Los Grandes Crus de Saint Emilion respiran de nuevo

La agonía terminó.

Los grandes vinos de Saint Emilion, considerados entre los mejores del mundo -y por cierto, entre mis favoritos- tienen finalmente una nueva clasificación oficial, después de seis agotadores años de disputas legales, demandas y contra-demandas, reclamaciones y anulaciones judiciales del sistema periódico de revisión que se hacía cada diez años y que fue contestado en 2006 por varios châteaux descontentos con la selección.

El resultado anunciado oficialmente el jueves por el INAO (el Instituto Nacional francés de origen y la calidad), reveló sorpresas interesantes y consagró a los châteaux Angelus y Pavie en el pabellón de los vinos de leyenda, como nuevos Primeros Grandes Crus Classés A, junto a los míticos Ausone y Cheval Blanc.

Designó además cuatro nuevos Primeros Grandes Crus Classés B, entre ellos los llamados “vinos de garaje“, los complejos y excelsos Valandraud y La Mondotte, que saltaron al segundo nivel de la pirámide desde el rango de Grand Cru y simple Saint Emilion AOC; la cuarta y quinta categoría.

Junto a ellos, fueron promovidos dos Grandes Crus Classés; el renombrado  Canon La Gaffeliere y el riguroso y constante Larcis Ducasse, cuya inclusión causó una ligera sorpresa.

Un visionario con dos Premiers Grands Crus Classés; Canon la Gaffelière y La Mondotte.

Al mismo tiempo, por primera vez desapareció un Premier Grand Cru Classé que estaba desde la clasificación original de 1955: el Château MAGDELEINE, propiedad histórica y única presencia en Saint Emilion de la poderosa familia Moueix (dueña de PETRUS y de otros grandes vinos de Pomerol), que fue fusionado con su vecino BELAIR-MONANGE, adquirido como BELAIR y rebautizado en 2008.

En total, el comité nacional francés de denominaciones de origen vitícola recibió 96 expedientes y después de 10 meses de trabajo y análisis de factores como su notoriedad, representatividad, desarrollo, extensión de la producción, inversión, precio, y regularidad de calidad durante una década (se cataron las añadas 1999 a 2008), seleccionó finalmente 82 châteaux: 18 Primeros Grandes Crus Classés (cuatro A y 14 B) y 64 Grandes Crus Classés. En el caso de los Premiers Grands Crus se evaluaron 15 añadas.

En relación a la controvertida clasificación de 2006 suspendida y luego revisada, el comité eliminó 6 châteaux, reclasificó 10 de los 13 que había retirado (varios de los cuales instauraron la demanda), confirmó a 8 que había promovido e incluyó 16 nuevos. Sin embargo, 5 châteaux desaparecen de la lista de 2006 debido a fusiones.

20 años para llegar a la cumbre

En resumen, la lista aumentó de 72 Grandes Crus Classés a 82 en 2012. En 2006, antes de las disputas legales fueron seleccionados apenas 61 châteaux; 15 Primeros Crus y 46 Grandes Crus; un 25% menos que hoy.

Unicamente en 1969 Saint Emilion había tenido mas vinos seleccionados de nivel Grand Cru Classé; 85 en total. Como referente, la lista de Grandes Crus Classés de Médoc en 1855 incluye únicamente 60 productores y sólo ha sido modificada una vez, en 1973, para elevar de segundo a Primer Grand Cru al famoso Château Mouton Rothschild en la denominación de origen Pauillac.

Ahora existen 4 Primeros Grandes Crus A, equivalentes a los 5 Primeros Grandes Crus de Médoc, y ambas regiones tienen igual número de vinos en el segundo nivel de la pirámide; 14 segundos Crus en Médoc y 14 Primeros Crus B en Saint Emilion.

Pero a diferencia de los vinos de Burdeos de la orilla izquierda de los ríos Garonne y Gironde (Graves y Medoc), la primera clasificación oficial en Saint Emilion -del lado derecho del río Dordogne- se estableció en junio de 1955, un siglo después de la famosa lista de Châteaux Grandes Crus oficializada con motivo de la exposición universal de 1855.

En esa primera selección de vinos de Saint Emilion -que fue luego rectificada en 1958- había 75 productores; 12 Primeros Grandes Crus Classés y 63 Grandes Crus Classés.

Durante más de 50 años estuvieron como únicos Primeros Crus Classés A, los Châteaux Ausone y Cheval Blanc. En ese sentido la promoción en 2012 de Pavie y de Angelus (cuyo propietario Hubert de Boüard de Laforest  me nombró Viticultor de Honor y embajador de los vinos de Saint Emilion hace cinco años), es una decisión progresista y valiente, pero probablemente tendrá efectos inflacionarios inmediatos.

La gigantesca inversión de Gerard Perse revitalizó Château Pavie.

Mientras Ausone y Cheval Blanc se venden hoy internacionalmente entre 800 y 1000€/botella, Angelus y Pavie están entre los 200 y 250€, de manera que su nuevo rango como Primeros Crus Classés A significará para el consumidor un considerable aumento del precio y una rápida revalorización de estos vinos en el mercado.

Lo mismo ocurrirá con el reconocido y exclusivo vino del “bad boy” Jean-Luc Thunevin, Château Valandraud, el primer vino de garaje de Saint Emilion, que nació hace apenas 20 años (1991) y que se vende hoy en un rango de precio entre 200 y 300€, dependiendo de su añada. Sin embargo, Angelus ha sido muy cuidadoso y consciente de la realidad económica, hasta el punto que en 2008 redujo su valor de venta en un 50% y lideró un cambio de actitud para evitar convertir a los Grandes Crus en productos de lujo.

Habrá que esperar la reacción del mercado porque hoy día los Primeros Grandes Crus de Saint Emilion (A y B) están cercanos en precio y algunas veces superan a los Primeros y Segundos Grandes Crus de Médoc; los llamados super-segundos. En letra clara, son botellas del órden de US$100 como mínimo, debido a su excelencia, calidad y sentido de aspiración.

La nueva bodega-catedral de Château Faugères, diseñada por el famoso Mario Botta.

Para figurar en la clasificación oficial los propietarios debían hacer la petición y presentar un expediente. Una excepción notable fue el Châteaux Tertre-Roteboeuf (85% Merlot), cuya calidad, renombre y precio de venta (entre 100 y 150€/botella) le permitiría facilmente de conseguir un puesto entre los Primeros Grandes Crus Classés. No participó por voluntad de su apasionado propietario, el talentoso y visionario vinificador bordelés Francois Mitjaville, quien no cree en las clasificaciones sino en la calidad del vino por si mismo, al estilo de los grandes Pomerol, que no gozan de una clasificación oficial.

En cuanto a los precios, la gama de los Grandes Crus Classés es má manejable, incluyendo algunos de los exclusivos vinos recién promovidos, porque varían entre 25 y 100€/botella y hay 64 etiquetas diferentes para escoger, las cuales representan todos los tipos de suelo y los “terroir” de Saint Emilion.

Es importante aclarar que en las más de 3.600 hectáreas de viñedos Grand Cru, hay suelos que van desde el calizo en las partes altas y promontorios del centro de la ciudad (Ausone, Canon, Belair-Monange, los Beausejour) y en la revalorizada comuna de Saint Etienne-de-Lisse  que por primera vez en la historia tiene Châteaux clasificados (los promovidos Valandraud, Peby Faugères, Faugères, de Pressac y Fleur Cardinale). Además están los suelos de aluvión -guijarros y arenosos- del área cercana a Libourne y la meseta de Figeac (Cheval Blanc, Figeac, La Tour Figeac, Jean Faure, La Dominique); hasta terrenos arenosos, zonas que combinan arcilla y arena -menos calcáreas- en las que se concentra la mayoría de producciones, y también regiones arcillosas.

Esencia y pasión

Usted puede igualmente escoger el vino de acuerdo a su preferencia de uva, porque en Saint Emilion, aunque la variedad mayoritaria es Merlot (un 60%), los grandes vinos tienen un ensamblaje que combinan con un excelente Cabernet Franc (un 30% del área total plantada) y un 10% de Cabernet Sauvignon.

Mientras en los Primeros Grandes Crus Classés y en las zonas calizas el Cabernet Franc expresa su magnificencia con porcentajes que llegan incluso al 50%, el Merlot es dominante entre los Grandes Crus Classés y hay cuvées atípicas como el excelente y recién promovido Peby Faugères, que es 100% Merlot!.

A mi juicio la nueva clasificación valoriza la expresión diversa y profunda de los grandes vinos de Saint Emilion y reconoce desde la individualidad y fuerza de pequeños o minúsculos Châteaux como Clos Saint Martin, Les Grandes Murailles y Clos La Madeleine, hasta la dinámica de excelencia que han generado y propugnado enólogos y personalidades como Hubert de Boüard de Laforest (Angelus, Bellevue, Clos La Madeleine), Pierre Lurton (Cheval Blanc, Quinault L’Enclos), Nicolas Thienpont (Pavie Macquin, Larcis Ducasse, Beausejour), Sophie Fourcade (Clos Saint Martin, Les Grandes Murailles, Cote de Baleau), Gerard Perse (Pavie, Monbousquet, Pavie-Decesse), Silvio Denz y Alain Dourthe (Peby Faugères y Faugères), Jean Luc Thunevin (Valandraud) y Stefan von Neipperg (Canon La Gaffelière, La Mondotte y Clos de l’Oratoire).

Además de ellos, jovenes productores como Juliette Becot (Beau-Sejour-Becot), Matthieu Cuvelier (Clos Fourtet), Thibaud Decoster (Clos des Jacobins y La Commanderie), Jean-Antoine Nony (Grand Mayne) y Catherine Papon-Nouvel. Su dedicación y constancia es también compartida y secundada por el presidente del Consejo de Vinos de Saint Emilion, Jean-François Quenin, propietario del bellísmo Château de Pressac, que fue promovido a Grand Cru Classé.

  SINTESIS de la nueva clasificación 2012 de CRUS DE SAINT EMILION  

 - 4 Premier Grand Cru Classé A

Château ANGÉLUS (promovido desde Premier Grand Cru Classé B)

Château AUSONE

Château CHEVAL BLANC

Château PAVIE (promovido desde Premier Grand Cru Classé B)

- 14 Premier Grand Cru Classé B

Château BEAUSÉJOUR (Herederos DUFFAU-LAGARROSSE)

Château BEAU-SÉJOUR BÉCOT

Château BELAIR-MONANGE (fusión con el Premier Grand Cru Classé Château MAGDELAINE)

Château CANON

Château CANON-LA-GAFFELIÈRE (promovido desde Grand Cru Classé)

Château FIGEAC

Clos FOURTET

Château LA GAFFELIÈRE

Château LARCIS-DUCASSE (promovido desde Grand Cru Classé)

Château LA MONDOTTE (promovido desde Grand Cru)

Château PAVIE-MACQUIN

Château TROPLONG-MONDOT

Château TROTTEVIELLE

Château VALANDRAUD (promovido desde Grand Cru)

* Château MAGDELAINE, de propiedad de la familia Moueix, desaparece en la clasificación al fusionarse con su vecino Château BELAIR-MONANGE.

 - 64 Grandes Crus Classé

Ingresan 16 nuevos Châteaux y desaparecen cuatro: Château BERGAT (integrado a TROTEVIELLE, Premier Grand Cru Classé B), Château MATRAS (comprado por Château CANON que lo utilizará para elevar el nivel de su segundo vino, el Grand Cru CLOS CANON), Château CADET-PIOLA (ahora parte de SOUTARD),  y Château HAUT-CORBIN (fusionado con GRAND CORBIN).

En la clasificación original de 2006 ya habían desaparecido dos productores que fueron integrados a Primeros Grands Crus Classés B: Château LA CLUSIERE (fusionado con Château PAVIE) y Château CURE BON (con Château CANON).

En realidad únicamente son eliminados tres châteaux Grand Cru Classé; el histórico CORBIN-MICHOTTE del enólogo y profesor Jean-Noel Boidron, LA TOUR DU PIN, adquirido a la familia Moueix por el grupo LVMH -propietario del famoso Premier Grand Cru Classé A, Château CHEVAL BLANC- y La Tour du Pin Figeac de la familia Giraud Belivier, que fue uno de los cuatro productores que demandó la primera lista divulgada en 2006, junto con los châteaux Cadet Bon, Guadet y La Marzelle.

Una perla vecina de los Premier Grand Crus Ausone, Belair-Monange y La Gaffelière.

Entre los productores elevados a Grandes Crus Classé, cinco recuperan el status que habían pérdido anteriormente en las clasificaciones de 1985 (Cote de Baleau y Jean Faure) y de 1996 (Chatelet, Clos La Madeleine y Sansonnet). Los realmente nuevos son Barde-Haut, Clos de Sarpe, La Commanderie, Faugères, de Ferrand, La Fleur Morange, Fombrauge, Peby Faugères, de Pressac, Quinault L’Enclos, Rochebelle y los ratificados de la anulada clasificación de 2006, Bellefont-Bercier, Destieux y Fleur Cardinale.

Desde mi perspectiva como Vigneron d’Honneur -Viticultor de Honor- de La Jurade (la cofradía de vinos de Saint Emilion que integro desde 2007), y mi conocimiento y seguimiento constante como embajador de Saint Emilion, considero que hay etiquetas muy interesantes que quedaron por fuera de la clasificación, pero que por su calidad y regularidad, muy seguramente ingresarán en la próxima revisión.

El primero de ellos es el delicioso y armónico Château Moulin Saint Georges, producido por Alain Vauthier, el propietario del emblemático y monumental Château Ausone, Premier Grand Cru Classé A. Es una sorpresa inexplicable para mi y para muchos especialistas de los Saint Emilion, que este vino, vinificado con la misma dedicación y cuidado que Ausone, no haya sido elegido cuando se le consideraba un seguro Grand Cru Classé.

La enología de Cheval Blanc al servicio de la La Tour du Pin

Además están el complejo Clos Saint Julien y el atípico Château Petit Gravet Ainé (80% Cabernet Franc) producidos por Catherine Papon, el moderno y vibrante Clos Dubreuil de Benoit Trocard, el siempre consistente y elegante Château Pipeau de la familia Mestreguilhem, el exótico La Gomerie (un 100% Merlot de los Bécot) y La Tour du Pin, que está en proceso de recuperación gracias a su adquisición por los dueños del icónico Cheval Blanc y el empeño de su enólogo Pierre-Olivier Clouet.

La clasificación regirá por los próximos 10 años, hasta 2021. Entrará en vigencia cuando sea publicada en el diario oficial de la República francesa mediante un decreto firmado por los ministros de agricultura y de economía, que se prevée ocurrrirá en las próximas semanas.

Los châteaux podrán incluir la nueva mención a partir de la añada 2012, que comenzará a cosecharse a partir del 16 de septiembre próximo cuando en Saint Emilion se celebra el ban des vendanges y La Jurade proclama la autorización oficial para iniciar la vendimia.

Curiosidad: La lista oficial de vinos Grand Cru Classé mantuvo el nombre del Château Tertre Daugay que había sido desclasificado en 2006 y fue adquirido en junio de 2011 por el Domaine Clarence Dillon, dueño del Château Haut Brion (Primer Grand Cru Classé en 1855), que lo renombró desde 2012 Château Quintus. Se explica porque se estableció con las añadas 1999 a 2008, cuando todavía se llamaba Tertre Daugay y pertenecía al Conde Léo de Malet-Roquefort, propiertario del Primer Grand Cru Classé B,  Château La Gaffelière.

4 comentarios en “Los Grandes Crus de Saint Emilion respiran de nuevo”

  1. Merci Juan.
    Nous sommes bien sûr très heureux.
    Bien cordialement.

    Mr Jean-Bernard GRENIÉ
    Château Angélus
    33 330 SAINT-EMILION

  2. Merci Juan Carlos !

    Jean-François QUENIN
    Château de Pressac
    33330 ST ETIENNE DE LISSE

  3. Cher Juan Carlos,
    Merci pour ton article.
    Au plaisir de te voir lors de ton passage à St-Emilion.
    Amitiés,
    Magali et Thibaut

  4. Dear Jean Carlos,

    Thanks a lot for your work you do around our wines. We are very happy about the classification.

    Merci pour tout et j’espère a très bientôt

    Stephan von Neipperg