Nairo sigue vivo en el Tour!

Los campeones sacaron la casta en la etapa más corta e intensa del Tour de Francia 2017 que vio renacer a Nairo Quintana y al veterano Alberto Contador –segundo y tercero en la meta- y acercó la carta alterna de Sky, Mikel Landa, al 5° lugar en la clasificación general.

Los principales favoritos, Aru, Froome, Bardet y Urán, conservaron sus posiciones, en una etapa conservadora en la que sólo se atacaron en la bajada final del Mur de Péguère hacia Foix, luego de un ascenso de pendiente extrema que le costó el Top-10 al neozelandés George Bennett, único de los primeros clasificados que fue descolgado y bajó al puesto 11, luego de ceder más de cuatro minutos.

El triunfo de etapa del escalador francés Warren Barguil, quien atacó desde el comienzo de los 101 kms de la última etapa pirenaica, es merecido y casi le asegura la victoria como campeón de montaña. Quintana fue 2° y se acerca al podio del Tour.

Barguil celebró con su primera victoria en el Tour el día nacional de Francia.

Ganador del Tour de l’Avenir en 2012 cuando por 1” venció al colombiano Juan Esteban Chamorro, el joven Barguil (25 años) es prácticamente un “resucitado” del ciclismo luego de ser atropellado por un auto el 23 de enero del año pasado cuando entrenaba con su equipo Giant-Alpecin en Calpe (Alicante, España). Otros cinco compañeros suyos, entre ellos el alemán John Degenkolb, resultaron heridos en el incidente que le costó la temporada 2016.

Barguil, 8°en la Vuelta a España 2014 y 24° en el Tour 2015, logra su primera victoria en la carrera francesa y se saca el clavo de la derrota milimétrica la semana anterior en Chambery, donde el colombiano Rigoberto Urán lo venció en la meta. Con su triunfo Barguil ascendió al 15° puesto en la general, a 14’05” del líder.

Urán se quedó sin gregarios antes de la última cima y sólo tuvo el apoyo del italiano Alberto Bettiol, tras el desfallecimiento de los más cotizados Pierre Rolland y Andrew Talansky. Igual le ocurrió al líder italiano Fabio Aru, quien aunque perdió a su compañero Jakob Fulgsang (abandonó por las heridas en su brazo izquierdo) pudo controlar la carrera y los intentos esporádicos de sus inmediatos rivales, Froome, Bardet y Urán, separados por apenas 35” en la tabla.

El gran ganador de la intensa jornada fue el español Mikel Landa, segundo hombre del equipo británico Sky, que en un excelente movimiento táctico lanzó al vasco antes del primer puerto de montaña en el Col de Latrape. El español quedó a 1.09” del líder Aru y a 34” de Urán (4°), y a partir de ahora representa una amenaza y es una carta viable para Sky en caso de desfallecer su jefe Froome.

Nairo se recuperó. En los Alpes podría sorprender.

La incógnita es si mantendrá el paso en los durísimos Alpes la semana próxima, porque igual que Nairo Quintana, tiene en sus piernas el desgaste del Giro d’Italia en el que terminó 17 debido a una caída masiva que retrasó a su equipo. Con 27 años, Landa se juega su contrato de la temporada 2018 entre Movistar y Trek-Segafredo, que le ofrecen más posibilidades de ser líder y brillar en una Gran Vuelta, a diferencia del equipo Sky donde debe trabajar para los británicos Chris Froome o Geraint Thomas.

Casta de campeones

La etapa fue intensa y demoledora como se preveía. Sirvió para establecer el nivel de fuerzas de los favoritos y recuperar a dos campeones que ayer habían sido postergados a la disputa de una victoria de etapa; Nairo Quintana y Alberto Contador.

Ambos sacaron a relucir su estirpe de campeones y realizaron una gran presentación, que al primero lo deja ahora a 3” del séptimo clasificado Dan Martin y a 1’42” del podio en París, mientras que Contador volvió al Top-10 del Tour. “Siempre hemos luchado, siempre hemos estado y la calidad no se pierde de la noche a la mañana”, dijo Nairo, quien espera haber iniciado su recuperación y tener otros días brillantes en las próximas etapas.

Contador se unió a Landa desde el primer ascenso y trabajaron juntos para aumentar la diferencia, mientras que Quintana, a paso regulado, se acercó con Barguil desde la segunda cima, les llegó en el Mur de Péguère, y disputó la victoria en Foix. Con su segundo lugar en la etapa y la bonificación, Nairo mostró que ha recuperado fuerzas y en los Alpes habrá que contar con él, al menos para intentar el podio final.

Carlos Betancur, el segundo hombre de Movistar cumplió una buena presentación, inicialmente llevando a Nairo en el primer ascenso y luego regulando su paso para terminar 13° en la etapa (encabezó el tercer grupo) y mantener su puesto 18 en la tabla. Betancur va recuperando gradualmente su forma y con suerte podría aspirar a un Top-15 en su primera presentación en el Tour.

El gran perjudicado de la etapa fue Sergio Luis Henao, quien perdió más de 12’32” y descendió del puesto 16 al 21, ahora a 26’18” del líder Aru y condenado al papel exclusivo de gregario de Froome en los Alpes, porque Sky preservará a Mikel Nieve (12°) como tercer hombre para la clasificación por equipos.

Jarlinson Pantano, Esteban Chaves y Darwin Atapuma cedieron más tiempo y al terminar el segundo tramo montañoso del Tour, se ubican 26°, 47° y 63° en la tabla, respectivamente.

El Tour tiene este sábado una etapa de transición de 181,5 kms entre Blagnac y Rodez con tres puertos de montaña de 3ª categoría, antes de una jornada muy interesante el domingo en el Plateau d’Aubrac, en el macizo central – zona natal de Romain Bardet- con cuatro puertos de montaña llamados a estirar o cerrar aún más la clasificación.

Las cimas de primera categoría a más de 1.000mts de altura, la Montée de Naves d’Aubrac (1.058 mts) en el kilómetro 28,5 después de la largada en Laissac-Sévérat L’Eglise, y en especial el Col de Peyra Taillade (1.190 mts) a 31 kms de la meta en Le Puy-en-Velay, puede causar estragos.

Con una pendiente media de 7,4% sobre 8,3 kms y una gradiente máxima del 14% sobre un kmt, la última cima difícil de la segunda semana antes del descanso del lunes, será intensa y apta para sorpresas. Después llegarán los Alpes, que se antojan definitivos para el Tour-2017, incluso más que la contra-reloj del sábado 22 de julio sobre 22,5 kms en Marsella.

Todo dependerá de las diferencias y la fuerza que les quede a los favoritos.

Comments are closed.