Suzuka, taikan-shiki japonesa

En los últimos 24 años, 10 campeonatos mundiales de Fórmula Uno se han decidido en el circuito japonés de Suzuka y 6 pilotos se han coronado en su trazado en forma de ocho. Este domingo 9 de octubre, el alemán Sebastian Vettel será probablemente el séptimo y el bicampeón más jóven de la categoría.

Un punto separa al juvenil prodigio de su kanmuri y aunque matemáticamente el inglés Jenson Button podría superarlo, automovilísticamente es imposible que el piloto de McLaren triunfe en las cinco carreras que restan del torneo porque su pilotaje es ciertamente inferior.

Sebastian Vettel dominador en Suzuka 2010 (Foto oficial Red Bull)

Vettel debe ceñirse el domingo en Japón su segunda corona

Vettel ha ganado en Suzuka en los dos últimos años y dada su aplastante dominación en esta temporada, parece imposible que no consiga al menos un punto para asegurar su segundo título. Es más, seguramente saldrá a triunfar para refrendarlo en lo más alto del podio.

Suzuka integra la temporada de F’ormula Uno desde 1987 -hace casi un cuarto de siglo- y es pista de campeones múltiples: Nelson Piquet consiguió en 1987 su tercera corona cuando Nigel Mansell se accidentó en prácticas y no largó el Gran Premio, el inolvidable Ayrton Senna ganó en ella sus tres títulos mundiales con McLaren-Honda aunque sólo triunfó en su primero en 1988, y el francés Alain Prost alcanzó el tercero de sus cuatro laureles en 1989, pero nunca venció en Japón. Piquet en cambio ganó después de su coronación, en 1990.

Por su parte el finlandés Mika Häkkinen hizo el doble y consiguió la victoria y sus dos campeonatos en 1998 y 1999 con McLaren, mientras que el alemán Michael Schumacher se tituló en 2000 y 2003 con Ferrari y ha triunfado cinco veces en Suzuka. El heptacampeón es el único piloto que ha ganado con dos escuderías diferentes; en 1995 con la desaparecida Benetton y en 1997, 2000, 2001 y 2002 con Ferrari.

Otros campeones triunfadores son el doble laureado español Fernando Alonso en 2006 con Renault, el finlandés Kimi Räikkönen en 2005 con McLaren y el inglés Damon Hill con el equipo Williams en 1994 y en 1996, cuando alcanzó en Suzuka su único título.

Ferrari con siete victorias y McLaren con seis han sido las escuderías dominadoras en Suzuka, escoltadas por Williams y Bennetton con tres. Y los motores más exitosos -con siete triunfos- han sido Ferrari y Renault, el mismo que propulsa al Red Bull de Sebastian Vettel.

En síntesis, Suzuka es una verdadera pista de campeones y con excepción de cuatro vencedores; Gerhard Berger (1987), Alessandro Nannini (1989), Riccardo Patrese (1992) y Rubens Barrichello (2003), todos los demás se han titulado en alguna ocasión .

De hecho, prácticamente todos los campeones de Fórmula Uno de los últimos 25 años ganaron en el circuito japonés. Unicamente se les escapó la victoria a Nigel Mansell, a Jacques Villeneuve, a Lewis Hamilton y a Jenson Button, aunque estos dos últimos -pilotos de McLaren- tienen todavía su chance.

Trazado del circuito de Suzuka

El escenario, originalmente pista de pruebas del fabricante japonés Honda, cumple 50 años. Fue trazado en 1962 por el holandés John Hugenholtz, quien fuera director del circuito de Zandvoort y el pionero en el diseño de pistas de Fórmula Uno. Hugenholtz también delineó Jarama en España y Zolder y Nivelles en Bélgica y fue el antecesor del hoy omnipresente alemán Hermann Tilke .

Mientras el holandés trató siempre de integrar las pista con la naturaleza, Tilke en cambio construye escenarios fastuosos e inexpresivos en los que los adelantamientos son mínimos y las carreras somníferas, al punto que muchos -entre ellos el tricampeón escocés Sir Jackie Stewart- lo acusan de matar la emoción de la Fórmula Uno. Sepang, Bahrain, Shanghai y Estambul son ejemplos de lo aburridor que puede ser un Gran Premio con pincel Tilke.

Independientemente de que sea cierta o falsa la contribución de Tilke a la Fórmula Uno, por fortuna su mano no ha tocado Suzuka y la pista japonesa seguirá siendo reina, escenario de cerradas batallas de campeonato y lugar de coronación de campeones. La pista de 18 curvas es un desafío de pilotaje para los grandes pilotos de la Fórmula Uno y una victoria a tener en el palmarés. El senshi Sebastian Vettel ya la domina y quiere ser su kokuô.

* Taikan-shiki= coronación, Kanmuri= corona, Senshi= guerrero, kokuô= rey.

Comments are closed.