Vuelta 2020 con Vinos de España: Garnacha (DO Campo de Borja)

El danés Magnus Cort Nielsen ganó la decimosexta etapa de la Vuelta a España y le dio a su equipo estadounidense Education First el tercer triunfo parcial en la prueba, que a dos días de su final muestra sólido al líder y campeón vigente, Primoz Roglic.

El campeón esloveno fue segundo y con la bonificación conseguida aumentó a 45″ su ventaja sobre el ecuatoriano Richard Carapaz y a 53″ sobre el estadounidense Hugh Carthy, sus principales rivales para la penúltima y definitiva etapa de alta montaña este sábado, con final en el Alto de la Covatilla, en el Centro Turístico y estación de esquí de la Sierra de Béjar, en el sistema montañoso central de la provincia de Salamanca en la Comunidad autónoma de Castilla y León. Excepto el segundo puesto de Roglic en la etapa, la fracción entre Salamanca y Ciudad Rodrigo, cercana a la frontera con Portugal, fue nerviosa pero no produjo cambios en la tabla general.

Roglic ha estado activo en todos los terrenos y larga favorito. Después de cuatro victorias y once días como líder, su ventaja es igual al tiempo ganado en bonificaciones (48″). Carapaz no ha vencido aún y en bonificaciones sólo obtuvo 16″, mientras que Carthy ganó la etapa 12 en el difícil Alto de L’Angliru y consiguió 10″ extras. Los 178 kilómetros de este sábado con seis premios de montaña, serán los definitivos porque el domingo la etapa es protocolaria para llegar a Madrid. Hace apenas 50 días, el sábado 19 de septiembre, Primoz Roglic perdió el Tour de France en la penúltima etapa frente a su joven compatriota y revelación de la carrera, Tadej Pogacar. Se repetirá la historia?

Historia clara es la de la exitosa cooperativa Bodegas Borsao y sus mundialmente apreciados vinos de Garnacha en la Denominación de Origen (DO) Campo de Borja. Entre ellos, Garnacha Selección 2019, su vino joven, fresco y vibrante, es el más vendido; 800.000 botellas anuales. Es el invitado a la Vuelta 2020 con Vinos de España.

La Garnacha (Grenache en francés, Garnatxa en catalán) es la séptima variedad de uva más plantada en el mundo (163.000 hectáreas) y la quinta entre las uvas tintas después de Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo y Syrah, de acuerdo a las estadísticas oficiales de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). El 87% del total plantado está en Francia y España, donde es la segunda uva tinta más cultivada después de la omnipresente Tempranillo; 94.000 hectáreas, de las cuales 50.000 en Castilla y 16.000 en Aragón (su tierra nativa), donde domina y se usa para producir vinos varietales.

Según pruebas ampelográficas, la uva es original española y nació hacia el año 1.145 al norte del país, en la región de Aragón, de donde se propagó al mundo gracias a que se plantó en los territorios del antiguo reino aragonés, en Rosellón (sur de Francia) y el mediterráneo, como la isla de Cerdeña, donde se la llama Cannonau. En Europa la Garnacha se ha cultivado desde hace cientos de años a ambos lados de los Pirineos; en España en los territorios de Aragón, Navarra y Catalunya, y en Francia en Rosellón, Languedoc y el Ródano, donde es la uva matriz y en promedio el 80% de los grandes Châteauneuf-du-Pape.

La uva es vigoroza, produce altos rendimientos y es resistente al calor y la sequía. Dada su maduración tardía necesita condiciones cálidas y secas como las que se encuentran en España y el mediterráneo. Los racimos son grandes y producen un vino con contenido relativamente alcohólico y altos niveles de azúcar, lo cual llevó a su uso extensivo en vinos fortificados como los vinos dulce naturales de Rosellón y de Banyuls en Francia, o su empleo como base para los fortificados australianos.

Curiosamente, su recorrido va muy de la mano con la uva Monastrell que presentamos ayer, y es muy empleada como núcleo en vinos de corte como es el caso en Francia, el Priorato (un 40% de las plantaciones junto con la Cariñena) y Australia, donde llegó a mediados del siglo 18 y era la variedad más plantada hasta 1960 cuando la superó la Shiraz. En ese país es la base de los vinos GSM, acrónimo de la mezcla Grenache, Shiraz, Mourvedre/Monastrell. En California fue introducida en el siglo 19 en el céntrico Valle de San Joaquín y en Monterrey, al sur de San Francisco, para mezclar vinos dulces y dar color a otros pálidos (como se hacía igualmente en Australia). Luego, en el siglo 20 se plantó en el estado de Washington, cuando despegó la industria vitivinícola en el norte estadounidense.

Tarde fresca con Garnacha joven y frutal para acompañar el falafel mediterráneo.

Está íntimamente asociada a los vinos de Rioja como parte de su mezcla. En la zona fue plantada ampliamente a principios del siglo 20 cuando se renovaron los viñedos luego de la plaga de la filoxera, pero principalmente en las áreas cálidas de Rioja Baja, en la parte oriental. Al mezclarse con Tempranillo y Garnacha -”coupage” tradicional- le proporciona fruta y cuerpo a los vinos, lo que ha llevado a varios productores modernos ha aumentar su proporción en los Riojas jóvenes y en los rosados muy pálidos. Otra región donde también se utiliza la Garnacha es Navarra, en donde es la variedad de uva tinta dominante con más del 53% del viñedo de la región plantado.

La uva es importante en el norte de España, en Aragón -donde se emplea mayoritariamente para vinos varietales- y en Rioja, Navarra, Somontano, La Mancha, las zonas montañosas al suroeste de Madrid (Méntrida y Cebreros), y en varias de las regiones vinícolas de Cataluña, como Priorat, Costers del Segre, Montsant, Empordà, Penedès, Tarragona y Terra Alta.

Durante los años de transición democrática en España 70′s-80, la Garnacha no era bien apreciada, pero en Aragón se había conservado y adaptado tan bien que los productores locales le apostaron a la elaboración de vinos varietales de calidad; fueron los pioneros, en las regiones de Calatayud, Cariñena y Campo de Borja, donde está ubicada Bodegas Borsao. Como ejemplo, en la Denominacion Calatayud el 91% de la producción es Garnacha, tiene los viñedos a mayor altitud y es la única que define legalmente “viñas viejas” con un mínimo de 35 años. A su vez la DO Cariñena es la de mayor superficie con viñedos viejos de Garnacha, mientras en Campo de Borja las vides tienen en promedio más de 30 años.

Bodegas Borsao: Capitán Pionero

La cooperativa de Borja y yo nacimos al tiempo!…en 1958. Tenemos la misma edad y compartimos más. La bodega nació en el corazón de la Garnacha de Aragón, y yo en Philadelphia, el corazón de la libertad y la democracia estadounidense, la ciudad del amor fraternal y de la tolerancia religiosa.

Nos conocimos más tarde, casi medio siglo después, en Londres, durante la presentación en 2004 en el Royal Opera House de varias bodegas españolas y sus vinos que buscaban importador en Gran Bretaña. Yo era el experto en vinos del servicio en español de la BBC y recuerdo claramente a Peique y sus mencías, los Rioja de la bodega familiar Ramírez de la Piscina, Cyan y sus vinos de Toro, y las Granachas de la ahora llamada Bodegas Borsao que presentó su vino estrella Tres Picos. Después he seguido su progreso permanente, las nuevas líneas de sus vinos y el dinamismo en el nuevo siglo, luego de la nueva etapa legal como Sociedad desde 2001.

Expliqué en las dos etapas anteriores de la Vuelta 2020 con Vinos de España dedicadas a las uvas Albariño y Monastrell, la importancia de las bodegas cooperativas como elemento dinamizador de las regiones vinícolas y el beneficio que aporta a los productores locales y pequeños viticultores. Siempre he valorado el trabajo y los vinos de las cooperativas desde mis primeros pasos vinícolas; además de ser mi primer contacto con vinos importantes, cuatro me indicaron el camino: la Unión de Productores de Saint Emilion, el Cellier des Princes en Chateauneuf du Pape y la Cave de Tain l’Hermitage (Ródano), y las Bodegas Yuntero, es decir, la Cooperativa Jesús del Perdón de La Mancha, en Manzanares. Sus vinos llegaban a Colombia en los años 70 y 80, y guardé el recuerdo de su relación favorable. Luego, en 2011, asesoré el proyecto de importación “La Bonne Cave” de vinos franceses calidad/precio, y las tres fueron parte de los vinos que seleccionamos con el gerente Juan José Manzano y que se importaron por varios años hasta que los nuevos impuestos del gobierno anularon los beneficios del libre comercio con la Unión Europea.

Se sabe que los monjes del Monasterio de Veruela plantaron los primeros viñedos en Aragón en 1.145 y desarrollaron el cultivo y la elaboración de vinos, que las primeras bodegas privadas se fundaron en el siglo 19, y que debido a la crisis económica de la posguerra en los años 50, los agricultores se asociaron para fundar cooperativas.

La cooperativa de Borja y la marca Borsao, nacen en 1958, la Denominación de Origen Campo de Borja surge en 1980, las primeras botellas de la bodega se comercializan en 1981, las exportaciones inician en 1991 y en 2001 se unen con las cooperativas de Pozuelo y Tabenca y se forma la sociedad Bodegas Borsao. Está integrada por 375 viticultores que son propietarios de 2.400 hectáreas; el 35% del total de la DO Campo de Borja y casi la mitad de la Garnacha sembrada!. De ellas, 1.500 hectáreas son de Garnacha autóctona y 900 de Garnacha de monte (viñas de 35 años) plantadas en las laderas de la Sierra del Moncayo, en sistema de vaso y sin riego. Hoy elabora 10 millones de botellas anuales y exportan a más de 50 países. 

La bodega está situada en Borja, al noroeste de Zaragoza, y es la fuerza dinámica de la Denominación de Origen Campo de Borja con cultivos de Garnacha (60%), Syrah (17%), Tempranillo y Cabernet Sauvignon (18% entre ambos) y además Merlot, Cariñena y Macabeo (Viura), ubicados en terrazas y en diferentes suelos entre 350 y 800 metros de altitud. Así, adaptados a cada terreno (arcilla roja, arena y canto rodado, caliza y piedras), los vinos tienen identidad propia y van desde frescos y afrutados para consumo rápido como el delicioso y vibrante Selección 2019 (70% Garnacha, más Tempranillo y Syrah) hasta los complejos como Tres Picos que cataremos posteriormente (100% Garnacha de viñas viejas en altura con 5 meses de crianza en barrica nueva de roble francés) y los vinos de corte Berola, Cabriola y el Crianza Selección, con más de 10 meses de envejecimiento en roble francés y americano. Y la constante es una imbatible relación calidad/precio.

El tinto selección 2019, fresco, dinámico, directo, con muy buena fruta (cereza, mora) y notas de pimienta, aromas silvestres, suave mineralidad y persistencia correcta, es un excelente compañero de tapas, embutidos, arroces, carnes blancas y rojas grasas, barbacoa, carnes al grill; un vino todoterreno de €4,90 en el mercado europeo. Increíble!. “Se producen anualmente 800 mil botellas, en envase con corcho o tapa rosca, dependiendo del mercado y la percepción de la clientela. Es el vino Borsao más vendido en América Latina y Estados Unidos”, me explicó María Sancho, responsable de comunicaciones. A propósito, debido al coronavirus, la bodega reforzó su estrategia de venta directa en internet para el mercado español.

Lo que no cambió fue su filosofía de cosechar en el momento correcto. La vendimia de la Garnacha terminó ayer viernes porque las últimas viñas, las de altura, se cosechan en cinco días. “Los cosecheros se toman su tiempo porque deben respetar los parámetros de calidad de la uva y además la cosecha manual es siempre más compleja en laderas”, me confirma María. Además me dice que los enólogos están muy contentos con la calidad de la uva y se anticipa una cosecha de muy buena calidad, con lo cual, aunque queramos olvidar el año 2020 por sus efectos perturbadores en nuestras vidas, debemos estar preparados para comprar vinos de la añada 2020 y desterrar el Covid y sus efectos depresivos. El Tinto Selección es una apuesta segura, uno de los 100 mejores vinos Garnacha de España y a un precio ridículo y seductor. Salud

* Sitio web de Bodegas Borsao S.A.: www.bodegasborsao.com

LA VUELTA EN BORSAO:  La intención inicial de la Vuelta 2020 con Vinos de España era presentar el vino de Garnacha Borsao Tres Picos en la sexta etapa que originalmente terminaría en la cima del Tourmalet en los pirineos franceses y que contemplaba precisamente Tres cimas durante la jornada. Debido a las restricciones sanitarias en Francia el trazado se modificó y el cronograma inicial tuve igualmente que alterarlo. Entonces presenté el Tinto Selección, un vino más fresco y tranquilo, en una etapa de transición y relativamente tranquila. Pero antes de ello, la Vuelta a España pasó este año durante la cuarta etapa frente a Bodegas Borsao en su recorrido por Aragón.

Les comparto la filmación hecha por la bodega de ese momento ciclístico-vinícola que está en su página de Instagram para que se emocionen con  los vinos y el ciclismo:

https://bit.ly/3eDGZ2u

Comentar este artículo