Crus Burgueses 2011: heterogéneos e inquietantes

La selección de los vinos “Cru Bourgeois” de la añada 2011 presentada en Londres, me dejó la sensación de que en el conjunto de la región de Médoc -la llamada margen izquierda de Burdeos- sobresalieron los vinos con mayoría de Merlot o con al menos una tercera parte de esta cepa en el ensamblaje.

Sin embargo, no hay punto de comparación con la gran calidad de las tres añadas anteriores, especialmente las extraordinarias 2009 y 2010. Los cabernets sauvignon -mayoritarios en Médoc (orilla izquierda)- no lograron su mejor punto en la difícil añada 2011, que tuvo una de las vendimias más precoces desde que se tienen registros en Burdeos.

Entonces, como por arte de magia, los Merlot (uva principal de la orilla del frente!) llegaron al rescate para salvar una añada que los bordeleses consideran “buena” y yo me arriesgo a calificar de correcta y realmente muy heterógenea en el nivel de sus vinos ya terminados.  Es mi segunda impresión, trás haber probado durante el último año una buena cantidad de ellos en su proceso de crianza, directamente de la barrica, y a la espera de su puesta en botella.

Para tratar de ser lo más equilibrado posible me atrevo a señalar que los vinos de Burdeos 2011 se beberán pronto, tendrán una guarda y una vida corta, y serán una opción muy interesante para restaurantes, compañías aéreas y la gran distribución. Es una añada para disfrute de los consumidores y cuyos vinos deberán tener precios mucho más abordables que los de sus antecesoras, en un momento de estancamiento del mercado.

La Selección Oficial 2011 se anunció el martes en Burdeos. En su cuarto año de aplicación, la rigurosa muestra de la Alianza de Crus Burgueses redujo de 260 a 256 los vinos escogidos para llevar el sello de distinción Cru Burgués, una referencia histórica de los vinos bordeleses que se remonta a la edad media y es anterior a la famosa de 1855 que estableció los Grandes Crus Classés como el máximo nivel de los vinos de Burdeos y referente mundial de calidad.

Los Crus Burgueses vinieron a Londres por segundo año consecutivo. De los 256 vinos seleccionados en la añada 2011 fueron presentados 183 que representan siete denominaciones de origen: Médoc, Haut-Médoc, Listrac, Moulis, Margaux, Pauillac y Saint-Estèphe. En conjunto estas etiquetas significan el 30% de la producción total de Burdeos y cerca de 30 millones de botellas anuales.

De cata, Jancis Robinson y Juan Carlos

La mayoría de estos vinos recibieron el tapón y la cápsula en junio y catarlos, apenas tres meses después, permite encontrar rasgos indicativos pero no necesariamente definitivos sobre su futuro y evolución. Pero diría que a partir de 2016, cinco años después de la vendimia, seguramente darán mayor plácer. Inclusive puede que antes, en un par de años y luego de una buena aireación.

No se debe perder de vista que la añada 2011 fue una de las más difíciles de los últimos 15 años en Burdeos y los Crus Burgueses -el segundo nivel de calidad de los famosos vinos franceses de Aquitania- muestran una calidad muy diversa. El clima atípico (invierno seco, primavera cálida y verano frío) obligó a los productores a trabajar constantemente en el viñedo y a vigilar mucho las plantas para conseguir vinos de calidad acorde con su estatus. Pero no todos tuvieron los recursos para sufragar los costos extras.

La cata fue larga y compleja, compartiendo con algunos de los más importantes colegas profesionales como la famosa crítica Jancis Robinson, Neal Martin -delegado de Robert Parker para Burdeos-, Chris Kissack -The Wine Doctor- y una decena de Masters of Wine.

Me concentré inicialmente toda la mañana en las cinco denominaciones regionales (Listrac-Médoc, Moulis, Margaux, Pauillac y Saint Estèphe) y caté los 44 vinos que constituían la totalidad de la muestra.

Un burgués de nivel "Cru Classé"

Quedé gratamente impresionado por el buen nivel de los Saint Estèphe, los vinos del norte, y me encantó el Château Beau-Site al que otorgué un puntaje 92+ y que en mi concepto fue el mejor de la presentación general; denso, afrutado, especiado, elegante y mentolado, con notas de cassis, cereza negra, moka y café suave con tostados ligeros gracias a un buen manejo de la barrica. Un vino excelente, al nivel de los Crus Classés.

En la tarde mi tarea fue más difícil porque nunca será fácil escoger de entre casi 140 vinos de las denominaciones Médoc y Haut-Médoc, e igualmente imposible catarlos todos. Enfoqué mis esfuerzos en 30 de las referencias del mercado internacional y al final encontré vinos correctos y modernos, sobre todo en Haut-Médoc, pero algunos demasiado marcados por la madera y algunos con taninos ásperos, lo que me confirmó los problemas del Cabernet en la añada.

Al final me quedé con los extremos: la elegancia y frescura de Château Paloumey y el moderno y tánico Château Belle-Vue, ambos vinos de 89-90 puntos. En conjunto, los Haut Médoc degustados son vinos que van de 86 a 89 puntos. En cambio entre los Médoc, el nivel es inferior y quedé preocupado porque una buena parte apenas alcanzaba los 85-86. Pero destaco dos vinos que acompaño desde hace más de 10 años y que siempre han mostrado regularidad y calidad en aumento: los châteaux Rollan de By y Preuillac (ausente en la foto).

De izquierda a derecha: Saransot-Dupré (Listrac), La Garricq (Moulis), Deyrem Valentin (Margaux), Beau-Site y Coutelin-Merville (Sain.Estèphe), Belle-Vue (Haut-Médoc), Fonbadet (Pauillac), Paloumey (Haut-Médoc) y Rolland de By (Médoc).

Ciertamente que mi selección personal es bastante restrictiva porque en  Burdeos se quedaron 73 etiquetas de las 256 y en Londres me faltaron por catar otras 106. Pero los 10 Crus Burgueses 2011 que escogí creo que son la mejor representación de la selección oficial de la Alianza y de las denominaciones de origen que hacen parte de ella.

Y aunque encontré pocos vinos de un nivel superior y excepcional, la cata fue un buen anticipo para esperar ahora el comportamiento de los Grandes Crus Classés -que se presentarán mundialmente en Octubre- para tratar de vislumbrar con más claridad el verdadero potencial de la añada.

—–

Niveles de Crus Burgueses: la referencia corresponde a una selección anual y una clasificación de vinos de Burdeos de calidad y de un nivel de precios que varía entre 5 y 15 euros, lo que los hace muy apreciados por el consumidor.

Sin embargo esa disparidad de precios está en relación con la calidad y por ello, hacia el futuro se estudia hacer aún más estricta la selección y restablecer los niveles utilizados anteriormente; Cru Burgués Excepcional y Cru Burgués Superior. Pero esa clasificación fue causa de problemas en el pasado y de su desaparición legal. El presente recomienda prudencia, consolidar el nuevo sistema para convertir en valores seguros los vinos con la referencia Cru Burgués, y luego si iniciar la discusión interna. Pero todos son conscientes de la necesidad de establecer una jerarquía más rigurosa.

2 comentarios en “Crus Burgueses 2011: heterogéneos e inquietantes”

  1. Louise dice:

    Hi Juan Carlos

    Thank you so much for your detailed report.
    Nice photo too!

    With all best wishes

    Louise Hill
    Phillips-Hill Wine Marketing, PR & Events

  2. Martine dice:

    Cher Juan Carlos,
    Je suis très heureuse que tu aies apprécié Paloumey et La Garricq 2011, de les avoir sélectionnés et mis en avant sur ton site.
    Merci pour ton travail sur les Crus Bourgeois !
    Bien a toi et à bientôt a Bordeaux j’espère.
    Martine

    Martine Cazeneuve