“Iceman” calienta la Fórmula Uno

El anunciado regreso a la Fórmula Uno del finlandés Kimi Raikkonen ha despertado todo tipo de comentarios pero lo más importante es que ha convertido desde ahora la temporada 2012 en una de las más interesantes y la primera en la historia que reune a seis campeones.

Dos semanas atrás había dicho que el regreso del casi monosílabico “hombre de hielo” (iceman) era inminente. Descontento después de dos temporadas intrascendentes en el campeonato mundial de rallies y de una carrera de prueba sin pena ni gloria en Nascar, Kimi se decidió a volver al “circo” como líder del rebautizado equipo Lotus-Renault.

Ello significa que la cuarta parte de la grilla del campeonato mundial estará formada por los seis campeones de los últimos 12 años: Michael Schumacher (2000-04), Fernando Alonso (2005-06), Kimi (2007), Lewis Hamilton (2008), Jenson Button (20o9) y Sebastian Vettel (2010-11). Y que cada uno de los cinco primeros equipos en el torneo de constructores tendrá al menos un campeón. Más no se puede pedir!.

Kimi Raikkonen, campeón mundial 2007 (Foto: Citroen WRC)

"Nunca perdí la pasión por la Fórmula Uno": Kimi Raikkonen

Pero entre ellos, el mayor desafío lo tendrá el finlandés, trabajando con un equipo que en el momento no tiene ni los recursos ni el potencial ganador de sus rivales. Renault es hoy una escuadra de mitad de tabla y Kimi tendrá que tener mucha motivación para resistir la falta inicial de resultados.

Algo pasado de kilos y con la necesidad de trabajar a marchar forzadas en la parte física, la re-adaptación a la categoría no le será difícil; lo duro será volver a triunfar. Las lecciones del pasado muestran que pocos ex-campeones han vuelto para triunfar y de hecho sólo el austríaco Niki Lauda y el francés Alain Prost lo consiguieron, mientras que el alemán Michael Schumacher ha sufrido suficiente en dos años con Mercedes sin conseguir siquiera un podio. Otros como Alan Jones, Jacques Villeneuve y Nigel Mansell fracasaron en su vuelta, aunque al británico se le abona una última victoria con Williams en 1994 en Australia, dos años después de su retiro.

El caso de Kimi se parece al de Lauda en tiempos pero no en posibilidades. Niki Lauda se retiró de la F1 al final de la temporada 1979 luego de una desastroza temporada con Brabham. Tenía 30 años y dos títulos mundiales (1975 y 1977) logrados con Ferrari. Volvió dos años después para liderar el relanzamiento de McLaren con el Proyecto-4 de Ron Dennis.

Lauda ganó en su tercera carrera en Long Beach (1982) y después en su tercera temporada con McLaren alcanzó su tercer título mundial (1984), a los 35 años y cinco después de su retito. Pero el austríaco tuvo a su favor una estructura económica poderosa (la tabacalera Philip Morris) y la genialidad del diseñador John Barnard que construyó el primer Fórmula Uno totalmente en fibra de carbono, el MP4 (McLaren Proyecto 4) propulsado por el motor Porsche turbo desarrollado por TAG.

Kimi Raikkonen vuelve a los 32 años, también después de dos de retiro, pero tiene  un panorama muy diferente. Lotus-Renault es un equipo en transición, de nombre, de personal, de capital financiero y de pilotos.

El Lotus-Renault en manos de Bruno Senna (Foto: LAT Photographic)

Cuatro pilotos se pelean el segundo puesto en Lotus-Renault

La escudería no ha inscrito aún su segundo volante debido a la incertidumbre sobre el regreso del polaco Robert Kubica, de quien nadie sabe a ciencia cierta si podrá volver a conducir un Fórmula Uno de forma competitiva trás la serie de operaciones en los músculos de su mano derecha.

Vitaly Petrov, quien es el único piloto de la Fórmula Uno que corre sin recibir salario -un hecho atípico-, podría por ello tener su puesto asegurado. Pero no aporta económicamente a la escudería, lo cual si podría hacer el brasileño Bruno Senna, sobrino del legendario Ayrton. Y como constructor que suministra los motores, Renault quiere un piloto francés y el mejor colocado es Romain Grosjean, el campeón de GP2, la categoría antesala de la F1. Cuatro pilotos tras un puesto.

La fortaleza del equipo es el motor Renault, campeón mundial y uno de los más fiables del campeonato. Kimi puede contar con ello, pero su desempeño dependerá del nuevo auto, del logro aerodinámico, de la estabilidad de la escudería y de los patrocinadores.

El "hombre de hielo" tendrá que trabajar para ganar (Foto: formula1motor.com)

Con un contrato por dos años, Raikkonen puede reconstruir el equipo y disputar victorias en 2013. Pero, será capaz de resistir un año sin pena ni gloria?. Tendrá la disciplina de trabajo que no siempre mostró en McLaren y en Ferrari?.

El finlandés fue uno de los pilotos precoces del “circo” de la F1 y veloz como pocos. Es el tercero en las estadísticas de vueltas más rápidas en carrera (35), pero un gran piloto es más que velocidad. Los grandes como Jim Clark, Jackie Stewart, Niki Lauda, Nelson Piquet, Alain Prost, Ayrton Senna, Michael Schumacher y Fernando Alonso, construyeron el equipo alrededor de ellos, desarrollaron el auto hombro a hombro con los ingenieros.  Por ello son tan valorados, apreciados y respetados. Y en esta materia Kimi no se destacó.

El actual campeón Sebastian Vettel está en ese proceso y para ello cuenta con un aliado imprescindible y sin el cual Red Bull no sería el dominador de la Fórmula Uno; Adrian Newey, el mejor ingeniero de la categoría. En su paso por el mediocre Toro Rosso, equipo con el que obtuvo su primer triunfo, demostró que tiene ese talento.

En Renault, la historia es diferente. Bob Bell, el ingeniero que llevó a Fernando Alonso a los dos títulos mundiales, ahora trabaja en Mercedes, mientras que el diseñador Tim Densham se ha retirado. Renault es una estructura en rediseño y el peso recae hoy en James Allison, ex-ingeniero de Benetton y de Ferrari junto a Rory Byrne (retirado) y Ross Brawn (co-propietario de Mercedes). Pero Allison no es Newey.

Kimi ha dicho que vuelve porque nunca perdió la pasión por la Fórmula Uno y que aparte de la llegada de las llantas Pirelli, poco ha cambiado. “Soy dos años más viejo y fue muy agradable correr en rallies los dos últimos años pero ahora vuelvo a algo que conozco”, dijo el finlandés. Y para callar las críticas afirmó que si no estuviera motivado, no hubiera firmado el contrato para su regreso.

Lo cierto es que un campeón como Kimi Raikkonen llevará más emoción a la Fórmula Uno el año próximo. Los ensayos invernales de re-adaptación y el nuevo auto darán la medida de su verdadero potencial. Que la fiesta comience!.

* Kimi Raikkonen debutó en Fórmula Uno en 2001 con la escudería Sauber en el Gran Premio de Australia. Corrió luego con Mclaren (2002-06) y Ferrari (2007-09), ganando un total de 18 carreras y consiguiendo 16 poles, 35 vueltas más rápidas y 62 podios, en 157 Grandes Premios disputados. Fue campeón mundial con Ferrari en 2007, subcampeón con McLaren en 2003 y 2005 y se retiró de la Fórmula Uno al terminar la temporada 2009.

Comments are closed.