Tour-2018: Tan cerca y tan lejos para Nairo y Rigo

A pocas horas de iniciar sus etapas definitivas por las montañas y cumplido casi la mitad de su recorrido, el Tour de Francia 2018 se muestra abierto, con una ligera ventaja para el máximo favorito Chris Froome y oportunidades interesantes para los dos subcampeones colombianos en carrera: Nairo Quintana y Rigoberto Urán. Quedan 12 etapas hasta París.

Además de ellos, el italiano Vincenzo Nibali, el británico Adam Yates, el español Mikel Landa y el esloveno Primoz Roglic, mantienen su parte de favoritismo. Uno de los principales candidatos, el australiano Richie Porte se despidió de la carrera tras una caída en la caótica 9ª etapa sobre el pavé entre Arras y Roubaix, que como se esperaba dejó varios damnificados, caídas, raspaduras y dolores musculares. Porte, que coincidencialmente había también abandonado el año anterior en la novena etapa por una caída en la que se fracturó la clavícula, en este año no había llegado aún al pavé cuando volvió al piso.

El pavé ofreció el drama esperado en el Tour: polvo, caídas, golpes, pinchazos, abandonos...

El temible terreno adoquinado y el trazado por las rutas de la famosa Paris-Roubaix cobró sus víctimas, unas con caídas y raspones que pasarán factura en los próximos esfuerzos, y otros en tiempo precioso que tal vez sea difícil de recuperar. Pero desde antes se habían marcado diferencias en la contra-reloj por equipos y etapas nerviosas en que varios favoritos perdieron tiempo con respecto al tetracampeón Chris Froome; el referente.

Las nueve primeras etapas del Tour-2018 permitieron confirmar la calidad del tricampeón mundial de ruta, el eslovaco Peter Sagan, la realización como uno de los mejores sprinter del mundo del poderoso velocista colombiano Fernando Gaviria y del embalador holandés Dylan Groenewegen –triunfador el año pasado en Paris, en la última etapa en los Champs Elysées, cada uno con dos victorias al embalaje. Gaviria además hizo historia al convertirse en el primer líder del Tour y el segundo colombiano que porta la famosa camiseta amarilla.

Pero el segundo tiempo del Tour se inicia este martes en los Alpes franceses con tres etapas exigentes y definitivas para muchos (dos con final en alto); tres jornadas continuas con más de 440 kms de terreno montañoso y picos como el Col de la Colombiére el martes, la Rosiére el miércoles y la durísima etapa del jueves 19 de julio con el Col de la Madeleine, el Col de la Croix de Fer y final en el Alpe d’Huez, donde Luis Herrera consiguió en 1984 la primera victoria del ciclismo colombiano en la Grande Boucle. Hasta hoy, “Lucho” es el único ciclista colombiano que ha vencido en la famosa cima.

Nairo llega con la menor desventaja con Froome antes de la montaña.

Con las piernas cansadas, golpeadas y exigidas en las rápidas etapas planas y el pavé, el primer descanso para muchos favoritos puede ser salvador, pero las cimas que llegan tal vez su viacrucis. Y entre todos ellos, Chris Froome -aunque por primera vez no llega al descanso portando el maillot jaune de líder y en carrera no se ha mostrado omnipresente (incluso se ha caído y ha sufrido)- sigue siendo el principal candidato  y de nuevo aventaja a sus rivales.

Fromme agazapado

En la busqueda de la quinta e histórica victoria de Chris Froome en el Tour, su poderoso equipo Sky ha cambiado la estrategia, evitando el desgaste, manejando varias cartas y cuidando a su líder, cuyo estado físico a los 33 años y con tres Grandes Vueltas continuas en sus piernas, es una incógnita. De hecho, el primer pedalista del equipo en la tabla general es el fiel escudero de Froome, el galés Geraint Thomas, quien figura segundo a 43″ del líder belga Greg Van Avermaet, un ciclista rodador, especialista de las clásicas, que en la montaña cederá su ventaja y no cuenta para el podio final en París.

Thomas se ha mostrado consistente pero es un gregario de lujo -segunda carta de Sky- y sólo si Froome falla tendrá oportunidad, aunque no brilla en la alta montaña frente a los escaladores natos. Fue claro en la etapa de pavé que su equipo lo retrasó para llevar a su líder trás una caída en la que empezó a ceder terreno con el tren de Movistar, Valverde, Quintana y Landa, antes de que este último cayera, perdiera tiempo y la mitad de su equipo tuviera que trabajar fuerte para recortar la ventaja.

El dilema de Sky: Froome o Geraint Thomas?

Por el momento, Sky juega con dos cartas para distraer la competencia y aunque Froome no se ve tan sólido como Geraint Thomas, el equipo es claro en sus principios y no abandonará a su líder a no ser que ocurra una debacle del campeón. Froome es líder único y eso no se discute. Los demás, incluyendo el novato colombiano Egan Bernal (hasta la etapa de pavé estaba en excelente posición y figuraba como candidato a mejor joven y eventualmente un Top-10) estarán a su servicio en la montaña, donde Froome requiere de todos los apoyos necesarios dada la calidad de los rivales. Bernal perdió cualquier opción y cedió más de 16 minutos después de una caída en el pavé pero a los 21 años puede aspirar a una victoria de etapa si su equipo lo libera en los Alpes.

En términos reales, el británico es 8° en la tabla, a 59″ de su compañero Thomas y 52″ del joven y sorprendente luxemburgués Bob Jungels (de buenas actuaciones en el Giro d’Italia, 6° y 8° en 2016 y 2017). Más próximos están luego el veterano Valverde (a 11″), el polaco Rafal Majka (a 10″) y el irregular danés Jakob Fuglsang (a 9″). Pero esos no son los verdaderos rivales del británico.

Froome tiene el mismo tiempo que Adam Yates y Mikel Landa y de allí en adelante aventaja a su competencia seria: 1″ sobre el líder de los novatos, el danés Soren Andersen (23 años) y compañero de Tom Dumoulin; 6″ sobre Nibali, 15″ sobre Primoz Roglic, 16″ sobre Bauke Molema, 21″ sobre Dumoulin, 40″ sobre Romain Bardet, 45″ sobre Warren Barguil (campeón de montaña 2017) y un minuto sobre el ruso Ilnur Zakarin. Luego, Nairo y Rigo.

Nibali es el más experimentado del pelotón y en la montaña dará su primer paso.

De todos ellos, el único que hasta ahora no se ha caído, no ha pinchado, no ha tenido que exigirse persiguiendo, es el campeón en 2014, Vincenzo Nibali y su escuadra es igual de poderosa que Sky y está completa. El consistente escalador Domenico Pozzovivo, 20° a un minuto de Nibali, es una carta sólida para los ataques repetidos en la montaña, donde los favoritos iniciarán las escaramuzas y los primeros lances serán críticos para los más débiles.

Los Alpes: volverán a ser colombianos?

Nairo Quintana y Rigoberto Urán son las cartas colombianas antes de los Alpes y ambos llegan distanciados de Froome poco más de un minuto; son recuperables pero no les será fácil. Para Nairo, ubicado 21° a 1’08″ del líder de Sky, esta es la diferencia más corta al término de la primera semana del Tour desde que se enfrenta con Froome y ello le da tranquilidad porque tiene la madurez para atacarlo, llega descansado a su terreno y se ha preparado para el Tour como único objetivo. El “‘aguila de Cómbita” cumplió una excelente etapa sobre el pavé pero los segundos preciosos pérdidos por el doble pinchazo en la primera etapa y en la contra-reloj por equipos, son el lastre que ha tenido que arrrastrar.

En 2015, el Tour con el trazado más montañoso y favorable para Nairo, el escarabajo llegó a la primera semana de montaña en los Pirineos y después de una contra-reloj por equipos, con casi dos minutos de desventaja (1’59″) frente a Froome. Recortó, pero ese año, Nairo perdió el Tour por 1’12″ al final del Alpe d’Huez la última semana. En 2018 el trazado tiene primero los Alpes y los Pirineos la última semana, y de todos es conocido que las pendientes de los Alpes son más fuertes y exigentes. Y en la tercera semana, en los Pirineos, el cansancio será mayor.

El problema de Nairo será sin embargo la decisión táctica de Movistar que tiene tres líderes y los otros dos, españoles, están delante de él. El gerente de la escuadra Eusebio Unzué dijo que el líder se decidirá en carrera y Quintana, aunque distanciado 1’19″ de Valverde, es más poderoso y mejor candidato, en tanto que Landa, estará resentido tras las caídas. Además, el equipo perdió a un gregario importante, el veterano José Joaquín Rojas, quien abandonó el Tour y era cércano a Nairo. Cómo jugará sus cartas Movistar?

El pavé no fue amigo de "Rigo" como en 2015. Ahora tendrá que empezar a descontar en la montaña.

En los Alpes, los ciclistas colombianos han escrito sus mejores páginas victoriosas, desde Luis Herrera hasta Rigoberto Urán el año anterior en Chambéry. Nairo consiguió su primer y hasta ahora único triunfo en 2013 (cuando era un desconocido novato) en Semnoz, en la penúltima etapa que partió de Annecy, precisamente de donde larga este martes la segunda fase del Tour-2018, con 981.5 kmts hasta la medieval y amurallada Carcassonne, antesala de los Pirineos.

“Rigo”, sorprendente y sólido subcampeón el año anterior, tuvo su mal día en el pavé y dos caídas lo bajaron del 6° puesto general con 17″ de ventaja sobre Froome, al 22 con 1’11″ de desventaja, algo menos que la tenía en 2015 antes de iniciarse la segunda parte del Tour. Ese año, Rigoberto terminó 42 pero llegó al Tour con el desgaste en las piernas de la Vuelta a España y el Giro d’Italia y sin un equipo tan fuerte como ahora para respaldarlo.

El antioqueño es el ciclista colombiano más inteligente en carrera y con el apoyo de Daniel Martínez, Pierre Rolland y Simon Clarke, su liderazgo y su preparación específica para el Tour debería dar frutos. Además, sabe dosificar las fuerzas y establecer alianzas y en la montaña pueden ser muy necesarias para destronar a Froome. Sábado y domingo, las etapas de media montaña a Mende (con final en alto) y Carcassonne, serán igualmente interesantes para afirmar diferencias en un Tour en el que cada segundo, incluídas las bonificaciones de etapa y bono por embalaje, cuentan.

Gaviria y Sagan se disputan el título de mejor embalador del Tour y la camiseta verde de los puntos.

Por su parte, si sobrevive las montañas y el tiempo límite de clasificación, Fernando Gaviria, que aspira a vencer cuatro etapas (le quedan tres oportunidades) y disputa la camiseta verde de la regularidad con el pentacampeón Sagan, buscará una nueva victoria el viernes 20 de julio, día nacional de Colombia, en la corta etapa plana Bourg d’Oisans-Valence sobre 169.5kms. En Valence, el 11 de julio de 1996 -hace 22 años- triunfó en solitario después de un fulminante ataque en el último kilómetro el escalador colombiano José Jaime “el chepe” González integrando el equipo Kelme.

Y los colombianos tienen una motivación especial para ganar en el Tour el día de la independencia: Nelson “cacaito” Rodríguez en 1994 en Val Thorens, Félix Cárdenas en 2001 en Ax les Thermes y Nairo Quintana en 2013 en Semnoz, son el ejemplo. El año anterior Darwin Atapuma estuvo a un kilómetro de esa gloria. De las 18 victorias colombianas de etapa en el Tour, la sexta parte ha sido un 20 de julio y con dos triunfos más esta semana, el país superaría a Estados Unidos y se ubicaría undécimo entre las naciones vencedoras.

Así las cosas, los próximos seis días deberán ser definitivos para las posibilidades de los dos subcampeones colombianos Nairo Quintana y Rigoberto Urán de vencer a Chris Froome y ganar el Tour de Francia y cumplir el sueño amarillo. Junto a ellos, el velocista Fernando Gaviria quiere consagrarse como el mejor embalador del Tour-2018.

 

 

Comments are closed.