Esteban Chaves: el nuevo diamante colombiano

En el segundo día y al concluir los primeros 166 kilómetros de la edición 70 de la Vuelta a España, la élite del ciclismo mundial finalmente reconoció y confirmó la nueva y siempre radiante piedra preciosa colombiana: Johan Esteban Chaves, “chavito” para sus amigos, triunfador contundente en Caminito del Rey y líder sorpresivo de la prueba.

Esteban podría ser una verde y aquilatada esmeralda colombiana en el equipo profesional australiano Orica Green Edge de la máxima categoría UCI Pro Team, pero es aún más valioso; es un diamante en proceso de pulimento con la tecnología, el apoyo y el calor humano y familiar del equipo de las antípodas. Y lo mejor, es su líder en las grandes Vueltas y la apuesta hacia el futuro de la escuadra más joven del pelotón mundial (debutó en abril de 2012) que le acaba de prolongar su contrato hasta 2018.

Golpe magistral en España del nuevo diamante del ciclismo colombiano

En apenas 20 meses, “chavito” se ganó el corazón del equipo australiano, aprendió muy buen inglés, recuperó gradualmente el 80% de la motricidad de su brazo derecho, ganó sus primeras etapas World Tour y con dos victorias en la primera semana lidera la Vuelta a España, la tercera carrera más importante del ciclismo mundial.

Esteban Chaves es un nuevo icono y el tercero del Poker de Ases del ciclismo colombiano. Si Nairo Quintana es el As de Picas (espadas) y Rigoberto Urán el As de Corazones, “chavito” es el As de Diamantes, y empieza a brillar con victorias, con su proyección, su alegría natural y una sonrisa contagiosa que la prensa internacional agradece y valora.

Pero detrás de esa risa juvenil y 25 años de edad (que no aparenta), el más pequeño y ligero de los escarabajos colombianos -1,64 mts y 54 kgms-  tiene una historia de sufrimiento, paciencia, disciplina y coraje. Y a la vez de amistad, confianza y fraternidad que hoy le llevan camino a grandes gestas.

Los campeones se unen: Hinault-Chaves

Su carrera despegó promisoriamente con el equipo formativo Colombia es Pasión-Café de Colombia (2009-2011) con el cual ganó el 11 de septiembre de 2011 el Tour del Porvenir en Francia, un año después de su compañero Nairo Quintana y prolongando la senda victoriosa de Colombia en la prueba que abrió las puertas a los escarabajos en 1980 con el triunfo de Alfonso Florez. Después vencerían Martín Ramírez en 1985, Nairo en 2010, “Chavito” en 2011 y Miguel Angel López -otro As en proceso formativo- el año anterior.

Como hecho curioso y a diferencia de los otros colombianos campeones de la prueba, “chavito” no ganó ninguna etapa, pero su sentido táctico le dió la victoria por 17″ sobre el canadiense David Boily, quien hoy compite en pruebas regionales en norteamérica. Y en ese Tour enfrentó a la promesa británica Simon Yates, hoy su compañero de equipo en Orica Green Edge.

La temporada 2012 fue otro paso adelante. Coldeportes decidió formar una escuadra Profesional Continental con la base de Colombia es Pasión. Y el primer año “europeo” de Esteban Chaves fue muy alentador a pesar de un comienzo difícil por el clima del primer semestre y problemas logísticos de su escuadra Profesional Continental, que estableció su sede en Brescia, al norte de Italia.

Primer triunfo en la cima

Superada la aclimatación, el 5 de agosto, a los 22 años y medio consiguió su primera victoria en la etapa reina de la Vuelta a Burgos con final en alto en las Lagunas de Neila, donde venció a su compatriota del Sky y ex-compañero en Colombia es Pasión, Sergio Luis Henao.

Un tercer puesto final en la prueba a 16 segundos del campeón, el veterano español Daniel Moreno del Katusha, y a seis del segundo Sergio Henao, fue un buen primer balance.

Y seis días después conseguiría otro triunfo notable: el Gran Premio Ciudad de Camaiore, en la Toscana italiana, venciendo al contradictorio escalador italiano Franco Pellizotti. Cuarenta años antes, en 1973, en su primer año como profesional con el equipo Bianchi-Campagnolo, el campeón mundial de persecución Martín Emilio “Cochise” Rodríguez, había ganado esta prueba que durante mucho tiempo sirvió de circuito al campeonato italiano de ruta.

La encrucijada: 2013

Con el optimismo de su primera temporada, Esteban esperaba mucho del 2013, pero como le ha ocurrido a muchos de nuestros grandes pedalistas; una piedra en el camino…

El 16 de febrero cuando disputaba el Trofeo de Laigueglia, en Liguria, “chavito” chocó contra una señal de tránsito después de haber pasado la zona de alimentación, a 30 kilómetros de la meta. El ciclista no tiene recuerdos de ese trance que casi lo deja fuera del ciclismo.

Despertó en el Hospital con trauma craneoencefálico, fracturas de la clavícula y del hueso yunque del oído derechos, contusión pulmonar, hueso malar roto, al igual que el esfenoides derecho. El cuadro no era el más alentador y después vendría el susto mayor.

Es curioso y extraño pero los tres mejores ciclistas colombianos del momento y líderes en sus equipos, en diversos momentos de su carrera se fracturaron la clavícula!. Pareciera que necesitaran de ese golpe para ser aún más grandes: Rigoberto Urán (Ettix-Quick Step y desde 2016 Cannondale-Garmin), Nairo Quintana (Movistar) y Esteban Chaves (Orica Green Edge), se han levantado triunfadores de sus caídas y además vencido la violencia (Rigo); tres días en coma (Nairo), y fracturas e inmovilidad del brazo derecho (Chavito).

Después de las cirugías la evolución de Esteban era preocupante. Su brazo derecho había perdido la motricidad. Se descubrió que los nervios que dan la movilidad al brazo (conocidos como el plexo braquial) se habían roto.

El coraje de "chavito" triunfó sobre la angustia de su incertidumbre ciclística

Fue necesario actuar rápidamente. Casi tres meses después del accidente, el 15 de mayo los médicos Julio Sandoval y Adolfo Castro le practicaron en Bogotá una compleja operación que duró 14 horas y en la que le fueron injertados nervios y corregidos los más comprometidos. Después de ello, el proceso de recuperación tuvo una muy fuerte carga psicológica porque Esteban Chaves tenía miedo de volver a montar en bicicleta y pensaba que su brazo no respondería para aprehender el manubrio con seguridad y frenar la bici.

El ex-ciclista Oliverio Cárdenas, gran amigo de la familia y actual director técnico del equipo Coldeportes Claro, se puso al frente de la recuperación de “chavito”. Lo convenció de volver a montar y lo acompañó en los primeros rodajes para que recuperara la confianza, se apersonó de los entrenamientos y de las terapias físicas y con bicicleta estática. El 2013 fue un año agridulce, primero para olvidar, pero luego, al final la sonrisa retornó.

La llamada de los canguros 

Los australianos son quienes mejor entienden la soledad de los ciclistas colombianos en Europa. Ellos la sufren igual, a miles de kilómetros de su inmenso y mágico territorio en las antípodas del planeta.

En los años 80, los colombianos enfrentaron al pionero Phil Anderson, apodado “el canguro” o “skyppy”, que nació en Londres y además de ser el primer australiano en ganar una etapa del Tour de Francia (1982) tiene el record de ser el primer ciclista no europeo en liderar el Tour, cuando en su debut en 1981 integraba el equipo francés Peugeot y luego en 1982 durante 9 etapas. Para estar el mejor nivel, Anderson decidió vivir en Europa con su esposa.

Anderson fue el mejor de los jovenes en el Tour 1982 y terminó quinto en dos ocasiones; ese año y luego en 1995, que fue su mejor año profesional pues ganó la Vuelta a Catalunya, el Dauphiné Liberé y la Vuelta a Suiza. El “canguro” compitió hasta 1994 (Peugeot, Panasonic, TVM y Motorola) y alternó con su compatriota Neil Stephens, un excelente gregario que llegó al ciclismo profesional europeo cuatro años después.

Neil Stephens: el "canguro español"

Stephens corrió 14 temporadas. Siguió la senda de “Skyppy” y lo remplazó en Peugeot (1985). Luego pasó por pequeños equipos como Santini, Ever Ready y Zero hasta llegar a España, donde tuvo su mejor época, se enamoró del país y vivió la calidez de su gente.

Compitió entre 1989 y 1996, con el Caja Rural Paternina, Artiach y luego ONCE, donde estuvo cinco años. Terminó su carrera en el Festina en 1998, luego del escándalo de dopaje que culminó con la descalificación del equipo del Tour de Francia y posteriormente su disolución. Su mayor logro internacional fue el triunfo en la etapa 17 del Tour de Francia 1997, ya al final de su carrera ciclística, en la que además fue dos veces campeón australiano de ruta en 1991 y 1995.

Pero trás colgar la bicicleta, Neil se convirtió en director técnico. Estuvo  primero (2000-2001) con el equipo semiprofesional británico Linda McCartney en el que tuvo al colombiano Marlon Pérez, luego con el Liberty Seguros/Astana entre 2005-06 donde se rencontró con su antiguo director en Once, Manolo Saiz. Trás un año (2007) como Director deportivo del equipo continental australiano South Australia, Eusebio Unzué lo contrató como Director deportivo adjunto del Caisse d’Epargne donde estuvo entre 2008 y 2010 y tuvo entre sus dirigidos a los colombianos Rigoberto Urán, de nuevo Marlon Pérez y Juan Mauricio Soler.

Con toda la experiencia ciclística, Stephens se integró en enero de 2012 al proyecto del primer equipo profesional World Tour australiano, el Orica Green Edge que nació en abril de ese año. Y en agosto quedó cautivado por la victoria de Esteban Chaves en la etapa reina de la Vuelta a Burgos.

Cuando “chavito” sufría solitario el proceso de recuperación en Bogotá, Stephens se acordó de él. Lo llamó telefónicamente en octubre de 2013 (consiguió el número con Rigoberto Urán) y le ofreció contrato y toda la ayuda que necesitara.

La apuesta de Neil Stephens

El “sheriff” Neil Stephens es quien más cree en Esteban Chaves.

El padrino y protector de "chavito"

A finales de 2013, hace menos de 2 años, y sin haber completado su proceso de recuperación física, Esteban Chaves llegó a la sede europea del Orica Green Edge en Girona, en la generosa tierra catalana. Conocedor de la calidad de los ciclistas colombianos, a Neil sólo le bastaron unas pruebas de pedaleo y estabilidad del colombiano sobre la bicicleta para darle la bienvenida a la escuadra con un contrato de tres años.

“Cuando estaba lesionado hablaba con él y veía a un chaval que merecía la pena. Y cada día que pasas a su lado te das cuenta de que hay que apostar por su futuro”, afirma con total seguridad Stephens.

El director deportivo australiano fue el innovador que determinó que Orica tuviera una sede europea con casa, bicicletas, taller mecánico, médico, fisioterapeuta y todas las facilidades para que la “familia” de ciclistas no sufriera la lejanía de Australia. Un 70% de los pedalistas son de ese país, y los demás vienen de otras tierras lejanas, Canadá, Nueva Zelanda, Suráfrica, y Colombia.

Esteban Chaves es el primer hispanoparlante en la historia del Orica. Una muestra más de que el idioma no es una barrera cuando hay una base técnica y humana. Orica es una combinación de experiencia y juventud, una verdadera familia de ciclistas con el espiritu jovial y amable de los australianos, y “chavito” es la apuesta de Neil Stephens para el futuro.

Convencido de la calidad de los ciclistas colombianos (Oliverio Rincón fue su “mate” en ONCE) y del potencial de “chavito”, ha llevado el proceso gradualmente y sin afanes. Y en respuesta, el colombiano agradeció muy pronto la confianza depositada.

El 16 de mayo, apenas quince meses después de su terrible accidente en 2013, “chavito” ganó en Mountain High la etapa reina del Tour de California, en el que concluyó 7º en la general a 2:39″ del campeón Bradley Wiggins del poderoso equipo Sky. Y un mes después, el 21 de junio, venció en la etapa más larga de la Vuelta a Suiza con final en montaña en Verbier.

La sonrisa del renacimiento triunfador

Ambas pruebas son de 8 etapas, la segunda categoría en el circuito mundial. La pregunta fue entonces ¿Cómo reaccionaría el cuerpo de Esteban Chaves al esfuerzo físico de una prueba de 3 semanas, es decir, de primer nivel?. Para saberlo Orica llevó en agosto a “chavito” a la Vuelta a España 2014 donde tuvo una excelente primera semana y al final terminó 41. Fue el primer round y lo superó.

Y luego en mayo de este año, Chaves corrió el Giro d’Italia, sin presiones y con la expectativa de completar el segundo round de la aclimatación de su cuerpo a las pruebas de 3 semanas. Estuvo segundo en la general durante la primera y al final concluyó 55. Pero “chavito” no corrió para ganar el Giro. Con Neil Stephens, el director técnico principal de Orica, había fijado la Vuelta a España como el gran objetivo del 2015.

Prueba de fuego y premoniciones londinenses

Son pocos los que piensan que Esteban Chaves puede ganar la Vuelta a España 2015. Pero luego de analizar muchos factores previos a la Vuelta, el 11 de agosto en un mensaje a mi gran amigo, colega en el Diario El Espectador y gran especialista del ciclismo, Rafael Mendoza, lo consideré entre los favoritos y como un “gallo tapado” al que la prensa internacional ni siquiera mencionó.

Con “Rafa” mantengo desde hace años una correspondencia ciclística enriquecedora. La circunstancia de no ser favorito y terminar siendo protagonista no es nueva para mí y por extraña razón, pareciera que tengo dotes premonitorias. Ya antes, en junio de 2013, el lunes 24 para ser precisos (5 días antes de comenzar el Tour), le había escrito a Rafael a mi regreso de la feria mundial del vino en Burdeos (Vinexpo) y trás la magistral victoria previa en la Vuelta al País Vasco en abril, que tenía el pálpito de que Nairo Quintana podría dar una gran sorpresa en el Tour centenario. En sus informes y ediciones especiales previas a la prueba, ningún medio francés especializado registró al “águila de Cómbita”, como bauticé entonces al pequeño y consistente escalador colombiano.

El 21 de julio en Paris, Nairo fue subcampeón, campeón de montaña y el mejor de los jovenes!.

Dos ases del ciclismo colombiano en la Vuelta a España: Nairo y "chavito"

Y ahora en España puede ocurrir igual o mejor!. ¿Y si Esteban Chaves aguanta?, escribió Rafael el martes 26 de agosto y muy deferente, registró en su nota nuestra correspondencia antes de largarse la Vuelta 2015.

Debo confesar que me alegró mucho la victoria de Esteban en Caminito del Rey y su confirmación cómo uno de los nuevos prospectos serios del ciclismo mundial. Así se lo escribí a Rafael el mismo domingo de la soberbia victoria en Caminito del Rey cuando se enfundó la camiseta roja de líder de la Vuelta:

Mi querido Rafa

No sabes la alegría que me ha dado la victoria de Esteban Chaves hoy.
   Te había escrito que no hay nada mejor que llegar calladito y que nadie cuente contigo. Ese pelado es muy bueno y se está formando bien, más lento que Nairo debido a su accidente y a la para forzada. Pero los australianos lo quieren y lo tienen para grandes cosas y a los 25 ya empieza a madurar. Lo están llevando sin afanes. El pelao ya habla inglés y bien, lo cual es una ventaja para los medios internacionales y las entrevistas, y lo otro, SONRIE y con naturalidad. Eso hace falta en el deporte y es siempre agradable alguien que responde con alegría. Otro punto a favor.
   Creo que podrá dar una sorpresa pero aún falta mucho. Los que corrieron el Tour estarán cansados y en su momento la factura llegará, mientras que los descansados tendrán una ventaja. Mi creencia es que la Vuelta será una pelea a dos velocidades, los ex-Tour y los otros (Aru, Majka, Landa, Tejay, Dan Martin, Sergio Henao -si flaquea Froome- y Chavito). De ellos y del duo Nairo-Froome no debería salir. Valverde ha hecho muchos kilómetros este año y a no ser que Nairo trabaje para el, no tendrá tanque.
   Por ahora soñemos con que tenemos una segunda carta para el #SueñoRojo y que en su tercera vuelta de 3 semanas se corone campeón, igual que Nairo que se llevó la corona en el Giro, en su tercera de 3 semanas luego de la Vuelta 2012 y el Giro 2013. “Chavito” hizo la Vuelta 2014 y el Giro 2015. Ahora es su momento; la generación Saldarriaga y Colombia es Pasión.
Imagina que había empezado a escribir mi Blog con el mensaje que te había enviado y Chavito se me adelantó con semejante victoria. Así que tendré que reformarlo y agregarle la embarrada de Nibali. Que tal un tricampeón expulsado por remolcarse! Pero la ley es la ley.
Un abrazo y a ver si Esteban nos da otra alegría y el segundo de los prospectos pone su firma. El siguiente es Miguel Angel López que ya empieza a despuntar y en dos años estará peleando una grande. Ese es para mi el tercer As y el cuarto puede ser Sergio Henao si cambia de equipo y va como líder a otra escuadra. Rigoberto va de líder del Canondale pero es otro proceso que se inicia. Igual, no está mal tener a tres colombianos líderes de escuadras Pro Cycling.

Con el afecto de siempre y las premoniciones del mañana.

Bases de optimismo

No es fácil anticipar resultados y nuestros análisis pueden ser errados y no ajustarse a la realidad de la carrera. Pero en mi transcurso profesional de más de 35 años, siempre he sido serio, y antes de mis informes investigo a fondo y tengo en cuenta múltiples factores buscando ser lo más equilibrado posible.

Por ello le escribí de nuevo a Rafael para agradecerle la citación en su artículo sobre las posibilidades de Esteban Chaves, y además para puntualizar ciertos aspectos de mis ideas acerca del gran ciclista que empieza a despuntar.

Mi querido Rafa
Tu análisis me parece muy correcto y sereno. A veces me emocionó algo más. Sabes que de cuando en cuando nos guía el corazón.
Pero en Chavito yo veo un extraordinario corredor, en proceso de afianzamiento y de “settle down” asentarse. El mismo reconoce que es un proceso, y lo más favorable es la total confianza de Neil Stephens en él. El Orica es una familia que ha arropado y llevado a Esteban, lo cuidan y le enseñan, lo quieren y lo tienen para grandes cosas. Saben que es mejor que los mellizos Yates y te repito que esa sonrisa natural y honesta es contagiosa.
La televisión británica lo entrevista todos los días y su inglés es muy bueno (en apenas año y medio), es tranquilo y nunca se niega. Y sus compañeros lo quieren mucho y lo protegen de los vientos y los abanicos, de la mano del veterano Simon Gerrans (ex-Sky).
La base europea del Orica está en Girona, en la Catalunya generosa, donde hay montañas de todo tipo y los pirineos cercanos, ideal para entrenar, crecer y para convivir. Ello ha favorecido mucho el proceso de Chavito, el más pequeño (1,64) y liviano (54 kilos) de todos los escaladores colombianos porque aunque Arredondo tiene igual estatura (1,64) es 4 kilos mas pesado (58). Nairo mide 1,67 y pesa 58.
Como bien lo has dicho, luego de la etapa reina del miércoles 2 de sepiembre próximo se decantará más la Vuelta y en la contra reloj de Burgos probablemente se definirá. Por lo pronto, Esteban tiene equipo para que lo lleve hasta los Pirineos. Después quedará sólo frente a los peces grandes y los equipos fuertes, Movistar y Sky. Astana está diezmado y con rencilla interna, Aru vs Landa que va de salida hacia Sky y querrá ganarse la Vuelta (pero el año pasado terminó apenas 28 a 1 hora 11 minutos de Contador). Por eso no lo veo en la lucha y Katusha tiene equipo pero mi teoría es que los que hicieron el Tour perderán fuerzas en la tercera semana y allí es donde los que llegan descansados y se han preparado para la Vuelta podrán sacar partido.
Para Esteban, el tema es la respuesta de su cuerpo en su tercera carrera de tres semanas y sobre todo en la alta montaña. Si pasa esa barra, podrá hacer un gran papel y el podio sería más que merecido. Es cierto que no tiene equipo para la montaña pero tengo una imagen clara que fue nuestro rencuentro en Europa el domingo 23 de julio de 1989 en Champs Elyseès, cuando Greg Lemond derrotó a Laurent Fignon.
Recuerda que Lemond no tuvo equipo en 1989, porque del ADR-Agrigel sólo terminaron 4 de los 9 que largaron. Era una escuadra de rodadores belgas y sólo llegaron a Paris el campeón Lemond, Rene Martens (91), Johan Museeuw (106) y el holandés Johan Lammerts (123) quien se retiró del ciclismo al final de ese año.
   ”Chavito” tiene mejor equipo que el que tenía Greg en ese verano del 89, el año en que llegué a Europa para quedarme. Y como tu sabiamente preguntas, ¿ Y si Esteban Chaves aguanta? 

Un abrazo fraterno mi querido Rafa y sigo rehaciendo el Blog, que tendrá elementos de nuestra correspondencia ciclística. 

Me alquilo para soñar

El Premio Nóbel de Literatura, Gabriel García Márquez, relata en el compendio “Doce cuentos peregrinos”, la historia de una  colombiana que el escritor conociera en Viena, y de la que sabía que poseía una habilidad especial, la de poder predecir lo que iba a suceder, mediante los sueños. Cada predicción, invariablemente, le llegaba un día antes de que el hecho sucediera. La mujer (Frau Frida) había trabajado en muchos hogares para anticipar lo que iba suceder en cada uno.

No quiero con ello hacer un parangón con las predicciones de este periodista, Herr Johann Carolus (Señor Juan Carlos), homónimo del joven alemán editor del primer periódico de la historia, Relation, publicado en Estrasburgo en junio de 1605, hace 410 años.

Sin embargo mi análisis “premonitorio” de la edición 70 de la Vuelta a España, con su planimetría montañosa a lo largo de 21 etapas, tiene en cuenta la batalla de los jovenes descansados, con Chaves, Aru y Van Garderen a la cabeza, contra los consagrados Froome, Nairo, Valverde y “Purito” Rodríguez, que vuelven a rodar apenas 27 días después de concluir el Tour de France más rápido de la historia.

Y la clave serán la fortaleza de los equipos que los respalden y el vigor y resistencia de los candidatos. En teoría, Movistar y Sky son las escuadras más sólidas, y Orica Green Edge la más débil por la carencia de escaladores que puedan acompañar a Esteban Chaves hasta la alta montaña, donde se definirá la prueba.

Orica Green Edge es un equipo descansado, sólido, balanceado, con un líder colombiano.

Es un lance de poker muy interesante. Los líderes de Movistar (Valverde y Nairo), de Sky (Froome) y de Katusha (“Purito” Rodríguez) tienen aun muy frescos en sus piernas los 3.360 kilómetros del Tour de Francia, corrido hace un mes a un ritmo infernal. Y la Vuelta es ligeramente más larga; 3.364 kilómetros.

Esteban Chaves, que no se esforzó en el Giro, es el menos “gastado”, porque Fabio Aru (el nuevo líder de Astana) y su compañero Mikel Landa, lo corrieron a fondo y terminaron subcampeón y tercero. Tejay Van Garderen se exigió en el Tour y abandonó al terminar la segunda semana, en la etapa 17. Los otros jefes de escuadra, Rafael Majka (Tinkoff-Saxo) y Dan Martin (Cannondale-Garmin), también tienen el Tour grabado en sus piernas.

Hay una gran diferencia entre quienes van a la Vuelta a tratar de salvar la temporada o buscar la victoria que justifique su año, y quienes se han  preparado exclusivamente para ganar la Vuelta. Ese es el caso específico de Esteban Chaves. Su objetivo único y prioritario del 2015 es la Vuelta, pero sin la obligación de ganarla. Llegó en silencio y hoy todos en el pelotón saben que no fue a figurar sino a luchar la victoria, respaldado por un equipo que igual que el colombiano, está descansado.

Es contagiosa y bien apreciada la sonrisa honesta y permanente del nuevo As del ciclismo colombiano

Froome tiene la espina clavada de la Vuelta, la prueba que marcó en 2011 su renacer ciclístico. Ese año fue subcampeón a apenas 13″ de Juan José Cobo; la diferencia más estrecha en la historia de la Vuelta. Y de no haber sido sacrificado por Sky para ayudar a su líder Bradley Wiggins -tercero- habría conseguido su primera gran victoria en Madrid y no en Paris dos años después.  Cuarto en 2012 y de nuevo segundo el año pasado, Christopher quiere hacer el doble Tour-Vuelta, que nadie consigue desde hace 36 años.

Los únicos en lograrlo en una misma temporada son los quintuples campeones del Tour, los  franceses Jacques Anquetil (1963) y Bernard Hinault en 1979. Pero en esos años, la carrera se desarrollaba en mayo (antes del Tour) y los ciclistas la corrían como preparación para la Grande Boucle. Luis Herrera, campeón en 1987, la ganó el 15 de mayo y luego corrió el Tour de Francia en el que consiguió su mejor figuración (5º y campeón de montaña), aunque no ganó ninguna etapa.

El respaldo de Froome será precisamente un colombiano, Sergio Luis Henao y el español Mikel Nieve, de menor nivel que el escalador antioqueño. Ambos están descansados, mientras que los otros miembros del equipo son rodadores para protegerlo y su escudero Geraint Thomas, quien no debe tener mucha fuerza después de su desgaste en el Tour apoyando a su líder.

La estrategia del británico será probablemente un ataque sólido en una etapa inesperada con una escalada corta en la que pueda desarrollar sus ataques sostenidos (tal como hizo en el Tour en la décima etapa en La Pierre Saint Martin el 14 de julio) y empezar a ganar segundos para llegar tranquilo a la etapa reina de la Vuelta el miércoles 2 de septiembre en los Pirineos, entre Andorra la Vieja y Cortals d’Encamps. Pienso que puede ser el 30 de agosto en la Cumbre del Sol, de primera categoría. Pero el “robot” Froome todavía no ha enfrentado a Esteban Chaves y apenas empieza a conocer su explosividad en ascenso. Por el momento no le preocupa, o no lo revela.

El bicampeón del Tour de France es el favorito No.1

Después de la etapa reina y el primer descanso, la Vuelta tiene tres etapas montañosas con final en cumbre entre el 5 y 7 de septiembre, que terminarán de seleccionar los favoritos antes de la contra-reloj plana de 39 kilómetros (etapa 17) el miércoles 9 de septiembre en las tierras vinícolas de Burgos -al día siguiente del último descanso- que debería definirá el ganador.

Luego de esa jornada, quien sea líder, defenderá con dientes y colmillos la malla roja hasta Madrid, con posibilidad de escaramuzas antes del último día de montaña, el sábado 12 de septiembre, entre San Lorenzo de El Escorial y Navacerrada, cuando se deberían producir los últimos ataques frontales.

No contaban con la astucia del Chavo del Orica!

En la baraja de candidatos al título, Movistar tiene dos cartas de líder; Valverde, quien ya ganó la Vuelta en 2009, fue segundo en 2011 y tercero en los dos años anteriores y Nairo Quintana, quien lideró el año anterior hasta su caída y luego abandonó por una fractura de clávicula. En el papel, tiene la tarea de escudero de lujo del español pero si flaquea “el bala”, tendrá de nuevo su oportunidad, igual que en el Tour 2013. Sin embargo, esa incertidumbre no favorece la serenidad interna del equipo durante la primera parte de la prueba y pone a sus directores en un dilema similar al que le costó la Vuelta al Sky en 2011. Hay que aprender de las lecciones del pasado.

Pero ambos ya tomaron nota de “Chavito”. Valverde señaló que “es un rival muy serio” y que aunque queda mucha Vuelta por delante “es alguien a tener muy en cuenta”. A su vez, Nairo se alegró de los triunfos de su compatriota y ex-compañero en el equipo Colombia es Pasión y lo elogió señalando que  ”es un buen chaval y muy astuto en carrera. Lo demostró con el triunfo del pasado domingo. Se merece todo esto”. Claramente Movistar, el equipo favorito, si lo considera.

Astana tiene un equipo diezmado trás la expulsión de Vincenzo Nibali y el abandono de Paolo Tiralongo. Reducido a siete, tiene dos cartas pero la puja interna entre Fabio Aru (5º el año anterior) y su compañero español Mikel Landa -que va para el Sky- támpoco favorece la estabilidad de la escuadra. Su tercer hombre, el veterano español Luis León Sánchez, tiene otro dilema. ¿A quien respaldar, a su líder o a su compatriota?.

BMC tiene también dos líderes; Samuel Sánchez y Tejay Van Garderen, pero ambos corrieron el Tour de France. Su respaldo serán el escalador nariñense Darwin Atapuma que hizo un buen Giro d’Italia (terminó 16) y llega fresco, y el veterano eslovaco Peter Velits, tercero en la Vuelta en 2010.

Sorprendentemente, el equipo más descansado de todos y tal vez el mejor preparado para la Vuelta (sin tantos nombres ni estrellas) es el Orica australiano. El equipo llega con TODOS sus corredores frescos y enfocados en respaldar y cuidar a Esteban Chaves. En el papel luce el más débil, pero combina la experiencia de los veteranos Mathew Hayman, Simon Gerrans y Daryl Impey (los dos últimos debieron abandonar el Tour trás la caída masiva de la tecera etapa pero llegan en plena forma), con la juventud y vitalidad de “chavito” y el joven sprinter Caleb Ewan. Es un equipo balanceado, de rodadores que deberán trabajar más que otros para llevar a “chavito” protegido hasta la base de las cuestas y la mitad de la alta montaña. Y además, es una de las escuadras más rápidas en el plano y especialistas de las pruebas contra-reloj. Chaves no será tan favorecido como Froome, pero támpoco es lento.

Sintonía total: Stephens y Chaves

Neil Stephens ha sido muy claro en que no hay presión.  “Esteban viene a hacer lo mejor en la general. Sin embargo, nos medimos a grandes nombres. Ojalá se alcance lo más lejos. Mientras tanto, disfrutaremos”, dijo trás la segunda victoria de Chaves en Alcalá de Guadaira.

Es cauto, pero resalta que “todo lo que hace es fantástico. Chaves cuando puede trata de tomar ventaja de todo. Vió que podía ganar, lo intentó y lo logró. No sé que más se puede esperar de el. Ha sido una semana especial para nosotros y ya pensaremos en las venideras”, puntualizó.

No esperemos ver el “tren” del Orica en las montañas emulando a la “licuadora” Sky o la “maquinaria” Movistar, los mejores equipos del mundo. Veremos a Esteban Chaves agazapado, a la defensiva, vigilante de la pelea de los gigantes a la espera de su oportunidad y si el cuerpo y las fuerzas le responden, el joven bogotano no dejará pasar el momento, tal como lo ha demostrado hasta ahora.

El 8 de marzo de 2014, apenas un año después de su dramático accidente en Italia que casi lo deja fuera del ciclismo y en su primera carrera oficial con el Orica Green Edge, tras diez etapas y 1.503 kilometros de pedalazos, Johan Esteban Chaves terminó cuarto en el Tour de Langkawi en Malasia.

¿ Sabían ustedes que en el idioma malayo, Johan, significa Campeón?

—–

Epílogo:  En este momento del proceso ciclístico colombiano, es claro que Nairo Quintana es el mejor de todos. Comparado con Esteban Chaves, que tiene su misma edad ( incluso “chavito” es mayor por 18 días), le lleva tres años de ventaja corriendo como profesional y al más alto nivel, con dos segundos puestos en el Tour (2013 y 2015) y la victoria en el Giro d’Italia 2014. Pero son procesos y momentos diferentes. Chaves se preparó para la Vuelta y está más descansado. A Nairo lo llamaron cuando Froome anunció que correría. Hay que esperar al final de los 3.364 kilómetros el domingo 13 de septiembre en el Paseo de la Castellana en Madrid.

Un comentario en “Esteban Chaves: el nuevo diamante colombiano”

  1. [...] convencen aún más de sus posibilidades de podio en Madrid. El informe salió luego de publicado mi anterior Blog y aporta luces para creer más en este nuevo AS de los [...]