Chris Horner y el regreso de los “cuarentones”

Es la historia ciclística del año.

Contra todos los pronósticos, desafiando la incredulidad y a sus rivales consagrados, el estadounidense Chris Horner, a punto de cumplir 42 años el 23 de octubre próximo, ganó la Vuelta a España 2013. Para el ciclismo de alto nivel, es un “abuelo”.

Su triunfo es también una historia moderna de la cenicienta. Gregario permanente y veterano de mil guerras, es el primer estadounidense en ganar la Vuelta a España.

Horner dominó a sus rivales en las montañas

Horner rechazó el dopaje imperante en el pelotón internacional y después de tres temporadas europeas frustantes, 1997-99, se refugió en Estados Unidos donde dominó las carreteras de California, Utah y Colorado, y el circuito norteamericano.

Regresó a Europa en 2005, ya con 33 años (la edad del retiro para muchos deportistas), siempre como gregario para nombres ilustres como Cadel Evans, Alberto Contador, Levi Leipheimer, los hermanos Schleck, y el tristemente célebre fraude, Lance Amstrong.

Entre 2008 y este histórico domingo 15 de septiembre, Christopher Horner labró su “gran golpe” madurando primero en Astana y luego desde 2010 en Radio Schack, trabajando para otros y experimentando su resistencia en infinidad de montañas; en California (ganó la Vuelta en 2011), en Utah y Colorado, en Suiza, en Italia, en Cataluña y en la Vuelta al País Vasco (campeón en 2010), que era su mayor recompensa.

2010 había sido su año estelar, ganando la Vuelta al País Vasco y venciendo a sus rivales de hoy, Purito Rodríguez y Samuel Sánchez. Además fue consistente en las Ardenas belgas (séptimo en la Flecha Valona y en la clásica Lieja-Bastoña-Lieja) y también sólido en las montañas francesas; noveno en el Criterium del Dauphiné Liberé y en el Tour de France, donde fue el mejor del equipo Radio Schack, que desde 2014 se llamará Trek.

Desde 2010 con Radio Schack, Horner ha conseguido sus grandes triunfos.

Las montañas de la ronda francesa lo forjaron y fueron importantes para la preparación y el nivel del siempre sonriente Horner, quien en el Tour de Francia terminó  14º en 2007, noveno en 2010 y 13º el año pasado, a los 40 años!

La longevidad del atípico ciclista, nacido en Japón en la base militar estadounidense de Okinawa donde trabajaba su padre, y criado en las montañas de Oregon, desafía cualquier record. Su victoria en la Vuelta a España 2013 es un premio al coraje, la disciplina y a la filosofía de vida de un ciclista itinerante, que cuando empezó viajaba en una caravana de carrera en carrera y se alimentaba de hamburguesas con Coca Cola.

Algo de paralelo tiene su vida con la del piloto finlandés Keijo ” Keke”  Rosberg (nacido en  Solna, Suecia), quien llegó tarde a la Fórmula Uno (29 años) y que antes de ser campeón mundial en 1982 con Williams, fue un piloto “mercenario”, a destajo, que se inició corriendo en equipos de segunda categoría e iba de circuito en circuito y dormía en su caravana. Rosberg nunca había ganado un Gran Premio antes de 1982 (consiguió una sola victoria ese año) y Horner nunca había ganado una Gran Vuelta de tres semanas.

A Chris Horner nunca lo valoraron como líder pero hay oportunidades únicas en la vida y el estadounidense aprovechó su momento. En las montañas ibéricas demostró que era más que un gregario y que la edad no es barrera cuando existen disciplina y preparación seria, y madurez e inteligencia para correr.

Dice el adagio popular que quien ríe de último, ríe mejor!

La “reconquista” de la Vuelta a España por los escaladores colombianos Urán, Henao y Betancur no se cumplió y sólo Urán tuvo destellos. Quienes si respondieron pero no les alcanzó, fueron Nibali, Valverde y Purito Rodríguez (al final segundo, tercero y cuarto, respectivamente).  Horner en cambio ganó dos etapas, ambas con final en cumbre, siempre se mostró como el más fuerte en las montañas y fue en ellas donde descontó el tiempo perdido con Nibali y venció a todos.

Se puede argumentar que llegó muy descansado a la Vuelta porque apenas regresó a la competición en agosto (no corrió durante varios meses del año después de un accidente) y no tenía el desgaste de sus rivales. Pero nadie puede dudar que ganó la vuelta en el terreno decisivo, en las cordilleras españolas, derrotando a los considerados especialistas de las cumbres, y sin dudar jamás de sus capacidades. Tal vez sus enemigos lo subestimaron y hoy pagan el precio.

Creo que en el fúturo cércano las grandes competencias ciclísticas, que hoy premian y destacan a los pedalistas jóvenes con la camiseta blanca,  deberían instaurar el trofeo y la camiseta Master, para el “veterano” mejor clasificado; y por qué no de color rojo como la del “abuelo” campeón de la Vuelta a España 2013. El alemán Jens Voigt, compañero de equipo de Horner en Radio Schack-Leopard, es el pedalista profesional activo más veterano del pelotón mundial, a los 42 años que cumple este 17 de septiembre.

La victoria de Horner le devuelve el valor deportivo a los “cuarentones”, aquellos campeones que demostraron que en ocasiones hay umbrales desconocidos para deportes de alta exigencia física como el boxeo, el hockey, la natación, el fútbol y el ciclismo. Y si a ellos agregamos el golf, el beisbol y el fútbol americano, los ejemplos son aún más numerosos.

El ciclismo tiene ya un nuevo héroe. Un veterano que aprendió de bicicletas en un taller de reparación y que a su propio ritmo y cadencia, conoció y dominó las cumbres, antes de bajar de ellas como campeón, a los 41 años, 10 meses y  23 días.

Campeones cuarentones:  Ejemplos notables de esta estirpe rara son el boxeador George Foreman (campeón mundial de peso pesado a los 45 años y 9 meses),  la nadadora estadounidense Dara Torres (triple medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Pekin, a los 41 años y 125 días), el portero Dino Zoff que fue el capitán de la selección de Italia campeona mundial en España 1982 (a los 40 años y 4 meses), el futbolista camerunés Roger Mila (el jugador más veterano en marcar un gol en un Mundial -USA 94- a los 42 años y 39 días), el estadounidense Chris Chelios que jugó hockey sobre hielo hasta los 46 años y 10 meses, y la tenista checo-norteamericana Martina Navratilova que fue campeona en dobles en Wimbledon a los 46 años y 8 meses. Y superándolos a todos, el canadiense Gordie “Mr.Hockey” Howe, quien jugó profesionalmente hockey sobre hielo hasta los 52 años y es el tercer anotador de la historia de este deporte. Pero Howe hace parte de los “cincuentones”.

* De clasificar Colombia al Mundial de Brasil 2014 y jugar en alguno de los encuentros, el portero “cuarentón” colombiano Farid Mondragón podría detentar el record del futbolista más veterano pues cumplirá 43 años el 20 de junio, en la primera semana del torneo.

3 comentarios en “Chris Horner y el regreso de los “cuarentones””

  1. Casa rural rioja dice:

    ¡Muy didactico! Razonables motivos. Manten este liston es un articulo genial.
    Tengo que leer màs posts como este.

    Saludos,

    Manuel

  2. Hola Juan Carlos, me gustó tu artículo, no importa si se es cuarentón o más, no sólo en el deporte sino en la vida en general. La lucha, la experiencia y la voluntad de salir adelante pueden más que cualquier calendario. Un saludo.

    • Jukari dice:

      Hola Juan Guillermo
      Muchas gracias por el comentario. Me alegra que te haya gustado el artículo. Es cierto que con voluntad se consiguen las metas, como aquella tarde en Paris en 1989 cuando Greg Lemond le ganó el Tour de Francia a Laurent Fignon en los Campos Elíseos. Compartimos ese momento con el gran Rafael Mendoza de El Espectador. Ahora a hacer fuerza para que en Florencia la “armada colombiana” consiga una medalla en el Mundial de ruta. Saludos