Vuela “Superman” López y se afirma Froome en la Vuelta

En la alta montaña de la Vuelta a España 2017, Miguel Angel López, la nueva perla del ciclismo colombiano, brilló con clase de campeón, ganó dos etapas, dominó las cumbres, asumió el liderato de su equipo, ascendió al sexto lugar de la clasificación, demostró que es el mejor escalador y fue la figura de la segunda semana de la ronda española.

Con sólo 23 años, el campeón de la Vuelta a Suiza 2016, confirmó las expectativas puestas en él por la escuadra kasaja Astana y demostró que es el relevo inmediato de sus consagrados compatriotas Nairo Quintana, Rigoberto Urán y Esteban Chaves.

Dominando las cumbres españolas, Miguel Angel López confirmó que es parte de la élite mundial.

Situado a apenas 43″ del podio, el joven de Pesca (Boyacá) -uno de aquellos tantos pueblos olvidados de Colombia- es el verdadero Rey de las cumbres, aunque la camiseta la porte temporalmente  el italiano Davide Vilella (102° en la general a 2 horas 40 minutos!),  gracias a la táctica de acumular puntos en las cimas de segunda y tercera categoría. Pero quedan cuatro etapas de montaña -dos de media y dos de alta- en la última y definitiva semana, para que López -actualmente segundo- intente ganar esa camiseta que el ciclismo colombiano aprecia tanto y que no se logra en una Gran Vuelta desde Julian Arredondo en el Giro d’Italia 2014 .

Mientras el británico Chris Froome respaldado por su fuerte equipo Sky consiguió en la semana mantener a raya a sus rivales, la clasificación general se ha decantado hasta el punto crítico en que destronar al líder hoy se antoja casi imposible. Al cierre de las primeras nueve etapas antes del primer descanso, el líder tenía una ventaja de 36″ sobre el segundo Esteban Chaves, de 1.05″ a Nicolas Roche (3°), 1.17″ a Vincenzo Nibali (4°), de 2.15″ a Ilnur Zakarin (10°), 2.31″ a Wilko Kelderman (11°) y 4.09″ a Miguel Angel López (16°).

Una semana después se constata que los descuentos de tiempo son insignificantes y ahora Nibali es segundo a 1.01″, Zakarin tercero a 2.08″ y Kelderman cuarto a 2.11″. Quien realmente le descontó tiempo a Froome en la montaña fue “Superman” López que está ahora a 2.51″, y a quien el líder ya considera un rival de peligro si acerca más en la tabla. Tal como lo anticipé,  Nicolas Roche y David de la Cruz ya no cuentan y de los favoritos, quienes realmente perdieron distancia (dos minutos) son Esteban Chaves y Fabio Aru.

La etapa contra-reloj individual llana del martes en Logroño sobre 40.2 kilómetros entre los viñedos y bodegas vinícolas de Navarra, le favorece al líder al igual que el descanso. Históricamente Froome siempre ha aprovechado bien esa pausa en las Grandes Vueltas para recuperar fuerzas y aumentar al día siguiente la ventaja sobre sus rivales, y no hay indicativo de que vaya a flaquear en otro de sus terrenos favoritos.

Lucha de segundos

La expectativa es ahora por los otros dos lugares del podio, con Vicenzo Nibali segundo y el sorprendente ruso Zakarin, tercero a poco más de dos minutos. Nibali ha hecho una carrera inteligente y cuidadosa pero no tiene equipo suficiente para afectar la marcha de Sky defendiendo a Froome, que ahora cuenta en el décimo lugar con el gigante holandés Wout Poels, su escudero de lujo en l’Alpe d’Huez del Tour de France 2015 cuando Nairo Quintana estuvo cerca de vencerlo. Ese día Froome perdió 1.20″ con Nairo, la diferencia máxima que ha cedido el británico en una etapa de montaña en el Tour.

Poels es rodador y escalador y ganó el año anterior la Vuelta a la Comunidad Valenciana y la Clásica Lieja-Bastón-Lieja. Este año Sky lo preparó para apoyar a Froome en la Vuelta y cumple a cabalidad su papel con el español Mikel Nieve (15°) y el italiano Gianni Moscon.

Chris Froome parece invencible en la Vuelta 2017 trás 13 días de líder. Le queda una semana hasta Madrid.

Entre los rivales de Froome, el experimentado Nibali es, junto a Zakarin (campeón contra reloj de Rusia), el holandés Wilco Kelderman (4°) y Alberto Contador, los mejores en el ejercicio individual contra el cronómetro. El italiano y Contador son los mejores descendiendo, y la tercera semana tiene cuatro etapas de montaña, dos de ellas propicias para “emboscadas” y ataques imprevisibles, aunque también con finales cortos en ascenso, aquellos que tanto gustan a Froome para acelerar en el último kilómetro y ganar segundos y bonificaciones.

La táctica de ataque que utiliza Contador es una de las pocas opciones de descontarle tiempo a Froome, como ocurrió el año anterior en la famosa etapa Sabinanigo-Formigal cuando en una escaramuza aislaron al británico y con Quintana y Chaves le sacaron más de dos minutos. Pero si Froome inicia el miércoles los cinco días finales con una ventaja ampliada en la contra-reloj, con otro minuto extra tendrá la Vuelta en el bolsillo. La lucha es por segundos. Ilnur Zakarin, que estuvo dos años suspendido por dopaje con el esteroide anabólico Metandienona (2009-2011), tiene apenas 3″ de avance sobre el holandés Kelderman (4°), 21″ a Esteban Chaves (5°), 43″ a López, 1.16″ a Fabio Aru (7°), 1.18″ al sorprendente canadiense Michael Woods y 1.51″ al tricampeón Alberto Contador (9°) quien fue otro de los protagonistas de la semana.

El podio para Esteban Chaves y Miguel Angel López es un objetivo plausible, y de los dos, “Superman” se muestra más sólido a pesar de ser su primera Vuelta de tres semanas y llegar a la Vuelta con sólo 18 días de competencia debido a la larga recuperación de una fractura en la tibia de su pierna derecha. Sin embargo, parece haber encontrado un excelente ritmo y en la segunda semana dominó la alta montaña ganando dos etapas, en el Observatorio de Calar Alto y en el Alto Hoya de la Mora en la Sierra Nevada (la etapa reina), cuatro días después. Además, fue segundo el sábado en la Sierra de La Pandera.

López es 6° en la general, el mejor de los jóvenes, segundo en la clasificación combinada (portará la camiseta blanca desde el martes), segundo en la de montaña y cuarto en la de puntos, mientras que su escuadra Astana es líder por equipos. El joven ciclista está en plena eclosión pero Astana tendrá que decidir si sostiene a Fabio Aru (con el desgaste del Tour en las piernas) o definitivamente “Superman” es su As para intentar ganar la Vuelta. Todo dependerá del nivel de Aru, campeón en 2015.

Seis días para Madrid

Esteban Chaves ha recurrido a su experiencia y se mantiene en la disputa del podio pero el tiempo cedido lo aleja de la victoria final aunque su equipo puede ayudar bastante en la última semana y acercarlo de nuevo. Tal vez la insuficiente recuperación de la tendinitis en la rodilla izquierda ha sido el factor negativo y el ciclista ha reconocido que aún le fastidia. Pero el pedalista bogotano seguirá intentando la victoria en la Vuelta que es la carrera que hasta ahora mejor se ha adaptado a sus condiciones y en la que fue líder y 5° en 2015 (con dos triunfos de etapa) y 3° el año anterior detrás de Quintana y Froome.

En términos de desgaste y recorrido, hay que considerar que Chaves corrió en Julio el Tour de France como entrenamiento, mientras que Nibali, Kelderman y Zakarin disputaron el Giro d’Italia y luego descansaron más de dos meses. Los tres, junto a Miguel Angel López y Wout Poels, son los que tienen menos rodaje y los más frescos para la última semana.

El Angliru ha sentenciado la Vuelta a España en varias ocasiones. El sábado será de nuevo juez.

La presentación de los ciclistas colombianos en la edición 72 de la Vuelta a España es positiva, con dos victorias de etapa, dos ciclistas en el Top-10 y Darwin Atapuma 20° (en su mejor presentación), protagonismo permanente de sus principales líderes y del debutante equipo Continental Manzana Postobón, que se mantiene completo en su primera Vuelta grande de tres semanas y figura 15 en la tabla, entre 22 participantes.

En su primera participación Jarlinson Pantano figura 36° en su papel de gregario de Alberto Contador, en tanto que el juvenil de Manzana Postobón, Hernán Aguirre (el ciclista más joven de la Vuelta con 21 años) es 43°, no lejos del polaco Rafal Majka y del  excampeón mundial Rui Costa y delante del luxemburgués Bob Jungels, quien fue 8° en el Giro d’Italia.

Pero además, Aldemar Reyes se sitúa 48° y Bernardo Suaza 54°, entre los 169 ciclistas que permanecen en competencia. El intenso ritmo y el calor han sido los factores perjudiciales para la escuadra pero en la tercera semana con perfil montañoso seguramente volverán a figurar e intentarán una sorpresa de etapa. Les favorece que no cuentan para los líderes y eso les dará mayor libertad a la hora de una fuga. De hecho, siete de sus nueve ciclistas figuran entre los primeros 93 de la tabla.

Los seis días que restan de la Vuelta 2017 serán de gran movimiento porque las diferencias permiten a varios candidatos al título ser optimistas, mientras que el líder Froome seguirá vestido de rojo  jugando su papel habitual de defenderse, esperar los ataques y responder cuando sea necesario. La corta e intensa penúltima etapa, relativamente similar en ritmo y dificultad a la ganada por López el domingo en la Sierra Nevada, definirá el campeón.

La carrera termina el domingo en Madrid, y cualquier flaqueza, error táctico o caída (Froome ya se fue al piso dos veces), pueden cambiar el panorama, pero mientras no se logre aislar al líder de sus gregarios, será muy difícil vencerlo y tomarle ventaja. Queda el 23,3% de la Vuelta; 774,5kms para destronar a Froome, de ellos 616,7 de recorrido montañoso y la cima mítica del alto de l’Angliru, el sábado, que será el juez de los favoritos. Esperemos.

Comentar este artículo