008 y 2009, Vieux-Mallet 2008, Rouget 2008, Gazin 2006, Mazeyres 2006), y Fayat 2009.

LALANDE DE POMEROL: Château de Chambrun 2008, vino elegante y voluptuoso, complejo de fruta negra y moras, intenso en nariz, elegante y redondo en boca con táninos sedosos, un excelente vino 100% Merlot con mejor nivel que muchos vinos de Pomerol.

MEDOC: Goulée 2008 de Cos d’Estournel, vino complejo e intenso, en nariz notas tostadas y frutos negros, en boca es opulento en fruta y los táninos están muy presentes, final ligeramente mineral y astringente, necesita tiempo para redondear pero será un gran vno en 5 años.

HAUT MEDOC: Château Cantemerle 2009, vino complejo e intenso en nariz con fruta negra, ciruelas y moras, en boca es elegante con notas tostadas suaves, fruta macerada y confitada, gran cuerpo y estructura, se muestra redondo y apenas empieza su camino. Vino que demuestra los randes progresos de Cantemerle. Château Sociando Mallet 2005, vino oscuro, intenso, perfumado, notas de violeta, ciruelas negras, en boca es fresco y balsámico, redondo, con mucha fruta y tostados, termina algo áspero pero le falta redondear, un gran vino de Jean Gautreau en una añada inolvidable y destinado a una guarda de al menos 5 años. Château Clément-Pichon 2008, vino especiado, notas ahumadas, tostados de café, fruta roja, cerezas y ciruelas, táninos amables, vino moderno y elegante.

MARGAUX: Château d’Issan 2004, color granate oscuro, intenso en nariz con notas de fruta roja, moras y frambuesas, violetas, en boca despliega notas balsámicas, es complejo y algo herbal, con gran estructura, persistencia, notas de café y cacao y té verde. Uno de los mejores vinos d’Issan.

PAUILLAC: Château Clerc Milon 2005, excelente, compota de fruta roja, ciruelas y cassis, en boca fresco, especiado, elegante y complejo con notas de eucalipto y menta, vainilla y cacao, termina en torrefactos muy suaves, gran balance y estructura que permitirá otros 15 años de guarda.

SAINT ESTEPHE: Cos d’Estournel 2008, intenso, fruta negra compotada, concentrado, marcado por la madera pero es un vino muy jóven y tánico que necesita al menos 5 años para integrarse. Château Phelan Ségur 2001, uno de los mejores vinos del evento, gran concentración y elegancia, intenso en fruta negra, pasas y ciruelas, pimienta blanca, redondo en boca, con notas balsámicas de menta y eucalipto, excelente Cabernet Sauvignon en un momento ideal a diez años de la cosecha.

SAUTERNES-BARSAC: Château Coutet 1998, excelente vino, con aromas de fruta tropical, papaya y mango, en boca notas de miel y cera de abejas con aromas de nueces tostadas, complejo y balanceado, termina en aromas de vainillas y almendras suaves. Delicioso.

Hospices de Beaune y la gran subasta de Borgoña

Es la subasta de vinos más famosa y antigua del mundo y se realiza este fin de semana. La venta será el domingo a las 2.30pm hora de Beaune, la capital de la región vinícola de Borgoña, y para la puja habrán 761 pièces -barriles bourguiñones de 228 litros- provenientes de 45 cuvées distintas de Pinot Noir y de Chardonnay.

Se trata de la edición 151 de la subasta del Hospices de Beaune (Hospicio, Hospital de caridad de Beaune); evento que se desarrolla desde 1859 y que cada tercer fin de semana de noviembre es una fiesta que va del sábado al lunes y convoca a personalidades y compradores provenientes del mundo entero bajo el signo de la generosidad, porque los vinos alcanzan precios usualmente muy por encima de su valor comercial en el mercado. Sin embargo, son indicadores de una tendencia para la añada.

En esta ocasión el catálogo de 2011 tiene en venta barriles de 32 cuvées de vinos tintos y 13 de blancos. Cada cuvée corresponde a un vino salido de una o de varias parcelas dentro de las 60 hectáreas de propiedad del Hospicio, las cuales supervisa atentamente desde hace más de 20 años el director técnico Roland Masse.

Patio central del Hospices de Beaune (Foto: rincondecata.com)

El Hospicio de caridad se fundó en 1443. Hoy es un museo visitado por medio millón de personas al año.

Roland, con quien estuvimos catando a finales de agosto en el concurso internacional Mondial du Pinot Noir en Suiza, ha señalado que la añada 2011 “fue un éxito en los vinos blancos gracias a la tipicidad del Chardonnay, mientras que los tintos son refinados y elegantes pero más heterógeneos, destacándose los de la Côte de Nuits“.

Los vinos en venta pertenecen a una Denominación de origen (AOC) como Corton Grand Cru o Beaune 1er Cru, y los nombres de las cuvées están relacionadas con personajes importantes en la historia del Hospicio o un benefactor que legó los terrenos o los viñedos.

Algunas de las cuvées más apreciadas son el Beaune 1er Cru Dames Hospitalières -en homenaje a las religiosas que se ocupaban de los enfermos desde 1443-, el Beaune 1er Cru Nicolas Rolin -fundador del Hospicio-, el Pommard 1er Cru Dames de la Charité, el Corton Grand Cru Charlotte Dumay y la llamada Pièce du Président que corresponde al Corton Clos du Roi Grand Cru, Cuvée Baronne du Baÿ. Como hecho curioso, este año por primera vez la Pièce du Président será un barril de 460 litros que corresponde a dos piéces bourguiñonas.

Cada una de las 45 cuvées en venta en la subasta se divide en series de varios barriles iguales y un comprador puede decidir si compra un único barril o hace uso del derecho de multiplicación que le permite adquirir, al precio de adjudicación, todos los demás de la serie.

Vinos del Hospices de Beaune (Foto: rincondecata.com)

Con el producto de la subasta se financia cada año la compra de equipos de atención de salud, el Instituto de formación de enfermeras, el ancianato de Beaune, la mejora de la infraestructua y la conservación de los monumentos históricos como el Hôtel-Dieu de Beaune (el edificio del Hospicio), y campañas u organizaciones que velan por los enfermos, siguiendo el legado de la Orden de las Hermanas de la Caridad que atendían a los desamparados.

En esta ocasión, parte de los beneficios irán a las asociaciones  Mécénat Cirugía cardíaca, que opera a niños con malformaciones del corazón y a France Alzheimer, que se encarga de informar y sensibilizar la opinión pública sobre esta enfermedad.

La subasta 2011 tendrá a la venta 761 barriles (de ellos 618 de vino tinto) mientras que el año anterior se vendieron 643 en total. El aumento es importante y en el caso de los vinos blancos, de los cuales habrá 143 barriles para la puja, significa un 43%; casi el doble.

El record de ventas se consiguió en 2009 cuando la subasta recaudó 5 millones de euros y se vendieron 799 barriles, un 40% de ellos en ofertas vía telefónica, fax y por internet. Luego de la crianza, entre 12 y 18 meses después de la venta -hacia abril de 2013- se embotella el vino. Normalmente, de un barril salen 288 botellas de 750ml, es decir 24 cajas de 12 botellas, pero el comprador puede escoger botellas Magnum (1.5 litros) o grandes formatos.

Aunque indudablemente la subasta es el momento cumbre del evento, las actividades son múltiples y van desde espectáculos callejeros y degustaciones (catas) gratuitas, hasta cenas de gala organizadas por las cofradías de Borgoña y prestigiosas catas ofrecidas por los grandes dominios vinícolas, los productores y los negociantes de Beaune.

El emblema del Hospices de Beaune (Foto: rincondecata.com)

El fin de semana se conoce como “Los tres gloriosos” porque cada día tiene un evento cumbre. El sábado en la noche en el famoso Château de Clos de Vougeot, es la reunión y cena de la insigne Confrérie des Chevaliers du Tastevin (Cofradía de los caballeros de Tastevin), que desde 1934 defiende y promueve en el mundo el vino de Borgoña.

El domingo a las 2.30pm comienza la subasta de vinos del Hospices de Beaune dentro de las históricas instalaciones del Hospicio, y el lunes las festividades dedicadas al vino y a Borgoña, culminan con el célebre almuerzo “Paulée de Meursault” que festeja el fin de la cosecha y se realiza en el Château de Meursault con la asistencia de productores, enólogos, trabajadores de la viña e invitados.

Para profesionales y amantes del vino, este fin de semana en Borgoña será, como siempre, histórico e inolvidable.

* La subasta del Hospices de Beaune la organiza desde 2005  la importante casa Christie’s de Londres, la empresa de subastas mas antigua del mundo (1766).

Loeb, campeón de todos los terrenos

Sebastian Loeb es probablemente el piloto más completo de la historia del automovilismo y si valoramos suficientemente su palmarés, también podría ser considerado el más grande.

Ambas afirmaciones se prestan a largos análisis y discusiones, pero lo cierto es que ocho títulos mundiales de rallies consecutivos, 77 victorias y una dominación que parece no terminar, es una ilustre carta de presentación; la de un gran piloto y campeón que merece toda la admiración y se ha ganado un lugar en el panteón de los grandes.

Sebastian Loeb se coronó el domingo anterior en el Rally de Gales, campeón mundial (WRC)* por octava ocasión consecutiva. Es cierto que el único que podía impedir su título, el finlandés Mikko Hirvonen, había abandonado el primer día del evento y que su máximo rival este año, el también francés y compañero de equipo en Citroen, Sebastian Ogier, ya no tenía opción de alcanzarlo. Pero no se puede dejar pasar su logro, en la disciplina más difícil del automovilismo mundial.

Sebastian Loeb, 8 veces campeón mundial de Rallies (Foto: Citroen WRC)

Loeb quebró la dominación escandinava en los rallies

El piloto de rallies es probablemente el más completo, enfrenta todo tipo de terrenos y de situaciones imprevisibles y está expuesto constantemente a múltiples variables. Depende de su habilidad de conducción, del copiloto que le orienta con las señales de la ruta, de un auto mecánicamente confiable y de un apoyo técnico de primer nivel.

Y Sebastian Loeb ha contado con todo ello a su favor, al estilo de la época dorada de Michael Schumacher en Ferrari durante la que el alemán consiguió cinco títulos en línea y 72 victorias en Grandes Premios. “Schumi” dijo alguna vez antes de su regreso inesperado a la F1 que le gustaría correr en rallies porque la consideraba la categoría más difícil.

A juzgar por los pobres resultados y la difícil adaptación -con múltiples accidentes- que ha tenido en la categoría otro campeón mundial de Fórmula Uno, el finlandes Kimi Raikkonen, tiene razón Schumacher. No olvidemos que Kimi integra el equipo junior de Citroen, el campeón mundial. Desmotivado en los rallies -o demasiado exigentes para él- el finlandés contempla hoy su vuelta a la Fórmula Uno.

En todo sentido, Sebastian Loeb es un fuera de serie. El francés ha ganado más rallies (77) que ningún otro piloto en la historia del campeonato mundial, tiene el record de victorias en línea y en una temporada, el record de podios consecutivos y sus ocho títulos mundiales significan casi la cuarta parte de las coronas repartidas. Pero además, Loeb quebró la dominación escandinava de finlandeses, suecos y noruegos venciéndolos incluso en su propio terreno; en el hielo. Es el único piloto no “vikingo” que ha ganado el Rally de Suecia y de los pocos que ha vencido en el de Finlandia (Los Mil Lagos).

De los 35 campeonatos mundiales disputados, los vikingos han ganado 17, casi la mitad, y Sebastian Loeb 8, es decir el 23%. El dominio del piloto francés está asociado al de la escudería oficial Citroen y a su co-piloto, el monegasco Daniel Elena, que lo acompaña desde 1998. Juntos han ganado cinco veces el famoso e histórico Rally de Montecarlo.

A título de estadística comparativa, los 8 títulos de Loeb son los mismos sumados de los grandes pilotos finlandeses Juha Kankkunen y Tommi Makinen (4 cada uno). Loeb-Elena-Citroen constituye la asociacion más victoriosa, con ocho títulos consecutivos de pilotos (2004-2011) y siete de constructores. De hecho gracias a su escudería oficial, Citroen vive su época dorada y sólo la cas italiana Lancia -hoy ausente de los rallies- tiene más títulos, 10.

Loeb ha dicho que tiene la ambición de continuar porque no ha perdido el placer de conducir en rallies. El francés quiere conseguir diez títulos mundiales y su meta se antoja muy factible. Después que hará?. Tal vez una reconversión en prototipos y volver a las pistas a intentar la victoria en las 24 Horas de Le Mans en las que terminó segundo en 2006.

Sebastian Loeb, piloto total y otra gran personalidad del deporte, tiene la habilidad y la capacidad para lograrlo.

* WRC (World Rally Championship):  Campeonato mundial de rallies organizado por la Federación Internacional de Automóvilismo (FIA) desde 1973 para constructores y desde 1977 para pilotos.

El último combate de “Smokin’ Joe”

El ex-campeón  mundial de boxeo peso pesado, Joseph William “Joe” Frazier murió peleando contra un cáncer de hígado en la ciudad en que nací: Philadelphia.

Joe Frazier fue el primer boxeador y uno de los pocos que derrotó al legendario y gran rival, Muhammad Ali, hace exactamente 40 años. Ambos se enfrentaron en tres ocasiones y sus peleas dieron brillo a la historia del boxeo.

“El mundo ha perdido un gran campeón. Siempre recordaré a Joe con respeto y admiración”, dijo Ali al enterarse de la muerte de Smokin’ Joe.

La noticia me devolvió a mi infancia y me recordó la pasión que el llamado “deporte de las narices chatas” despertaba y sigue despertando en los latinoamericanos, yo entre ellos. Nuestros pugilistas luchaban un título con la esperanza del reconocimiento y de construirse un futuro alejados de la pobreza en que la mayoría crecían. Durante varios años seguí sus aventuras y las peleas de boxeo en televisión hasta que cambiaron mis gustos y prioridades.

Pero las historias no han cambiado mucho hoy, excepto que ahora hay cuatro diferentes organizaciones mundiales de boxeo (en los 70 había dos, el Consejo y la Asociación), existen más categorías, los combates son más cortos y las bolsas de premios son mas jugosas. Pero los puños siguen siendo el arma para vencer la pobreza y abrirse un camino. Esa constante es inmóvil y se cumple por igual para boxeadores de todas las razas y en todos los cuadriláteros del mundo.

El ex-campeón mundial de boxeo Joe Frazier (Foto: news10.net)

Y para estos gladiadores la categoría máxima es la de los pesos pesados, el epítome del boxeo y la corona más codiciada. En ese nivel, Joe Frazier fue uno de los más grandes. Fue campeón mundial entre febrero de 1970 y enero de 1973 y marcó el inicio de la década gracias a su rivalidad con el que se autoproclamaba “el más grande” y que para muchos entendidos lo es: Muhammad Ali o Cassius Clay.

Smokin’ Joe surgió en la época en que los boxeadores colombianos se empezaban a cotizar, luchaban títulos y este deporte empezaba a ser popular gracias a las transmisiones por televisión.  Mientras el creció, hizo su carrera y se radicó en Philadelphia, mis padres regresaron a Colombia.

En América Latina, fuera de los boxeadores mexicanos, centroamericanos y caribeños, se destacaban tres pugilistas argentinos que marcaron esa época; el peso pesado Oscar “Ringo” Bonavena, el mediano Carlos Monzón y el welter junior Nicolino Locche. El único de ellos que no se coronó campeón mundial fue Bonavena, a quien Joe Frazier derrotó en septiembre de 1966 y en diciembre de 1968. También Muhammad Ali lo venció en diciembre de 1970.

Hay pugnas que marcan épocas en los deportes. Frazier y Alí se enfrentaron tres veces en el ring y su rivalidad alcanzó niveles tan populares y apasionantes como el duelo entre Ayrton Senna y Alain Prost a finales de los años 80 en la Fórmula Uno. Joe Frazier fue el primer boxeador y uno de los pocos que venció y mandó a la lona a Ali, quien era un ídolo en latinoamérica.

Cuando Muhammad Ali fue despojado de su título en marzo de 1967 tras negarse a enrolarse en el ejército estadounidense y pelear la guerra de Vietnam, fue enviado a prisión y la corona quedó vacante. Joe Frazier, campeón olímpico de los pesos pesados en 1964 en Tokio, era un boxeador en ascenso que había derrotado a los principales del momento y se le invitó a participar en las eliminatorias. Sin embargo, rechazó la posibilidad y al contrario, pidió al presidente Richard Nixon que le devolviera a Ali el derecho de boxear y la licencia.

La Asociación Mundial de Boxeo siguió el proceso y en abril de 1967, Jimmy Ellis se coronó campeón. Para la unificación del título, el 16 de febrero de 1970 se enfrentó a Frazier y perdió en el cuarto round. Pero mientras Frazier empezaba a reinar como campeón indiscutido, Ali ganaba su batalla legal y el 12 de agosto fue autorizado a boxear. En el camino venció a Jerry Quarry y a Bonavena y el 8 de marzo de de 1971 en el famoso coliseo Madison Square Garden (MSG) de Nueva York se concretó la llamada “Pelea del Siglo”; Frazier vs Ali.

Póster del combate Ali-Frazier en Manila, Filipinas (Foto: allposters.com)

Los dos llegaron invictos a la lucha: la poderosa pegada de Frazier contra la habilidad y velocidad de Ali. Triunfó Frazier por decisión unánime y trás haber enviado a la lona a Ali con un gancho de izquierda en el último round. Ambos boxeadores fueron a parar al hospital; Ali para revisar su mandíbula y Frazier para curar una infección del riñón.

El reinado de Frazier fue corto y terminó el 22 de febrero de 1973 en Jamaica, cuando el gigante George Foreman lo demolió en 4 minutos y 25 segundos, durante los cuales lo envió seis veces a la lona. Aunque siempre se levantó, Frazier no tenía motricidad y el árbitro suspendió la pelea en el segundo asalto.

Su camino se volvería a cruzar con Ali porque ambos buscaban enfrentar a Foreman. La pelea de revancha, que decidiría el rival del nuevo campeón, se cumplió el 28 de enero de 1974, en el MSG. Después de 12 rounds, Ali triunfó por decisión unánime pero sin mostrar una neta superioridad.

Nueve meses después, el 30 de octubre, Ali derrotó inesperadamente al corpulento Foreman empleando una táctica opuesta a su acostumbrado estilo; en vez de golpear, dejó que Foreman pegara con toda su fuerza. El campeón se agotó, Ali lo noqueó en el octavo round y finalmente reconquistó el título del que había sido despojado siete años antes.

El camino de Frazier se cruzaría nuevamente con Ali un año después, esta vez en Manila, Filipinas, para decidir quien era el mejor de los dos. La pelea se inició con agravios verbales -como acostumbraba Alí- para amedrentar a Frazier, a quien llamó gorila.

Luego en el ring, el combate fue intenso y sangriento. Es considerado por los especialitas como el mejor y uno de los más brutales de la historia del boxeo. A pesar de tener practicamente los ojos cerrados por los golpes de Ali, Joe Frazier nunca renunció a luchar, hasta que su entrenador no lo dejó salir para el último round. Ambos boxeadores se entregaron al límite de sus fuerzas hasta el punto que Ali se desplomó momentáneamente en el ring después de anunciarse su victoria. En la conferencia de prensa Ali reconocería a Frazier como “muy duro, un gran guerrero” y anunció que necesitaba descansar una semana después del épico combate.

Frazier volvió al ring buscando la revancha contra George Foreman en junio de 1976, y aunque en los primeros rounds lo estuvo dominando con cérteros golpes, volvió a caer por nocaut, esta vez en el quinto round. Su carrera prácticamente terminó ese 15 de junio. La de Ali se prolongó hasta el 11 de diciembre de 1981 cuando perdió por decisión unánime con Trevor Berbick en Bahamas.

Comparativamente, Frazier ganó el 73% de sus peleas por nócaut. Pero mientras Smokin’ Joe realizó 37 combates, Ali tuvo 61 y de ellos 37 -el 60%- los ganó por nócaut.

A finales de 1976 Joe Frazier abrió en Philadelphia su gimnasio para entrenar y promover a los boxeadores de la ciudad, y a varios de sus hijos, entre ellos Marvis Frazier y Jacqueline “Jacqui” Frazier-Lyde. Marvis no tuvo gran suerte y su carrera no avanzó trás las derrotas en el primer round por nocaut con Larry Holmes y con Mike Tysson, en los años 80.

Jacqueline emuló a su padre, continuó la saga Frazier-Ali y en junio de 2001 se enfrentó y perdió con Laila Ali, la hija de Muhammad Ali. La revancha nunca se produjo pero en diciembre de ese año Jacqui se coronó campeona mundial en la categoría medio pesado. Hoy es abogada en la Corte de Philadelphia.

Lo cierto es que la historia de Frazier y Ali no terminó en Manila y está llamada a perdurar en la historia del boxeo. En total pelearon 41 rounds entre ellos y sus tres peleas fueron siempre cerradas y brutales. La rivalidad se prolongó de múltiples formas, una de ellas los agravios mutuos. Después de  muchos años de amargura, en 2009 Frazier perdonaría a Ali y aunque formalmente no se reconciliaron, dijo publicamente que no le guardaba resentimiento. Ali fue precisamente uno de los primeros en lamentar la noticia del cáncer de Frazier y estuvo orando por el. “Joe tiene muchos amigos y yo soy uno de ellos”, había dicho Muhammad Ali.

Joe Frazier vendió su gimnasio en 2009 y ahora el lugar es un almacén de muebles. Al parecer su fortuna se esfumó a lo largo de los años debido a su generosidad y a malas inversiones.

Este martes, tristemente el día de su muerte, la película documental sobre Joe Frazier “Cuando el humo se disipa”, producida y dirigida por Mike Todd, será presentada oficialmente en el festival de cine documental de Nueva York. La producción duró tres años y la idea final es ofrecerla en DVD a los fanáticos del boxeo, después de que cumpla el circuito oficial de festivales y salas públicas.

El filme recorre los momentos más importantes en la vida de Frazier, parte de la cual sirvió de orientación a Sylvester Stallone para el guión y varias escenas de “Rocky”, filmada en 1976 en Philadelphia, la ciudad del amor fraternal en la que Joe Frazier libró su último combate.

* Smokin’ Joe Frazier tenía 67 años y se le dianosticó el cáncer a principios de octubre. El boxeador estaba hospitalizado desde hacía una semana, cuando su estado se deterioró rápidamente.