La revancha de “Checho”

La primera gran victoria de Sergio Luis Henao tardó más de la cuenta, pero las mieles del triunfo son más dulces cuando se sufre para disfrutarlas.

Y el “checho” Henao, como se le conoce cariñosamente en el pelotón mundial, consiguió romper la racha de un inmerecido infortunio venciendo en la edición 75 de la París-Niza a los ex-campeones Alberto Contador y Richie Porte y a otros grandes de la élite ciclística. Lo logró luchando, sufriendo y pedaleando como los grandes campeones; con cabeza fría, alma de gigante y corazón guerrero.

Sergio Luis, que había sido 6° el año anterior, sabía que Alberto Contador intentaría la victoria en la última etapa y aunque llegó a estar con un minuto de desventaja luego del ataque explosivo del español a 50 kilómetros de la meta, logró manejar la situación con serenidad, sin desesperarse y entregando toda su energía en los últimos 20 kilómetros para recortar el retraso y alcanzar en la propia línea de meta su mayor victoria internacional.

Se la jugó solo trás quedar sin coequiperos de su equipo Sky que le ayudaran, y ganó con lo que los franceses llaman coloquialmente “panache”; con brío, con estilo.

El año pasado Contador le sacó de la manga por 12″ la Vuelta al País Vasco en la última etapa, una contra-reloj individual a la que “checho” llegó como líder. Este domingo la historia estuvo a punto de repetirse, pero Henao rompió la racha adversa y por la diferencia más estrecha en la historia de la París-Niza (apenas 2″!), se alzó con el triunfo en una de las pruebas más importantes del calendario mundial.

Ya era justo. La calidad ciclística y humana de Sergio Luis, merecía desde hacía muchos kilómetros esa gran victoria tan esquiva.

Del futuro promisorio a la incertidumbre

Atrás quedaron los sinsabores de sus primeros cinco temporadas en el Sky, escuadra que lo contrató en 2012 apostando por el Campeón más joven de la Vuelta a Colombia (2010), a los 22 años.

La progresión innata del ciclista antioqueño en dos excelentes primeros años (2012 y 2013), tuvo en 2014 un parón obligado por su equipo mientras se le hacía un seguimiento científico-fisiológico por su alto nivel de glóbulos rojos -se comprobó que era en razón de su vida y entrenamiento en altura- y posteriormente debido a un insólito accidente fuera de competencia el 20 de junio en la Vuelta a Suiza, en el que se rompió la rodilla y se llegó a temer por su continuidad ciclística.

El 16 de febrero de 2013 Henao logró en la Vuelta a Algarve su primera victoria World Tour en Europa.

En su debut en el Giro de Italia 2012, luego de prepararse en la Vuelta al País Vasco (13°) y las clásicas de las Ardenas belgas, Henao terminó 9° en la general y segundo entre los jóvenes trás su compatriota Rigoberto Urán (7°). Los dos llegaron como gregarios del británico Bradley Wiggins y finalizaron como los mejores de la escuadra inglesa.

Henao cerró el año con el subcampeonato de la Vuelta a Burgos detrás de Danny Moreno y delante de otro escarabajo colombiano, Esteban Chaves. Además fue tercero en la Vuelta a Polonia, 5° en el Giro de Lombardia y 9° en el Mundial de ruta en Valkenburg (Holanda).

Al año siguiente logró su primera victoria el 16 de febrero en la tercera etapa de la Vuelta al Algarve en Portugal, y volvió a triunfar el 3 de abril en la Vuelta al País Vasco y asumió el liderato, pero se le escapó la victoria final en la última etapa contra-reloj con su ex-compañero en Colombia es Pasión Nairo Quintana quien derrotó al australiano Richie Porte. Henao terminó tercero a 34″.

2014 fue el año del olvido por el estudio científico ordenado por su equipo en abril ante una investigación de su pasaporte biológico ordenada por la Unión Ciclística Internacional (UCI) y luego un regreso a las carreras interrumpido en la Vuelta a Suiza cuando era candidato al triunfo y lideraba el equipo Sky. Un auto que circulaba por una ruta prohibida lo atropelló  cuando realizaba el reconocimiento de la etapa contra-reloj, destrozando la rótula de su rodilla derecha. Al día siguiente su compatriota Esteban Chaves (quien volvía a pedalear después de un año parado por un accidente) ganaría la etapa reina de montaña en Verbier. Mientras tanto, Henao se preparaba para una compleja cirugía que lo tuvo fuera de la bicicleta por 12 semanas y luego requirió de innumerables sesiones de recuperación adelantadas por su esposa fisioterapeuta.

“Checho” volvió gradualmente a las carreras y recuperó su nivel en 2015. Empezó el año con un promisorio 7° lugar en la Flecha Valona apenas a 4″ del ganador Alejandro Valverde. Brilló de nuevo en la Vuelta al País Vasco asumiendo el liderato en la tercera jornada, pero perdió la carrera en la última etapa contra-reloj por 13″ contra el veterano español Joaquim “Purito” Rodríguez.

2016, el año del retorno;  2017, de la consagración

Sergio inició el año con pie derecho y terminó 3° en el Tour Down Under en Australia y campeón de Montaña. Luego fue subcampeón nacional de ruta. En su primera carrera europea terminó 6° en la Paris-Niza que ganó su compañero en Sky, Geraint Thomas, al cual defendió exitosamente de los ataques de Alberto Contador en la última etapa.

En la prueba de ruta olímpica en Río de Janeiro 2016, "checho" acarició una medalla.

En abril terminó de nuevo segundo en la Vuelta al País Vasco 12″ detrás de Contador, quien le arrebató el liderato en la última etapa contra-reloj, pero fue ganador de la regularidad. Su compatriota Nairo Quintana fue tercero. En el País Vasco, Sergio Luis tiene definitivamente una deuda pendiente con la victoria.

Luego en junio concluyó 13° en el Dauphiné Liberé que ganó su líder Chris Froome y en julio fue su gran escudero para la tercera victoria del británico en el Tour de Francia, en el que el antioqueño terminó 12 en su primera participación.

En pleno estado de forma, Sergio Henao era la carta colombiana en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, buscando mejorar el subtítulo de su compatriota Rigoberto Urán en Londres-2012. El colombiano hizo parte de la escapada definitiva en la última vuelta junto al italiano Vincenzo Nibali y el polaco Rafal Majka, pero de nuevo se le atravezó la maldición de la mala suerte cuando escoltaba al italiano en el descenso final y a 11 kilómetros de la meta no pudo esquivar al campeón del Giro en la caída. El porrazo terminó con sus ilusiones de medalla y fractura de la cresta ilíaca, con la que cerró su temporada. A su vez, Nibalí se fracturó la clavícula.

Siete años después de su victoria en la Vuelta a Colombia, "checho" consiguió el título nacional de ruta.

Después de tanto esfuerzo y lucha constante contra las adversidades, Henao comenzó su temporada 2017 ganando el campeonato nacional de ruta de Colombia el 26 de febrero (después de recuperarse de una caída y cambiar de bicicleta),  y este domingo alcanzó finalmente su primera gran victoria internacional en la París-Niza, que lo coloca además en el 2° lugar del ranking mundial de la UCI detrás del australiano Richie Porte.

Y su triunfo es seguramente el comienzo de nuevas glorias para este “escarabajo” forjado en la escuela ciclística del profesor y técnico Luis Fernando Saldarriaga, forjador de talentos qué, cómo escribió el prestigioso diario español El País, tiene hoy “el ciclismo mundial, a los pies de Colombia”.

El año comienza bien para el pedalismo nacional. Henao campeón de la Paris-Niza, Nairo Quintana líder y casi seguro triunfador en la Tirreno-Adriático el martes. Y el sábado 18 de marzo la cuenta podría aumentar con el “misil” Fernando Gaviria en el prestigioso monumento Milán-San Remo donde buscará la revancha de la caída en los metros finales que el año anterior frustró sus opciones de victoria en el embalaje final.

Lo cierto es que el “sueño amarillo” del ciclismo colombiano comenzó el domingo en Niza y puede tener también color azul en la Tirreno-Adriático y rosa en el Giro de Italia, antes de la cita cumbre, el Tour de Francia en julio, cuando Colombia tendrá una de las representaciones más fuertes de su historia, con ciclistas maduros y en plena evolución: Nairo Quintana, Esteban Chaves, Jarlinson Pantano, Darwin Atapuma, Miguel Angel López y “checho” Henao, al que su equipo Sky felicitó con un nuevo y sonoro sobrenombre: Super Sergio!.

 

Convocatoria al relámpago Usain Bolt

El “relámpago” jamaiquino Usain Bolt, siempre será el más grande velocista de la historia atlética y olímpica.

No importa que por culpa del dopaje de su compatriota Nesta Carter en los Juegos Olímpicos de Pekín (Beijing) en 2008, el Comité Olímpico Internacional (COI) y la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) le hayan desposeído de su medalla de oro en la posta de 4 x 100 metros y reducido su medallero a 8 preseas doradas olímpicas.

Ningún otro atleta ha sido más rápido que Bolt ni conseguido una hegemonía tan notable como la que la gacela caribeña de Trelawny ha mantenido en las pruebas de velocidad desde que irrumpió veloz en el “nido de pájaros” de la capital china y obtuvo su primer oro en los 100 metros planos.

El relámpago jamaiquino seguirá iluminando el atletismo

A partir de ese momento el atletismo de velocidad renació de las cenizas de los escándalos de dopaje y le dió la bienvenida a un portentoso ciclón, cuya estela sigue vigente con la alegría desbordante que despierta en todos los estadios del mundo y con registros que se antojan hoy imbatibles, al menos en una década.

Los 9.572 segundos para los 100 metros planos y sobre todo los 19.19 para los 200 metros, impuestos en los mundiales de Berlín en 2009, son records a los que aún no se acerca ninguno de los jovenes retadores del futuro. Y sus rivales de hoy, con excepción de su irregular compatriota Yohan Blake -afectado por lesiones que le han impedido recuperar su excelente nivel de 2012- poco cuentan ya para los próximos mundiales de Atletismo en agosto de este año en Londres y los lejanos Juegos Olímpicos de Tokio en julio de 2020.

La dimensión universal y la leyenda de Usain Bolt se ha construído con 8 victorias olímpicas y 11 títulos mundiales en los 100, 200 y posta de relevos de 4 x 100 metros, entre 2008 y 2016. Es cierto que con la pérdida de la medalla de Pekín, Bolt queda detrás de los otros dos mitos de la historia atlética olímpica: el semifondista finlandés Paavo Nurmi (1920-1928) y el velocista estadounidense Carl Lewis (1984-1996), quienes ganaron nueve oros cada uno.

Si se analiza cuidadosamente, Nurmi ha sido el atleta más completo con victorias individuales en 1.500, 5.000, 10.000 metros y cross country, y por equipos en 3.000 y cross country en dos ocasiones. A su vez, Lewis consiguió consecutivamente 4 de sus oros en salto largo (especialidad en la que Bolt no compite), otros dos en relevo 4 x 100, y fue campeón olímpico en 100 metros dos veces (1984 y 1988) y una vez en 200 metros (1984).

Adios en Londres ó…nos vemos en Tokio 2020!

Con dos triples victorias en 100 y 200 metros en las Olímpiadas de Pekín, Londres y Río de Janeiro, más dos oros en relevos, Usain Bolt es claramente el más grande, el más rápido y una leyenda que aún no termina.

La pose victoriosa de Usain Bolt añorada en los estadios del mundo.

El jamaiquino ha anunciado que los campeonatos mundiales de atletismo en Londres serán su última participación competitiva porque ya consiguió su sueño olímpico, no tiene más que probar y ha reconocido que ciertamente ya no es tan rápido como antes y cada vez es más difícil lograr su mejor forma.

Pero… El atletismo mundial necesita aún de Bolt y de su imagen planetaria y Tokio podría ser su máximo desafío. Bolt es tan grande que, con una preparación cuidadosa y limitando su desgaste, sería capaz de llegar a Tokio en forma para conseguir tres nuevos oros y una marca casi imposible de batir: cuatro oros olímpicos consecutivos en 100 y 200 metros. Y el triple en 4 x 100, es igualmente factible.

El ejemplo de esa gesta posible está en el nadador estadounidense Michael Phelps, el deportista olímpico más condecorado de la historia, quien regresó de su retiro después de Londres 2012 para colgarse cuatro años después en Río otras cinco preseas doradas, superando incluso su actuación de la capital británica. Los records no contaban en Río y Phelps no impuso ninguno, pero a los 31 años cerró un ciclo victorioso de 12 años (cuatro olimpiadas), en el que consiguió 23 medallas de oro (de ellas 12 individuales) y 28 en total.

Usain Bolt llegaría a Tokio con 33 años y 11 meses y en ese momento su compatriota Asafa Powell y los estadounidenses Justin Gatlin y Tyson Gay, ya no estarán. Tendrá la experiencia y sus rivales serán su compatriota Yohan Blake (tres años menor) y tres jóvenes en progresión con marcas en el rango de los 9.8 segundos.

Blake tiene la tercera marca de la historia; 9.69″ en 2012. Pero el peligro vendrá del estadounidense de 21 años Trayvon Bromell con una marca de 9.84″ establecida en 2015 y del francés Jimmy Vicaut (24 años) con un registro de 9.86″ en julio pasado; el tiempo más rápida de un atleta europeo. A ellos se podría unir el surafricano Akani Simbine (23 años) con su mejor registro de 9.89″ en julio de 2016.

No es descabellado pensar que Bolt podría repensar su anunciado retiro y concentrar sus esfuerzos en llegar a Tokio distendido pero en forma para aumentar su leyenda. Carl Lewis ganó su último oro olímpico a los 35 años en su cuarta olimpiada en Atlanta (1996) y el británico Linford Christie fue campeón olímpico de los 100 metros a los 32 años en Barcelona (1992) y campeón mundial en Stuttgart al año siguiente, venciendo a Carl Lewis.

Hasta ahora, Usain Bolt no ha dado declaraciones sobre la decisión del Comité Olímpico Internacional de retirarle la medalla, aunque el año pasado cuando se conoció que Nesta Carter había dado positivo en la prueba de dopaje, había dicho que “Las cosas suceden en la vida y cuando se confirme lo que sea, si debo devolver mi medalla de oro, tendré que devolverla. No es un problema para mí”.

Pero al márgen de la decisión, Bolt es el más grande y el atletismo lo necesita en Tokio! Es mi deseo y mi sueño. Y también un clamor y una convocatoria para que aún en plenitud, a sus 33 años, alcance lo impensable.

Medio año de Brexit: Incertidumbre absoluta

El Brexit se ha convertido en un fantasma que asusta y un monstruo que preocupa ante la falta de claridad e información del gobierno de la primer ministra Theresa May, quien heredó la tarea gigantesca de encabezar la salida británica del Club, al cual pertenece desde 1973 cuando el premier conservador Edward Heath firmó la adhesión.

Tal vez las palabras más adecuadas para describir lo que han sido los primeros seis meses de la decisión de una mayoría mínima británica (52%) de salirse de la Unión Europea son…Absoluta Incertidumbre.

Theresa May heredó la batalla más difícil de Gran Bretaña después de la Guerra de las Malvinas.

La libra esterlina, que tradicionalmente ha sido la moneda más fuerte del mundo, se derrumbó a los niveles más bajos en tres décadas y hoy se cambia a 1.23 dolares y a 1.17 euros por cada libra. Tradicionalmente la libra se cotizó entre 1.5 y 1.6 dólares y antes del Brexit el cambio era 1.487. La devaluación de la moneda británica en un 17% ha conseguido aumentar las exportaciones hacia EE.UU y otros países porque los precios son más competitivos, pero a su vez ha tenido efectos negativos para las importaciones de todo tipo –que ahora son más caras con una moneda débil. Y Gran Bretaña es un importador neto; importa un 60% de lo que consume.

El último informe de la oficina nacional de estadístiscas con cierre a Octubre de este año, muestra que Gran Bretaña mantuvo su balanza comercial deficitaria que fue de 12.8 billones de libras (15.7 billones de dólares); exportó 26.8 billones e importó 39.6 billones de libras.

El efecto del Brexit se aprecia en el aumento de la inflación (0,5%) y el Banco de Inglaterra que ha mantenido la tasa de interés en apenas un 0,25%, la calcula en 3% para fin de 2017. Más directamente en los precios de los alimentos y de la gasolina que han subido entre un cinco y un 10% y comprobamos mensualmente con las facturas de mercado.

Paradójicamente las importaciones desde la Unión Europea han disminuido casi un 10% desde el año 2000 y hoy constituyen apenas el 52% del total, con lo cual la mayoría de frutas y verduras provienen de Suramérica, Africa, Asia e Israel, gracias a que son productos de temporada. Bananos colombianos, papayas de Brasil, aguacates de Israel, espárragos del Perú, kiwis de Chile, melones del Caribe y uchuvas de Zambia, se agregan a las tradicionales manzanas y peras del hemisferio norte.

Incertidumbre política

Todo es una situación temporal y la realidad del Brexit no la podremos evaluar más directamente hasta tanto no comiencen las negociaciones a finales de marzo de 2017 cuando la primera ministra ha dicho que invocará el famoso artículo 50 del Tratado de Lisboa. Y teóricamente deberían terminar en 2 años.

Será un momento político lejos del ideal en vista de las elecciones presidenciales en Francia en abril y mayo (si hay segunda vuelta) donde la derecha euro-escéptica de Marina Le Pen podría alcanzar al menos un tercio de la votación y los comicios federales en septiembre en Alemania, en los que la coalición demócrata-cristiana de la canciller Angela Merkel podría perder su mayoría y comprometer su cuarto mandato. Los resultados de esas dos elecciones y el aumento del escepticismo en Europa sobre la solidez de la Unión Europea, son factores importantes que afectarán la negociación y las eventuales concesiones a Gran Bretaña.

Y la incertidumbre seguirá porque no está garantizado y es de un optimismo exagerado, pensar que en los dos años de plazo estarán terminadas las negociaciones. Es más, el propio ministro británico de economía y encargado de las negociaciones, Philip Hammond, ha dicho públicamente que se necesitarán al menos 4 años, hasta el 2020 para tener una base profunda y comprensiva para el nuevo acuerdo de tipo comercial, financiero y aduanero, en el que Gran Bretaña busca mantener los beneficios del libre comercio en el mercado único, y preservar el estatus privilegiado de Londres, la plaza financiera más importante del mundo junto a la de Nueva York.

Mi amigo británico Cliff Gilbert, corredor en la bolsa de Londres por más de 25 años, me explicó que “la Unión Europea es un caos de regulaciones financieras y depende más de Londres que lo que depende “la City” de Europa”. En ese sentido, a ambos les conviene mantener una relación histórica y armónica.

El ministro Hammond ha planteado lo que se ha llama un Brexit suave o un Brexit transitorio porque es técnicamente imposible cambiar un 60% de la legislación británica y negociar un nuevo acuerdo en apenas dos años. Como ejemplo, el nuevo tratado comercial de la Unión Europea con Canadá tardó siete años de negociaciones y estuvo a punto de colapsar a última hora.

Varios bancos internacionales analizan la viabilidad de continuar con su base europea en Londres o deslocalizar sus oficinas generales a otras plazas como Frankfurt, Amsterdam o incluso Dublin. Pero exceptuando el centro financiero alemán, pocas ofrecen las posibilidades logísticas de Londres y ninguna un mercado financiero y de servicios tan particular y desregulado como el londinense, sede de la importante bolsa de valores de productos minerales y metales.

La relación de Gran Bretaña con la Unión Europea es mucho más compleja y vital para ambos actores porque implica diálogo político y el aspecto financiero y comercial. Por ahora lo que ha ocurrido son las primeras escaramuzas de unas tensas negociaciones en las que la Primera Ministra Theresa May, empieza a ser aislada por los otros socios del Club Europeo mientras internamente la líder escocesa Nicola Sturgeon, defiende el derecho de su nación a mantener su relación con la Union Europea y ex-primeros ministros como John Major y Tony Blair han planteado la posibilidad de convocar un segundo referendo sobre el Brexit. Pero en Gran Bretaña los segundos referendos históricamente no ocurren. Y una vez invocado el artículo 50 e iniciadas las negociaciones, no habrá vuelta atrás.

Aspectos sociales

Debido a la caída de la libra esterlina, el turismo hacia Gran Bretaña es hoy más barato y se ha visto un aumento en los últimos meses desde Estados Unidos, China, Japón, Rusia y Suramérica.

Al mismo tiempo, el Brexit ha generado un nuevo éxodo “europeo” de italianos, rumanos, franceses, españoles y latinoamericanos nacionalizados, llegado en busca de mejores oportunidades de trabajo aprovechando el beneficio de la libre circulación de personas y antes de un posible cierre de fronteras o mayores controles migratorios post-brexit.

Oficialmente hay más de 8 millones de extranjeros viviendo en el Reino Unido –el 16% de la población- y de ellos 3 provienen de la Unión Europea, la mayoría de Polonia (800 mil), algunos de los cuales han sufrido ataques racistas y xenófobos de parte de sectores británicos descontentos con la que consideran alta presencia de extranjeros que además acceden a beneficios sociales por el hecho de ser ciudadanos de la UE. El Brexit tambien ha exacerbado el sentimiento anti-extranjero y los incidentes racistas.

Mientras Gran Bretaña continúe en la Unión, es probable que el flujo migratorio siga en aumento. De hecho, entre junio de 2015 y 2016, la cifra de inmigrantes al Reino Unido alcanzó el record de 650.000, de los cuales casi la mitad (311.000) vinieron por razones de trabajo. Y ese registro es de antes del Brexit.

Y la prioridad del gobierno y el negociador del Brexit con la Unión Europea en Bruselas, será “reducir el número de migrantes hacia Gran Bretaña”, que se quiere establecer en menos de 100 mil. En esa cifra se contemplan igualmente los demandantes de asilo y los refugiados por las crisis en Siria, Libia y el este Europeo.

A su vez, hay un millón 200 mil británicos viviendo en la Unión Europea, en España, Francia e Italia, fundamentalmente. Y Gran Bretaña pretende que su estatuto como ciudadanos de la Unión se mantenga. No es una cifra significativa si se considera que la Unión Europea tiene una población de 510 millones de habitantes -es decir que son apenas el 0,23%- pero si es una pieza de negociación en las discusiones del Brexit.

Así las cosas, Gran Bretaña ha conseguido navegar este medio año post-brexit “en calma, antes de la tormenta”. Reza el adagio que “en Abril, aguas mil” y 2017 será uno de los años más agitados para la primera ministra Theresa May y para la Unión Europea en el proceso de reajuste interno e incertidumbre generado por el NO de la quinta economía del mundo y la segunda del club de 28 países.

Somos Chapecoenses

El fútbol mundial está de luto y el sueño triunfal del ACF Chapecoense interrumpido.

El equipo brasileño quería ganar la Copa Suramericana y con su tragedia terminó conquistando el mundo y un lugar permanente y profundo en la historia del fútbol y en los corazones del planeta.

El accidente aéreo en la noche del lunes 28 de noviembre en que perdieron la vida la mayoría de sus jugadores, directivos, auxiliares, y periodistas que viajaban siguiendo al equipo para el primer encuentro final del torneo contra el Atlético Nacional de Colombia, despertó una oleada solidaria que traspasa las fronteras de lo imaginable y enaltece el espiritu humano.

Iban trás un sueño y se volvieron leyendas.

El vuelo se aproximaba a Medellín para el primer partido final del torneo y terminó a cuatro minutos del destino, accidentado en el cerro El Gordo, en el municipio de La Unión.

Conocido como el “Huracán del Oeste”, el modesto equipo del sur del Brasil cuyas mayores virtudes eran el coraje, la humildad y la entrega, generó un movimiento universal de comunión con sus jugadores, familiares, directivos y seguidores, jamás antes visto.

El fútbol había padecido antes otras tragedias como la del Torino italiano en 1949, el Manchester United inglés en 1958, el hoy desaparecido Green Cross de Santiago de Chile en 1961, el Strongest de Bolivia en 1969, el Pakhatakor de Uzbekistán en 1979, el Alianza Lima del Perú en 1987, el Colorful 11 (integrado por jugadores surinameses en la liga holandesa) en 1989 y la Selección Nacional de Zambia en 1993.

Solidaridad mundial

Pero esos siniestros ocurrieron en otra época, en la que no existía la internet, las redes sociales y la información inmediata, y el mundo estaba menos interconectado que hoy.

La dimensión de la tragedia se puede medir en la reacción inmediata y solidaria en el mundo, expresada de múltiples formas, y en que el accidente y la historia mágica del ACF Chapecoense se convirtió en la primera noticia.

En un gesto de gallardía, Atlético Nacional, el rival de Chapecoense en la final, pidió oficialmente que la escuadra brasileña sea declarada Campeón del torneo de forma honorífica y como homenaje póstumo a las víctimas.

La presidencia de Brasil decretó tres días de duelo nacional, la Confederación Brasileña de Fúbol aplazó una semana (hasta el 11 de diciembre) la última fecha del torneo nacional y Atlético Mineiro, pidió no jugar su encuentro final contra el Chapecoense.

La Federación Internacional de Fútbol (FIFA), la Casa Blanca y el Papa Francisco lamentaron la tragedia y ofrecieron sus condolencias, mientras en que los campos de fútbol, desde las canchas de entrenamiento hasta los estadios con encuentros de liga, se cumplieron minutos de silencio y actos de recuerdo en memoria de las víctimas.

El camerino convertido en altar por las víctimas

El AFC Chapecoense quedo desmantelado trás la muerte de 19 de sus jugadores, el entrenador, 16 miembros del equipo técnico y siete directivos, incluído su presidente, el empresario Sandro Pallaoro quién lideró el renacimiento del club. Reconstruir un equipo en esas circunstancias es una tárea titánica en un tiempo mínimo.

La cantera del equipo tiene 140 jóvenes y el plan era seguir creciendo en la formación de jugadores para tener en cinco años una base firme. Pero el club dependía del balance entre jóvenes y veteranos experimentados como los porteros Danilo Padilha (fallecido) y Marcelo Boeck, los defensores Neto (superviviente) y Filipe Machado, también fallecido, junto al cerebral mediocampista Cléber Santana y los delanteros Bruno Rangel -que jugó en el Al-Arabi de Catar- y Kempes, todos ellos desaparecidos y mayores de 30 años.

Renacer de las cenizas

Los equipos brasileños de la primera división ofrecieron prestar gratuitamente jugadores para organizar una nueva escuadra y propusieron que se garantice la permanencia en primera división durante los próximos tres años. Los clubes argentinos River Plate, Rosario Central y Racing de Avellaneda respaldaron la idea y también ofrecieron jugadores, al igual que el histórico Bénfica de Portugal.

También en Europa varios equipos ofrecieron donaciones económicas y ayuda logística y se dice que Cristiano Ronaldo donaría 3 millones de euros.

Fundado hace 43 años en la comunidad agrícola de Chapecó, en el estado de Santa Catarina, el equipo cumplió un ascenso meteórico en los últimos diez años pasando de la cuarta división en 2006 a la máxima categoría del exquisito fútbol brasileño en 2013, cuando celebró su cuarta década de existencia.

Emblema de una pequeña ciudad de 200 mil habitantes en el sur de Brasil, Chapecoense estuvo al borde de la quiebra y es la historia de un pequeño que se volvió grande hasta disputar el fanatismo en el sur de Brasil a equipos renombrados como el Gremio y el Internacional de Porto Alegre.

Su gesta de ascenso guarda similitud con el Leicester (campeón de la Liga Premier inglesa) o el Leipzig, actual líder de la Bundesliga alemana, pero no tiene ni el historial centenario del primero, ni los recursos del segundo.

Dos años atrás el equipo no tenía un moderno bus propio y su estadio Arena Condá, en homenaje al líder indígena del pueblo Kaingang, Vitorino Condá, apenas tiene capacidad para 21.500 espectadores. Por la reglamentación del torneo suramericano (aforo mínimo de 40 mil espectadores) el equipo debería jugar el partido de vuelta en el Couto Pereira, sede del Coritiba FC, en el vecino estado de Paraná.

El “cuento de hadas” del Chapecoense se convirtió en la noche del lunes en una tragedia griega. Pero su historia iluminó de verde el cielo mundial en las principales ciudades y sus emblemas como la Torre Eiffel de Paris, el Cristo Redentor en el Cerro Corcovado que domina Río de Janeiro, el Obelisco en Buenos Aires, la Torre Colpatria de Bogotá y los estadios de Wembley en Londres y el Allianz Arena de Múnich.

Hasta el lunes, “el maracanazo” de 1950 en que Brasil perdió la Copa Mundo con Uruguay y la humillante derrota 7-1 frente a Alemania en la Copa Mundo 2014, eran los más grandes desastres del fútbol brasileño.

La tragedia del ACF Chapecoense es hoy su historia más dolorosa.

Nairo y Chaves reconquistan España

Nairo Quintana, el principal estandarte del nuevo y triunfador ciclismo colombiano, se corona campeón de la Vuelta a España 2016, 29 años después del legendario Luis “Lucho” Herrera, otro escalador nato que en los años 80 fue el Rey de la montaña en las principales cumbres y carreras europeas. Y con su victoria Nairo asciende al primer lugar del ranking mundial del ciclismo.

Nairo no había nacido cuando Herrera derrotó en España a otro grande del momento, el doble campeón del Tour de Francia, el francés Laurent Fignon.

Quintana dominó a Froomy en la montaña

En su cuarto enfrentamiento directo Nairo le ganó el duelo a Froome

Esta vez el “Aguila de Cómbita” venció a su principal rival y triple vencedor del Tour de Francia, el británico Chris Froome, y sentenció el renacer del ciclismo colombiano de primer nivel, al quedar acompañado en el podio de la ronda ibérica por su ex-compañero en Colombia es Pasión, Esteban Chaves, otro grande en progresión permanente. El año anterior ambos pedalistas colombianos habían terminado cuarto y quinto, respectivamente.

Ambos ciclistas, hoy líderes de sus equipos UCI World Tour (Movistar y Orica Bike Exchange), son fruto del excelente trabajo de formación integral realizado por el mejor entrenador del moderno y maduro ciclismo colombiano, el profesor Luis Fernando Saldarriaga, a quien le cabe el honor de haber encaminado y desarrollado en la escuadra continental Colombia es Pasión a la actual élite del ciclismo nacional, siempre triunfadora en la temporada 2016.

Otro diamante colombiano: Esteban Chaves

Una temporada de ensueño; Subcampeón del Giro d'Italia y tercero en la Vuelta

Saldarriaga puso los cimientos y en esta temporada el progreso de sus púpilos en el World Tour fue claro y evidente, en el mejor año del ciclismo colombiano. Todos han triunfado en sus equipos: Nairo Quintana, Esteban Chaves, Jarlinson Pantano, Sergio Luis Henao y Darwin Atapuma.

En este 2016 Nairo Quintana ganó la Vuelta a España y fue tercero en el Tour de Francia, Esteban Chaves fue líder y subcampeón del Giro d’Italia y tercero en la Vuelta, Sergio Luis Henao fue líder y subcampeón de la Vuelta al país Vasco y 12° en su primer Tour, Jarlinson Pantano fue el más combativo en el Tour y ganó etapas en Francia y la Vuelta a Suiza (terminó 4° detrás del campeón Miguel Angel López, otra figura colombiana en ciernes), mientras que Darwin Atapuma fue 9° en el Giro d’Italia, ganó etapa en la Vuelta a Suiza, fue cuatro días líder de la Vuelta y su equipo BMC fue el campeón.

Por algo el profesor Saldarriaga dijo hace pocos días en El Espectador que su ciclista ideal debería tener “la irreverencia de Henao, la inteligencia de Chaves, la constancia y el ataque de Pantano, la jerarquía de Nairo y la insistencia de Atapuma”. Seis años después de despuntar en la Vuelta del Porvenir, se consolida el fruto del trabajo bien hecho y se abren grandes horizontes para las nuevas generaciones que Saldarriaga sigue formando juiciosamente en silencio en el equipo Manzana Postobón.

La élite del ciclismo colombiano, pasado y presente fecundo

Los protagonistas de hoy despuntaron dominando el Tour del Porvenir 2010

En la Vuelta a España, Nairo, Chaves y Atapuma fueron protagonistas y probablemente el novato Miguel Angel López también habría figurado de no haber tenido que abandonar tras una violenta caída que le causó traumatismos faciales y una lesión seria en su rodilla izquierda.

De Lucho a Nairo, trés décadas después

La victoria del escarabajo boyacense, líder de la escuadra española Movistar, tiene muchos puntos comunes y guarda similitud con el triunfo de “Lucho” Herrera en 1987, pero tiene una proyección aún mayor porque Nairo está en evolución constante y a los 26 años tiene dos grandes Vueltas en su historial; campeón del Giro d’Italia en 2014 y ahora de la Vuelta.

Pero además, con tres podios en tres participaciones en el Tour de Francia (2° en 2013 y 2015, y 3°en 2016), hoy es el principal rival de Froome en el pelotón internacional, en un duelo que se antoja copará la atención mundial en el próximo lustro.

Hace casi tres décadas Luis "Lucho" Herrera conquistó España y consagró al ciclismo colombiano

Tanto Nairo como Lucho ganaron la Vuelta a los 26 años; Nairo por un 1.23” sobre Chris Froome, Lucho por 1.04” sobre el alemán Reimund Dietzen. Ambos escarabajos comenzaron a construir su triunfo en la famosa etapa de los Lagos de Covadonga, donde ambos llegaron primero y consiguieron la camiseta de líder, con la cual llegarían a Madrid. Fue la única etapa que ganaron.

Pero además, ambos perdieron momentáneamente la camiseta por un día. Lucho con Sean Kelly en la contra-reloj individual sobre 24 kmts, a cuatro jornadas de la meta y Nairo con David de la Cruz en la novena etapa.

Mientras Nairo mantuvo la camiseta de líder durante 13 días, Lucho estuvo con ella 11. El año anterior Esteban Chaves fue líder durante seis jornadas y en este también Darwin Atapuma lideró por cuatro días. Es decir que Colombia tuvo el liderato de la Vuelta a España 2016 durante el 81% del recorrido, en 17 de las 21 etapas!.Y por primera vez en 20 años (desde 1996) no terminó un ciclista español en el podio de la ronda ibérica.

El combativo Atapuma lideró la Vuelta e inició el dominio colombiano

La gran diferencia con el triunfo de 1987 es que en aquel momento hubo dos equipos colombianos; Café de Colombia y Ryalcao Postobón -que ganó la clasificación de la mejor escuadra- y más de 20 ciclistas colombianos en acción. Este año sólo hubo cinco escarabajos en la Vuelta, repartidos en cinco escuadras, ninguna de ella colombiana.

Además, en 1987 los colombianos ganaron cuatro etapas (Luis Herrera, Carlos Emiro Gutiérrez, Francisco “Pacho” Rodríguez y Omar “el zorro” Hernández) y al final cuatro nacionales terminaron entre los diez primeros de la Vuelta: Lucho campeón, Oscar de Jesús Vargas 5°, Henry “cebollita” Cárdenas 9° y Omar Herández décimo.

Luis Herrera fue también Campeón de Montaña, clasificación a la que Nairo no le dedicó esfuerzo, pero el nuevo Campeón de la Vuelta, consiguió la camiseta combinada (el más regular en todas las clasificaciones) y además fue segundo por puntos.

Nairo con dos grandes coronas

Nairo Quintana es el primer ciclista latinoamericano en ganar dos de las tres grandes Vueltas del ciclismo mundial y tendrá la oportunidad el año próximo de conseguir la triple corona si triunfa en el ansiado Tour de Francia, su sueño amarillo.

Nairo reconquistó en 2016 la Vuelta para Colombia

Sólo seis ciclistas y de ellos, los dos ultimos activos, han logrado vencer en el Tour, el Giro y la Vuelta: Jacques Anquetil, Felice Gimondi, Eddy Merckx, Bernard Hinault, Alberto Contador y Vincenzo Nibali.

Quintana, cinco años menor que Froome y Nibali y siete que Contador, tiene una década ciclística para ganar varias veces en las tres grandes carreras por etapas. Es un ciclista en desarrollo que rodeado de un equipo aún más sólido podrá conseguir más grandes victorias y seguir brindando alegrías a Colombia y Latinoamérica.

Por ahora sus baterías estarán enfocadas al Campeonato Mundial de Ciclismo en ruta en Octubre en Doha (Qatar), donde Colombia tendrá un fuerte equipo y posibilidades. La excelente presentación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en donde Sergio Luis Henao estuvo muy cerca de una medalla (hasta su caída en el último descenso junto a Nibali), son señales optimistas.

Por lo pronto, Nairo se sacó dos clavos con su victoria en la Vuelta 2016. El triunfo que se le escapó en 2014 cuando siendo líder de la Vuelta se cayó en la contra-reloj y al día siguiente en un enredón masivo en el pelotón se rompió la clavícula, y su limitada presentación en el Tour de este año debido a un bajón de forma por las alergias que afectaron su rendimiento.

Desde Lagos de Covadonga hasta Madrid, Nairo dominó la Vuelta 2016

El boyacense se rencontró con la victoria en una Gran Vuelta en Lagos de Covadonga, después de 821 días sin ganar etapa, luego de la contra-reloj de montaña del Giro 2014 en la cima Grappa. Y coincidencialmente, con ambos triunfos selló sus dos más grandes victorias hasta ahora.

Gracias a Nairo, Esteban Chaves y Darwin Atapuma, el ciclismo colombiano reconquistó España y volvió al primer plano mundial.

Otro grande de la "generación Saldarriaga"

Y por primera vez en la historia, en la temporada 2016 siempre hubo un ciclista colombiano en el podio de una de las tres grandes carreras por etapas (Giro, Tour y Vuelta), y en el caso de la Vuelta a España, Nairo y Esteban Chaves, los dos portentos de la “generación Saldarriaga” que marcaron el camino.

Para cerrar con broche de oro, al conocerse la nueva clasificación UCI World Tour de los ciclistas, Nairo Quintana es por primera vez el número uno del mundo, mientras que Esteban Chaves ascendió al décimo puesto del ranking mundial y el antioqueño Sergio Luis Henao ocupa el puesto 14.

Que momento especial para el pedalismo nacional y que año inmenso del ciclismo colombiano!

 TEMPORADA DE ENSUEÑO: En lo que va del año 2016, diez ciclistas colombianos han conseguido victoria en el ciclismo mundial coronando la mejor temporada de la historia. Nairo Quintana ganó la Vuelta a España, la Vuelta a Catalunya, el Tour de Romandía, la Ruta del Sur y fue tercero en el Tour de Francia; Esteban Chavez ganó una etapa y fue subcampeón del Giro de Italia y tercero en la Vuelta a España: Miguel Angel López triunfó en la Vuelta a Suiza y ganó etapas en el Tour de San Luis y el Tour de Langkawi; Dayer Quintana ganó el Tour de San Luis; Jarlinson Pantano ganó etapas en el Tour de Francia y la Vuelta Suiza en que terminó 4°; Darwin Atapuma ganó etapa en la Vuelta a Suiza y fue 9° en el Giro de Italia; Sergio Luis Henao ganó una etapa y fue subcampeón de la Vuelta al País Vasco; el “sprinter” Fernando Gaviria ganó etapas en el Tour de Provence, el Tour de San Luis, la Vuelta a Polonia y la Tirreno-Adriático y fue campeon mundial del Omnium en Pista y 4° en los Juegos Olímpicos; Egan Bernal ganó una etapa en el Tour de Bihor (Rumania) y fue 4° en la Vuelta a Eslovenia y campeón de los jovenes en Bihor, el Tour del Trentino y la Vuelta a Eslovenia; Rodolfo Torres fue subcampeón del Tour de Bihor y Mariana Pajón fue campeona mundial y en Rio de Janeiro se convirtió en la primera bicampeona olímpica colombiana al ganar la medalla de oro en BMX.

El ciclismo colombiano volvió a demostrar que es el deporte nacional!

Momentum Froomy

Con Chris Froome ha comenzado una nueva era del ciclismo mundial.

La clara y creciente dominación en el Tour de France 2016 del ahora tricampeón británico, confirman la nueva y avasalladora etapa de la mano del poderoso equipo Sky y su eficiente método científico, que no deja nada al azar, hasta el punto de que cuando los intangibles aparecen, no producen fisuras ni afectan su rendimiento y resultados.

Christopher Froome es un justo y soberbio ganador del Tour 2016. Dominó la prueba en todos los terrenos, siempre fue el más fuerte y es un deportista íntegro que venció todas las adversidades y trampas de la edición 103 de la más importante prueba ciclística mundial.

Sky dominó y terminó completo el Tour. Sergio Henao (izq.) fue su segundo mejor hombre.

«Froomy» construyó su victoria desde la primera semana, apabulló a sus rivales con el apoyo de la maquinaria Sky, omnipresente en la prueba con ocho gregarios dedicados enteramente a su liderazgo, tal como lo había señalado en mi primera nota sobre el Tour 2016. No valieron ni las caídas, ni el granizo y los fuertes aguaceros, ni los percances mecánicos, para doblegar su increíble regularidad y resistencia. Además, Sky fue uno de los siete equipos (de 22 que largaron) que terminaron completos en París.

A los 31 años, Chris Froome está en su madurez ciclística con un subcampeonato en el Tour (2012) y tres títulos (2013-2015-2016), más dos subtítulos en la Vuelta a España (2011 y 2014). Es el momento del británico nacido en Kenia, que recuerda los tiempos de dominación de Eddy Merckx, Bernard Hinault, Miguel Induraín y el tristemente célebre Lance Amstrong.

Su proyección en cinco años augura otros más de primer nivel, enfrentado a una camada de jovenes ambiciosos encabezados por Nairo Quintana y dos veteranos ganadores de las tres grandes vueltas, quienes no han dicho aún su última palabra; Vincenzo Nibali, ganador de dos Giros, un Tour y una Vuelta a España, y Alberto Contador, ganador de dos Tour, dos Giros y tres Vueltas a España. El “pistolero” no pudo rivalizar por dos caídass que lo obligaron a retirarse, pero el año próximo inicia su última vida con el reforzado equipo Trek-Segafredo que lo ha contratado como líder.

Por ahora Froome se concentra en los Juegos Olímpicos. Competirá en la prueba de ruta individual y en la contra-reloj, donde tendrá como grandes rivales a Tom Dumoulin, Tony Martín, el campeón mundial Peter Sagan y otros especialistas.

En Mont Ventoux, Froome mostró la casta e inteligencia de un gran campeón, a pie contra la adversidad!

Y luego correrá la Vuelta a España para intentar un doblete, que buscarán impedirle otros “lobos” aún desconocidos para el británico como los colombianos Esteban Chaves (26 años) que encabeza el equipo Orica y Miguel Angel “Superman” López, quien debuta a los 22 años en su primera Vuelta grande de tres semanas con Astana.

Quintana, Froome, Contador, Chaves, Dumoulin, Aru, López y el veterano Joaquim « Purito » Rodríguez -en su despedida del ciclismo- se verán las caras en la Vuelta a España del 20 de agosto al 11 de septiembre próximos, en una prueba que promete grandes emociones y un posible desquite de Nairo o la consagración de Chaves.

TRES DE TRES

Nairo Quintana, quien llegó como uno de los favoritos y su mas serio rival, cumplió un papel decoroso en el Tour 2016 pero nunca fue la amenaza esperada debido a un planteamiento conservador y poco explosivo al que fue forzado por alergias que sufrió después de los Pirineos y que mermaron su potencia física. Un nuevo podio, pero esta vez en el tercer escalón, fue su recompensa.

El subcampeonato se le escapó por 16 segundos, en un golpe maestro de la joven promesa francesa Romain Bardet, quien en el único ataque serio que realizó -en los Alpes- consiguió la solitaria victoria francesa en Saint Gervais Mont Blanc y alcanzó un podio inesperado.

Bardet, de 25 años y en plena progresión deportiva (6° en el Tour del Avenir 2010 que ganó Nairo y siempre en el Top-15 del Tour), fue una de las sorpresas de “la Grande Boucle” junto al britanico Adam Yates del Orica (4° y mejor de los jovenes) y el octavo puesto de otro joven, el surafricano Louis Meintjes (24 años), líder del Lampre Merida y quien ya había mostrado su potencial el año anterior cuando fue décimo en la Vuelta a España.

En sus tres participaciones en el Tour, Nairo siempre ha estado en el podio. El escalón más alto le espera.

Es injusto calificar la actuación de Nairo como una decepción. Es cierto que no ganó pero tal vez las expectativas eran muy altas y contra un Froome en plenitud de forma y Sky rodando sincrónico para demoler a los rivales, poco pudieron hacer los demás. Ni Movistar, ni Astana, ni BMC, representaron peligro y la prueba se redujo a actuaciones individuales mientras los favoritos seguían el ritmo y la cadencia del equipo británico.

Al contrario, es más que meritorio que a los 26 anos y en sus tres participaciones en el Tour, el «águila de Cómbita » ha demostrado una gran regularidad y siempre ha subido al podio, aunque el triunfo, el « sueño amarillo » le siga siendo esquivo. El año anterior Froome llegó enfermo a la tercera semana y salvó el Tour a pesar del poderoso ataque de Nairo en l’Alpe de Huez. En esta ocasión le tocó el turno de la enfermedad a Nairo y a pesar de ello consiguió de nuevo el podio.

El ciclismo es un proceso. El propio Nairo lo ha dicho «soy muy joven y tengo varios años por delante para ganar el Tour”. Su técnico en Movistar, Eusebio Unzúe, afirma del pequeño escarabajo boyacense que “No hay que olvidar que todavía está en años de formación, de maduración. Es un superdotado, un prematuro, un prodigio, pero aún es un niño. 26 años no es nada para lo que tiene que seguir aprendiendo”Su valoración del tercer puesto es positiva y lo considera “un gran logro. Tal y como marchó la carrera, tenemos que estar felices”, señaló.

Como referencia, recordemos que el pentacampeón español Miguel Induráin ganó su primer Tour a los 27 años, mientras que Froome triunfó a los 28. Nairo fue subcampeón a los 23 años, es el cuarto ciclista del mundo en el ranking de la UCI (Unión Ciclista Internacional) y tiene márgen para iniciar su racha de victorias en el Tour.

GRANDE PANTANO

Lo cierto es que la actuación de los ciclistas colombianos en el Tour-2016 fue destacada y los tres miembros de la “generación Saldarriaga” demostraron la calidad de las bases y la formación que tuvieron en el equipo «Colombia es Pasión » bajo la orientación del técnico Luis Fernando Saldarriaga.

Primero bajo la torrencial lluvia en Andorra y luego triunfando en Culoz, Pantano fue showman del Tour.

Nairo fue tercero, el debutante Sergio Henao terminó 12 (fue el segundo mejor ciclista del Sky y gran aliado de Froomy en la montaña) y Jarlinson Pantano fue el único colombiano que ganó etapa, concluyó 19 y se ganó el cariño de los aficionados que lo eligieron el más combativo del Tour. Si los tres hubieran estado en una escuadra colombiana, esta habría ganado la clasificación por equipos del Tour!

Todos esperaban a Nairo y terminaron viendo a un excelente Jarlinson Pantano, en plena forma después de haber entrenado en Boyacá con el líder de Movistar. Ya había demostrado sus progresos en la Vuelta a Suiza ganando una etapa y terminando cuarto como el mejor de su equipo IAM, que desaparece al final de la temporada.

En su segunda participación en el Tour, Jarlinson superó la tristeza de su día negro en Andorra cuando perdió 32 minutos con Dumoulin y 26 con Froome, resignando la posibilidad de estar en el Top-10 del Tour. Sin embargo, llegó pleno de humor junto al australiano Mathew Hayman, portando un paraguas en una imagen que le dió la vuelta al mundo. Y después de ese primer descanso, el valluno progresó hasta la alegría de la victoria en la etapa 15 en Culoz, y posteriormente otros dos segundos puestos en los Alpes que lo proyectaron mundialmente como el ciclista más combativo y lo promovieron al puesto 19 en la clasificación final.

El sueño de Jarlinson si se cumplió

Su futuro parece estar hoy entre el Orica y el Trek Segafredo y la decisión no es fácil. Su esposa Yesenia Narváez ha dicho que el caleño quiere ir al Trek. En la escuadra estadounidense aprendería siendo gregario del nuevo líder Alberto Contador, y compañero del experimentado holandés Bauke Mollema y del escalador colombiano Julián Arredondo, quien ya fue campeón de montaña en el Giro d’Italia 2014 que ganó Nairo Quintana.

En la escuadra australiana encajaría perfectamente gracias a su calidad humana, sería un excelente apoyo y crecería deportivamente «en familia» junto a Esteban Chaves, su amigo y ex-companero en «Colombia es Pasión ». La escuadra pasaría a tener entonces tres jovenes talentos de primer nivel para buscar la victoria en las tres grandes vueltas : un valor ya establecido como « chavito », una promesa que despierta como Adam Yates (4° y mejor joven del Tour), y Jarlinson en pleno desarrollo.

GREGARIOS DE PRIMERA CLASE

Otro aplauso merece Sergio Luis “Checho” Henao, convertido en el fiel escudero de Froome en la montaña, y quien sacrificó sus posibilidades de estar en el Top-10 o incluso de pelear el podio, debido a su trabajo para el campeón del Tour y a una gripe que lo disminuyó físicamente.

El antioqueño debutaba en el Tour y terminó 12°, como el segundo mejor corredor del Sky, lo cual es un buen premio a los sacrificios de su temporada, afectada por las sospechas en su pasaporte biológico que llevaron a Sky a “pararlo” mientras se aclaraba su situación. Por ello no fue al Giro d’Italia -en su debut con la escuadra británica terminó 9° en 2012- pero a cambio fue protagonista en el Tour donde se le vió al lado de Froome y en la “locomotora” que dirigía el pelotón.

Sin embargo, con 28 años y después de cinco en Sky, “Checho” Henao tiene poca proyección más allá de ser un gregario de lujo y tener alguna opción de comandar la escuadra en carreras menores. El antioqueño, que acaba de ser padre mientras estaba en competencia en Francia, debería buscar nuevos horizontes para continuar su progreso. La ventaja de hablar bien el inglés y estar adaptado a la vida europea, seguramente que le abrirá las puertas de otra escuadra de primer nivel. Henao es hoy 18 en el escalafón de la UCI.

"Checho" realizó un gran debut en el Tour

Según su ex-técnico Luis Fernando Saldarriaga, es admirable su consagración y disciplina de trabajo que raya en lo obsesivo. Está claro que en la escuadra británica deberá servir a los británicos. Rigoberto Urán, quien lo llevó a Sky, ya vivió igual situación y cambió de equipo a tiempo, aunque su protagonismo haya disminuído por otras razones.

Admirable fue igualmente el trabajo de Winner Anacona como escudero de Nairo y gregario en Movistar, tanto en el plano como en la montaña. Winner es consciente de su trabajo para el líder y por ello no brilla, pero su tercer lugar en la etapa 18 que ganó Romain Bardet, es una muestra de su fortaleza al final del Tour. El año anterior había sido esencial para el ataque de Nairo en el Alpe d’Huez pero en esta ocasión su jefe estaba enfermo y eso le dió la libertad de buscar una victoria parcial. Winner es un trabajador silencioso que cumple a cabalidad su papel para proteger a su jefe y amigo Nairo Quintana.

FUTURO AZUL

El dominio aplastante de Sky, el equipo de mayores recursos económicos del pelotón, demuestra la desigualdad del deporte y genera cuestionamientos similares a los que hay en la Fórmula Uno; donde Mercedes parece imbatible y las demás escuadras están condenadas a luchar por puntos o el tercer lugar del podio, incluso la histórica Ferrari.

Sky debutó en 2010 y ha ganado 4 veces el Tour en sus últimas cinco participaciones. Su escuadra infunde respeto por la calidad y versatilidad de sus integrantes, el método de trabajo y preparación, y los recursos económicos, técnicos y científicos con que cuenta. Su dominio guarda similitud con las épocas del Renault-Elf-Gitane de Bernard Hinault y Laurent Fignon de los años 80, el Banesto de Miguel Induráin en los 90 y el US Postal de Lance Amstrong de principios del nuevo siglo, quien sin embargo con el dopaje organizado dañó por muchos años la imágen mundial del ciclismo y del Tour.

Pero Sky es el concepto del ciclismo limpio al más alto nivel y de la eficiencia británica. Sus rivales tendrán que aumentar el nivel de detalle y preparación para romper la hegemonía que ha convertido las carreras en aburridoras, con emociones siempre en los últimos kilómetros y un ritmo frenético que impide la competencia individual contra la maquinaria azul. Sky juega como un Gran Maestro de ajedrez y gradualmente va sacrificando sus piezas dependiendo del perfil de cada etapa con la consigna de sostener a su “Rey” Froome.

Sky parece hoy imbatible pero todos los reinados terminan algún día.

En el pelotón hay talento individual y especialistas y ex-triunfadores del Tour como Bernard Hinault, Bernard Thévenet y Pedro Degado, reconocen que el “águila de C+ombita”, Nairo Quintana, será en los próximos años el principal rival de Froomy. Otros jovenes a tener en cuenta serán el francés Romain Bardet (25 años), el italiano Fabio Aru (26), el británico Adam Yates (23), el holandés Tom Dumoulin (25), el surafricano Louis Meintjes (24), y en un par de años el colombiano Miguel Angel López (22) y el español Marc Soler (22), quienes darán lo mejor para destronarlo.

Aunque Christopher Frome no sería tan fuerte con una escuadra débil, está visto que el esfuerzo individual no es suficiente contra Sky. Adam Yates (la gran revelación), Richie Porte (en su mejor Tour), “Purito” Rodríguez y Louis Meintjes fueron puro talento individual corriendo casi sin equipo en las etapas claves. Otros desfallecieron en el momento cumbre como Bauke Mollema, Fabio Aru, Warren Barguil, Tejay Van Garderen y en cierta médida Jarlinson Pantano, quien de no haber pérdido media hora en Andorra habría terminado entre los diez mejores.

Además, no es descabellado pensar que con Alberto Contador la carrera hubiera sido muy diferente porque el español estaba en forma y había concentrado su preparación para ganarla por tercera vez, pero dos caídas lo eliminaron antes de tiempo camino a Andorra. Su explosividad y combatividad en la montaña habría cambiado el panorama dominador de Sky y agregado más emoción a un Tour que por muchos momentos fue soporífero debido a la falta de ataques de Quintana y las acciones mínimas de otros ciclistas líderes.

Pocas veces atacó Nairo en el Tour 2016 pero tendrá nuevas oportunidades.

Según Eusebio Unzúe, el golpe psicológico que recibió Nairo Quintana en este Tour al que llegaba como favorito, “le va a venir muy bien porque está tan convencido de su excepcionalidad, de su superioridad, que se confunde a veces en sus análisis”. Por lo pronto el ciclista boyacense tendrá un descanso y será sometido a examenes médicos para identificar el tipo de alergia que padece y que afectó tan notablemente su acostumbrado alto rendimiento.

Lo cierto es que la “armada” española de Movistar fue de nuevo campeona por equipos en el Tour, pero se quedó sin el premio mayor. Igual que en 1805 cuando la estrategia del Almirante Horatio Nelson derrotó a la Armada Imperial en Trafalgar, 210 años después el equipo español no consiguió destronar a Chris Froome y la bien aceitada maquinaria de Sky le quitó por segundo año consecutivo el “sueño amarillo” a Nairo Quintana.

Los Alpes quitan el sueño

Christopher Froome y Nairo Quintana sueñan con los Alpes, donde la historia y el ciclismo han escrito páginas de gloria y también de llanto. La jornada de descanso en Berna les sirve a ambos para dormir bien antes de las batallas finales.

En las cumbres y pasos montañosos alpinos de ésta tercera y definitiva semana del Tour de Francia, se establecerán las diferencias, surgirá el más fuerte, se resolverán las dudas de una vez por todas, y se consagrará el triunfador de la edición 2016.

Pero hoy la cadena montañosa centro-europea le quita más el sueño a Nairo que a Chris, a quien no ha podido aislar una sola vez.

Se repite la película de 2015 cuando Nairo atacó los Alpes con una desventaja de 3.10″ y perdió el Tour por 72″ en Paris. Este año llega con 2.59″ en contra pero acompañados de una intrigante pasividad en la carretera que tiene a todos confundidos, incluso a Froomy.

Teóricamente descontarle 3 minutos a Froome es posible pero no será fácil y Nairo no se muestra optimista, o al menos es demasiado cauto en sus declaraciones: “Estoy bastante lejos en la general, pero espero que las piernas sigan bien. Queda mucha montaña y esperamos poder recuperar algo, ha dicho.

La fortaleza y seguridad del británico, hasta ahora dominador de la prueba en todos los terrenos y con una ventaja apreciable, le han alterado el sueño a Nairo Quintana y a otros rivales que llegaron con la intención de destronar al bicampeón del Tour. La realidad es que el “sueño amarillo” del colombiano -quien se ha limitado a dos efímeros ataques en Mont Ventoux después de los cuales perdió tiempo con su rival- se ha diluído. Aunque probablemente es su estrategia y está reservando fuerzas para los casi 400 kilómetros de montaña en los Alpes suizos y franceses en que este año se definirá la prueba, honestamente veo complicado ganarla.

Froome, con el respaldo del más fuerte equipo Sky de la historia (que advertí en mi primer artículo del Tour) está más cerca del tricampeonato que el colombiano del primer Tour.

No soy pesimista sino pragmático. El año pasado Froome llegó a la tercera semana enfermo y resistió los embates del “Aguila de Cómbita” con un equipo Sky menos fuerte. El holandés Wout Poels fue su salvador en l’Alpe de Huez donde Nairo concentró su estocada. Hasta ahora Froome no ha mostrado ninguna flaqueza y al contrario se ha mostrado imperial en todos los terrenos, apersonado de su papel de líder y principal figura del Tour y del ciclismo moderno. Además, su equipo maneja la carrera a su antojo, y está dedicado únicamente a su causa con escuderos de primer nivel.

Ni la lluvia, ni el público, ni las motos han podido frenar la "carrera" de Froome, a pie en el Ventoux.

El biotipo de Froome, más de 1.80m y menos de 70 kilos, como el del quíntuple campeón español Miguel Indurain, parece ser el ideal de este ciclismo moderno de equipos locomotora y portentos físico-dietéticos arropados por el método científico y la tecnología de punta que tiene en Sky a su mejor ejemplo y en la escuadra BMC de Tejay Van Garderen y Richie Porte, a su alumno privilegiado.

Alianzas de conveniencia

Hasta ahora el equipo Sky ha sido dominador absoluto de la carrera en las montañas y también en etapas llanas como la terminada en Montpellier, en las que el líder Chris Froome atacó y consiguió segundos, pocos pero valiosos, frente a Nairo.

Es necesario atacar y aislar al británico, cuyo equipo está usado y puede acusar el desgaste. El miércoles 20, día nacional de Colombia, trás 150 kilómetros relativamente manejables hasta Martigny, los ciclistas enfrentarán dos ascensos brutales en 34 kilómetros y pasarán de 460 metros de altura a 1.960 para llegar a la presa hidroeléctrica de Emosson frente al famoso Mont Blanc. Es una etapa perfecta para verdaderos escaladores que al día siguiente tendrán la contra reloj de 17 kilómetros, en la que sólo 10 son en ascenso con un desnivel de apenas 500 metros y en la que no se debería marcar diferencias tan definitivas como en La Caverne du Pont d’Arc.

Está visto que BMC seguirá jugando su alianza con Sky para buscar el podio de sus líderes, el estadounidense Tejay Van Garderen (8°) y el australiano Richie Porte (7°), el amigo fiel de Froome con quien entrenó en Tasmania a principio de año preparando la temporada, mientras Nairo corría el Tour de San Luis que dejó ganar a su hermano Dayer Quintana.

Movistar y Astana pueden entonces trabajar juntos para desestabilizar la carrera mientras que Tinkoff -que desaparece del World Tour- puede ser otro aliado buscando la camiseta de montaña con el polaco Rafal Majka y el cuarto Top-10 del checo Roman Kreuziger (5° en 2013). Astana persigue el podio con Fabio Aru mientras que su gran figura Vincenzo Nibali, quiere despedirse al menos ganando una etapa y puede ser otro punto de apoyo para Nairo. El siciliano campeón del Giro d’Italia, deja el equipo para capitanear la nueva formación del World Tour, el Team Bahrein, creado por el  jeque Nasser Bin Hamad Al Khalifa.

Suiza puede ser igualmente un aliado de Nairo y sus valles vinícolas en el Cantón del Valais -surcado por el Rio Ródano y rodeado de estaciones de Esquí-, un lugar ideal para un ataque frontal. Esperar hasta el viernes o sábado será tardío; hay que descontar primero tiempo en el país de los relojes.

El caleño Pantano muestra enormes progresos y merece un Top Team en 2017.

Su amigo y ex-compañero en “Colombia es Pasión”, Jarlinson Pantano, del equipo suizo IAM -otro que desaparece al final de temporada- ya cumplió su cometido ganando la durísima etapa 15 en Culoz (con seis Premios de montaña), después de una gran actuación en el macizo de Jura y el Grand Colombier. Fue la décimoquinta victoria colombiana en el Tour y el décimo pedalista del país en conseguirla.

Jarlinson se preparó para el Tour con Nairo en las montañas de Boyacá, se muestra en gran forma trás ganar en menos de un mes una etapa en la Vuelta de Suiza y el domingo en el Tour,  y en los Alpes podrá aportarle. El caleño es otro miembro de la “generación Saldarriaga”,  busca equipo para 2017, conoce bien el terreno donde fue 3° en el Tour del Porvenir que ganó Nairo en 2010 y 4° en la Vuelta a Suiza en junio, está 27 a más de 40 minutos de Froome y no representa peligro para la general.

Otro con el que se puede igualmente contar es el suizo Sébastien Reichenbach, el mejor del equipo francés FDJ, quien conoce bien los Alpes (nació en Martigny, por donde pasa el Tour), es actualmente 14 y puede eventualmente aspirar a un Top 10. Fue campeón suizo de montaña, parece estar en forma en el Tour, fue 4° en la Tirreno-Adriático este año por delante de su compañero Thibaut Pinot (que abandonó el Tour) y busca una victoria para la escuadra francesa.

El ciclismo francés, que pareció renacer en el Tour 2014 con el podio de Jean-Christophe Peraud (2°), Thibaut Pinot (3°) y Romain Bardet  (6°), hasta ahora va en blanco y necesita con urgencia una victoria. Este año, Bardet (AG2R La Mondiale) es sexto detrás de Alejandro Valverde y busca podio, mientras que otro escalador, Pierre Rolland del Cannondale, sin mayor opción más allá de ganar una etapa, puede ser otro apoyo a la hora de buscar establecer diferencias en un ataque por una victoria parcial.

El enigma Nairo

La falta de combatividad del escalador colombiano en las dos primeras semanas del Tour, alarma, alerta, siembra dudas y tiene a todos los especialistas y rivales tratando de descifrar su intrigante actuación.

Leer el gesto inescrutable y la mirada indescifrable de Nairo es una tarea imposible.

Es verdad que el líder de Movistar ha tenido que batallar duro contra los fuertes vientos de costado, tratando de no perder tiempo valioso y conservar energías para la tercera semana en la que usualmente llega a su pico de energía y fortaleza, pero es extraño que en la montaña, su terreno, no haya realizado ataques contundentes, ni en los Piríneos ni en Jura. Dos escaramuzas prematuras en el recortado ascenso a Mont Ventoux  -como el mismo reconoció- le costaron segundos frente a Froome en la etapa 12, la más caótica y discutida de la carrera.

Podría ser que Nairo esté enfermo o disminuído ó que la granizada en la etapa en Andorra le haya afectado. En la contra reloj se le vio sonándose la nariz varias veces y tomando mucha agua para hidratarse porque el calor en esta zona mediterránea de vientos inclementes (empezando por el temible Mistral) llega en esta época a los 35°.

Después de esa etapa en que perdió dos minutos con Froome, da la impresión de que en Movistar están dejando de confiar en Quintana y ven a el “bala” como alternativa. El ataque de Valverde el domingo, que no consiguió ventaja ni generar un nuevo ataque de Quintana, es igualmente extraño. Teóricamente Valverde vino al Tour sin presión trás su podio en el Giro d’Italia, a ayudar a Nairo, y es el discurso que maneja la escuadra española, pero uno no sabe que creer.

Según su amigo y gregario fundamental Winner Anacona, Nairo y Movistar tienen preparada su estrategia para la tercera semana. Hay que confiar en ella pero mientras Sky se concentra en trabajar totalmente para Chris Froome, en la escuadra española Movistar parece haber un “plan B” con su líder histórico Alejandro Valverde, quinto y a sólo 18″ del colombiano en la clasificación. En Movistar dicen que ambos están “a la orilla del podio con mucha montaña aún por delante”, y eso muestra su ambición.

Winner Anacona y Movistar en defensa de Nairo y su "sueño amarillo".

A su vez, el director técnico de Sky, Sir David Braildsford, dice que “según el planteamiento de sus etapas, es obvio que Movistar tiene como objetivo ganar la clasificación general por equipos”. Y a Sky, esa clasificación le tiene sin cuidado, máxime cuando su segundo hombre Sergio Henao, está enfermo y ya no cuenta para el Top-10 ni para el podio, como parecía al iniciarse la segunda semana.

Movistar puede cambiar su libreto y lanzar a Valverde en los Alpes, que no sería mala estrategia para poner a Sky a perseguir y desgastarse aún más luego del esfuerzo titánico de sus hombres controlando la carrera y esperando que a Nairo le respondan las piernas y Winner Anacona y sus demás compañeros estén lo suficientemente fuertes para halarlo en los Alpes. Con un hombre menos que Sky y en carretera en ascenso con apenas cuatro para respaldar a Nairo, Movistar está en desventaja.

Bienvenidos a los Alpes

El Tour descansa este martes en la ciudad de los osos, la medieval Berna (capital federal de Suiza y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco), en la antesala de los Alpes. Un lugar ideal y merecido para las piernas de los 183 ciclistas que continuan en competencia, entre ellos los cuatro colombianos que largaron en Mont Saint Michel.

Las rampas en los Alpes suizos y franceses, con inclinaciones de 10° y más, serán jueces del Tour.

La topografía de los Alpes y sus cuestas a 2000 metros son perfectas para el biotipo de los escaladores colombianos e italianos, pero en especial de los escarabajos que entrenan y se oxigenen de glóbulos rojos en ese tipo de cumbres, en los Andes. Tanto climática (más fresca temperatura) como orográficamente, los Alpes les favorecen y serán cuatro días seguidos entre Suiza y Francia entregando las últimas fuerzas en pos de la victoria en París.

Los ciclistas colombianos están acostumbrados a esa altura y la falta de oxigeno que a los rodadores y grandes ciclistas les cuesta más controlar, dado que no viven en las montañas y su cuerpo requiere mayor esfuerzo para bien oxigenarse. Por eso van al Teide, en islas Canarias, a buscar ese ritmo. Pero los Alpes son diferentes.

Chris Froome y Richie Porte entrenaron juntos en Tasmania con una climatología relativamente similar y una altura máxima de 1.600mts que podrán servirles de ejemplo. Pero en carrera en el Tour, las circunstancias son diferentes y el manejo del esfuerzo y los ataques consumen más energía, la que en la tercera semana de la prueba comienza a faltar.

Con una semana menos de kilometraje en sus piernas, Froome llega con 1.47″ de ventaja sobre el holandés Bauke Mollema (2°) y de 2.59″ sobre Nairo. Teóricamente se ha preparado mejor para afrontar la tercera semana -en la que usualmente sufre- con más tranquilidad y con un superequipo de gregarios totalmente dedicados a su causa, entre ellos un excelente escalador colombiano, Sergio Luis Henao, que renunció a toda aspiración y debería ser su mano derecha en los últimos lances de esa semana infernal si su salud se ha recuperado.

Mollema, nuevo invitado al podio?

A sus 29 años y Top-10 en las tres últimas ediciones del Tour, Bauke Mollema, está en una posición privilegiada y es un enemigo a respetar, como había explicado en mi anterior artículo al termino de la primera fase del Tour. Se le ha visto sólido en la montaña (Mont Ventoux) y representa otro desafío para Nairo Quintana, ubicado a 1.12″ del holandés, quien busca demostrar su valía ante la llegada el año próximo del español Alberto Contador, como líder de la escuadra estadounidense Trek-Segafredo.

Nairo cree en sus piernas, en su preparación y en su habilidad para escalar en la alta montaña. No es imposible descontar 3 minutos a Froome o 72″ a Mollema. Ciclistas famosos los han pérdido y con ellos el Tour, en las montañas, aunque en realidad pareciera que Nairo está sólo contra el mundo mientras que Froome en este momento tiene el mundo a sus piés. Pero falta cruzar los Alpes.

En la segunda Guerra Púnica (218 a 201 antes de Cristo), el general y líder cartaginés, Aníbal Barca, considerado uno de los más grandes genios de la estrategia militar de la antiguedad, cruzó primero los Pirineos y luego los Alpes con su ejército, que incluía elefantes preparados para la guerra. Derrotó al imperio romano en grandes batallas en el norte de Italia, pero a pesar de su talento y viveza no pudo llegar hasta Roma y perdió la guerra en Zama con Publio Cornelio Escipión, luego llamado “el Africano mayor”.

Tengamos confianza en que el “águila de Cómbita”, Nairo Quintana, con su armada española de Movistar logre las victorias necesarias en los Alpes, y a diferencia de Aníbal, el domingo si entre primero, no en Roma, sino en París.

—–

LA GENERACION SALDARRIAGA:  El ciclismo colombiano vive una nueva época dorada, que a diferencia de los años 80 no surgió por generación expontánea sino gracias al rigor científico y a la preparación integral del deportista de alto rendimiento bajo la orientación del más exitoso de los entrenadores colombianos en Europa, el técnico deportivo, Luis Fernando Saldarriaga. Es la llamada “generación Saldarriaga” que creció y se desarrolló en el equipo continental “Colombia es Pasión” entre 2009 y 2011.

Años mozos de nuestros héroes del pedal: Atapuma (izq.), Nairo, Chavito y Jarlinson (der.).

De ella surgieron todos los pedalistas colombianos que triunfan en Europa y que este año han ganado etapa en sus presentaciones en el Viejo Continente: Nairo Quintana (Campeón en la Vuelta a Catalunya y el Tour de Romandia), Esteban Chaves (subcampeón del Giro d’Italia), Sergio Luis Henao (subcampeón de la Vuelta al País Vasco), Jarlinson Pantano (4° en la Vuelta a Suiza) y Darwin Atapuma, octavo en la Vuelta a Suiza. Saldarriaga dirige ahora el equipo continental Manzana Postobón, en otro proceso formativo que busca preparar la nueva generación Sub-23 de pedalistas colombianos. Entre 1986 y 1996 Postobón patrocinó uno de los dos equipos profesionales colombianos que compitieron con éxito en el circuito profesional.