En la Vuelta a España rugen los favoritos

Muy pronto, en la tercera etapa, la Vuelta a España 2017 empezó a definir los favoritos y tal como se esperaba el británico Chris Froome, el italiano Vincenzo Nibali y el colombiano Esteban Chaves, demostraron en la primera escaramuza en los Pirineos que son los llamados a la victoria final en Madrid.

Mientras Vincenzo Nibali, campeón en 2010, consiguió en Andorra su segunda victoria en la Vuelta después de casi 6 años (septiembre 18) y ascendió al 5° puesto en la general, Froome asumió el liderato por segunda ocasión y empezó con pie derecho el camino hacia su primera victoria final y el doblete Tour-Vuelta, luego de cinco intentos infructuosos desde 2011. Ese año, en su debut en la Vuelta como escudero de Bradley Wiggins, Froome fue líder por un día, el 29 de agosto, trás la contra-reloj individual en Salamanca sobre 49 kms que ganó el alemán Tony Martin.

Nibali confirmó que es uno de los principales favoritos en la Vuelta-2017.

Luego de dos jornadas iniciales en Francia, la tercera etapa de la Vuelta empezó pronto a decantar la carrera y mostró que Froome, Nibali y Chaves (6° en la general a 11″) son los principales candidatos a vencer en la edición 72 de la prueba con un recorrido de 3.297,7 kms hasta Madrid. De hecho, Chris Froome reconoció gallardamente que Chaves es su principal rival, está en gran forma, merece estar adelante y será una lucha muy interesante con el colombiano. Y para la prensa británica, Chaves no sólo es el principal enemigo del líder sino que con su golpe de pedal demostró hoy que es el líder del Orica-Scott y ello favorecerá la táctica de la escuadra australiana.

Junto a ellos, el español David de la Cruz (segundo en la etapa y en la general), el irregular estadounidense Tejay Van Garderen (4°), el francés Romain Bardet (10°), los italianos Fabio Aru (campeón en 2015) y Domenico Pozzovivo (9°) y el irlandés Nicolas Roche (3° en la general), fueron los más fuertes en el primer contacto con las alturas de una prueba que tiene por delante otras 5 etapas de alta montaña y una contra reloj sobre 42 kms, que serán definitorias. De la Cruz, quien será compañero de Froome en Sky desde 2018, el veterano Roche (33 años) y Van Garderen, escoltan a Froome en la general a 2″ pero sus antecedentes no los perfilan como favoritos.

Sin el desgaste del Tour de France en sus piernas, Nibali (3° en el Giro detrás de Tom Dumoulin y Nairo Quintana), demostró que está en plena forma, al igual que Chaves (3° en la Vuelta el año anterior), quien corrió el Tour con la intención de tomar ritmo de carrera luego de una tendinitis que afectó el inicio de su temporada. Chaves fue el único que respondió al ataque de Froome y mantuvo su cadencia en tanto que Nibali y los demás rivales serios consiguieron conectar antes del final. Sorprendió además positivamente la facilidad y serenidad con la que el colombiano respondió a Froome en la primera etapa de montaña.

Mientras Nibali quiere la revancha en la Vuelta luego de ser segundo en 2013 detrás del estadounidense Chris Horner y expulsado en 2015 por remolcarse con el auto de su equipo, Chaves busca suceder a Nairo Quintana y su primera Gran Vuelta después de una excelente temporada 2016 que con el subcampeonato del Giro detrás de Nibali y el podio en España, lo proyectó definitivamente como uno de los mejores ciclistas del mundo.

La apuesta del equipo australiano Orica-Scott, de presentar por primera vez en una Gran Vuelta a sus tres mejores ciclistas (Chaves y los gemelos británicos Adam y Simon Yates), parece acertada y anuncia que es el más sólido al colocar a sus tres ases entre los primeros once de la carrera separados por apenas 48″ del líder. Adam (9° en el Giro 2017) es 8° y su hermano Simon (7° en el Tour de France) es undécimo. Orica es líder delante de Sky y Astana, y en la montaña tiene tres opciones serias con cualquiera de sus ciclistas, lo cual no acontece con las otras escuadras.

Froome en rojo. Sky a manejar la Vuelta?

Fiel a su estilo dominador y su filosofía de “dictar la carrera”, el equipo británico Sky tiene por delante 1.137.4 kms en las próximas seis etapas de planimetría relativamente sencilla y sin grandes cumbres en el oriente costero español, para manejar la exigua ventaja y llevar a Froome hasta Benichatell, antes de llegar a las citas claves en la Sierra Nevada y Asturias en que se definirá la carrera. Al termino de esa novena etapa y el primer descanso, se habrá cumplido un 45,88% de la Vuelta y el panorama será más claro.

Con excepción de la 9a etapa con final en la Cumbre del Sol el domingo 27 de agosto, el recorrido no debería presentar inconvenientes mayores para los favoritos, excepción de los peligrosos cortes que enfrentará el pelotón por los vientos costeros y los ataques de equipos interesados en victorias de etapa o lideratos pasajeros. La bonificaciones de etapa serán importantes al igual que el ritmo de carrera y el intenso calor del verano español que generará un gran desgaste en los pedalistas.

Después de seis años, Chris Froome se viste de líder. Será también por un sólo día?

En términos prácticos, es conveniente que Sky maneje la carrera si esa es su intención, porque ello generará un mayor trabajo y esfuerzo para su líder, ahora vestido de rojo. La incertidumbre estriba en saber si el ataque de Froome en la tercera etapa fue para “probar” a sus rivales o para comenzar a dirigir la carrera.

Tetracampeón del Tour de France (2013, 2015, 2016, 2017) y tres veces subcampeón de la Vuelta (2011, 2014 y 2016), Chris Froome intenta a los 32 años -los mismos que Nibali- conseguir el doblete Tour-Vuelta en la misma temporada, gesta que únicamente han conseguido los franceses Jacques Anquetil (1963) y Bernard Hinault (1978), pero en esos años, la Vuelta a España se disputaba en mayo como antesala del Tour de France.

Escuadras de rodadores como Quick-Step, Lotto-Jumbo y Bora Hansgrohe, estarán interesadas en victorias, en tanto que Katusha-Alpecin, Movistar, Trek Segafredo y UAE Emirates buscarán descontar segundos preciosos para sus líderes.

En su última carrera profesional Alberto Contador perdió sus opciones de podio, aunque la Vuelta apenas comienza, el español nunca se da por vencido y sus ataques podrán “desestabilizar” la carrera como ocurrió el año anterior. El triple campeón de la Vuelta llegó a 2’33″ junto al novato colombiano del equipo Manzana Postobón Hernán Aguirre (21 años) y el polaco Rafal Majka (3° en 2015), y ahora está 30° a 3’10″ de Froome.

Entre los colombianos, Carlos Betancur (Movistar), Miguel Angel López (Astana), quienes aspiran a un Top-10 y Darwin Atapuma (UAE Emirates) cumplieron una etapa aceptable y cedieron poco más de un minuto. Betancur, quien disputó el Tour de France como gregario de lujo del actual campeón de la Vuelta, Nairo Quintana, está ahora 18° en la general a 1’35″ de Froome y es el segundo hombre de Movistar, que corre la Vuelta sin un líder definido. El veterano Danny Moreno, quien cumplirá 36 años el 9 de septiembre en la penúltima etapa es el mejor de la escuadra española y es 14° con 15″ de ventaja sobre Betancur.

Miguel Angel López, que intenta terminar su primera Gran Vuelta de tres semanas, se ubica 25° a 1’57″ de Froome y a 1’19″ de su líder Fabio Aru, quien es 7° en la tabla. Más distanciados están los nariñenses Hernán Aguirre (42° a 5’39″) y Darwin Atapuma (43° a 6’11″). En su regreso a la Vuelta a España, el equipo Profesional Continental Manzana Postobón, presenta una escuadra de jóvenes con promedio de 23 años que disputan su primera Gran Vuelta de tres semanas. El equipo se ubica 13 entre los 22 participantes, por delante de consagrados como el Trek-Segafredo de Contador, el Bahrain Merida de Nibali, el Katusha-Alpecin de Ilnur Zakarin y otros como Cannondale, Bora Hansgrohe, el Lotto-Jumbo de Steven Kruijswijk y los franceses Cofidis y FDJ.

Bajo la dirección de Luis Fernando Saldarriaga, quien formó a Quintana, Chaves, Pantano y Atapuma, el equipo busca adquirir experiencia, intentará brillar en la montaña y entre los jovenes, y alcanzar una victoria de etapa. Su debut al primer nivel mundial es auspicioso.

 

Comments are closed.