Decanter Fine Wine Encounter: 15 años de éxito

Es uno de los mejores eventos vinícolas internacionales y una cita obligada que reune anualmente en Londres a un centenar de bodegas y productores de todo el mundo y pone al público consumidor en contacto con sus vinos.

Logotipo del encuentro vinícola de Decanter

Se realiza en noviembre, ocupa un fin de semana del calendario y este domingo 20 ha celebrado exitosamente sus primeros 15 años con la asistencia de casi dos mil aficionados al vino y personalidades y profesionales del sector. Es el encuentro de la prestigiosa revista vinícola británica Decanter, al que asisto sin falta desde 2003.

La directora editorial y alma del evento, Sarah Kemp, me dijo que del año 1996 a hoy ha conseguido gran prestigio gracias a la respuesta de los productores alrededor del mundo que son atraídos por el encuentro vinícola. “Cuando comenzamos participaban bodegas tradicionales pero hoy tenemos los mejores productores de Burdeos, Grecia,  Australia, Suráfrica, Estados Unidos, que representan realmente la revolución cualitativa de los últimos 15 años y muestran sus vinos al público en Londres”.

Además de la posibilidad de catar durante dos días los vinos de un centenar de productores (más de 600 en total), el evento ofrece también seis “Masterclass” (Clases magistrales) de hora y media de duración, en las que los más importantes productores mundiales presentan y comentan sus vinos -un mínimo de 10- para un público selecto que ha adquirido previamente los tiquetes. Cada día hay tres clases y para la mayoría de ellas normalmente las entradas se agotan desde meses antes, cuando se anuncian los “profesores”.

Lleno completo en una de las Masterclass de Decanter (Foto: rincondecata.com)

Los más importantes châteaux bordeleses, productores italianos, estadounidenses, españoles y australianos, han desfilado con sus vinos en los pasados tres lustros. Pero sin duda la más emocionante y fantástica de las Masterclass fue la realizada en noviembre del año anterior con los vinos de los cinco Primeros Grandes Crus Classés de Burdeos en 1855 y sus directores; en la misma sala los châteaux Lafite, Mouton Rothschild, Latour, Margaux y Haut Brion!. Fue la primera vez que se realizó esta presentación en Londres y la segunda en la historia.

Este año las estrellas fueron la casa de Champaña Krug, los vinos californianos Monte Bello -Ridge Vineyard- desde 1978 hasta 2008, los vinos de los dominios Lafite incluyendo las añadas 2003, 1995 y 1989 de Château Lafite, la cata vertical (2000 a 2009) del primer Cru Classé de Saint Emilion Château Canon, los vinos de Château Pichon Longueville Comtesse de Lalande entre 1975 y 2007, y la presentación conjunta de los vinos italianos de Sassicaia y Ornellaia, los llamados Super-Toscanos, con sus añadas 1998, 2000, 2004 y 2008.

El Marqués Nicolò Incisa Della Rocchetta (Foto: rincondecata.com)

El Marqués Nicolò Incisa Della Rocchetta, propietario de Sassicaia, es un hombre sencillo que afirma sentirse honrado y comprometido porque su vino es considerado uno de los mejores del mundo y rival de los grandes de Burdeos. De hecho es un corte tipo bordelés con 15% de Cabernet Franc y su base es un 85% de Cabernet Sauvignon de cepas originarias de Château Lafite. ”Cuando mi padre comenzó a producir el vino nunca imaginó que pudiera llegar a ser tan famoso. Hoy es una gran satisfacción y nos hemos dado cuenta de que iniciamos una revolución en la calidad del vino italiano y hoy tiene un primer lugar en el mundo. No digo como algunos, que hayamos superado a los vinos franceses, pero si que seguimos su camino”.

Sassicaia es el único vino italiano que tiene una denominación de origen propia, la DOC Bolgheri, que le fue otorgada a finales del siglo pasado. En ese sentido es como las AOC francesas Romanée-Conti, Clos de Tart y Château-Grillet, o en España la DO de Pago Dominio de Valdepusa, que pertenece a otro Marqués; Carlos Falcó, Marqués de Griñón.

El Decanter Fine Wine Encounter creció aún más en 2011, con la presentación por primera vez de cinco Discovery Theatres (Teatros de descubrimiento), que son similares a los Masterclass pero más cortos -45 minutos- y presentando únicamente 6 vinos.

Sarah Kemp señala que “cada aspecto de la producción de un vino de calidad se explora -en el encuentro- en un fin de semana y es una excelente oportunidad para los lectores de la revista y amantes del vino, de probar vinos del todo el mundo y conocer directamente a sus creadores. Es muy interesante para ellos”.

Joel Peterson y el Zinfandel de viñas centenarias de Ravenswood (Foto: rincondecata.com)

Mágico Zinfandel centenario

Y para mi como catador profesional que sigue la actualidad del vino mundial, también es una oportunidad excepcional para descubrir nuevos vinos, encontrar a los productores y personalidades, cotejar conceptos, comprobar la evolución cualitativa de un buen número de bodegas y seguirme sorprendiendo con este maravilloso mundo.

Revisando mis apuntes de los dos días, alcancé a catar (con notas y calificación) 173 vinos, cerca de la cuarta parte de los presentados. La selección final de mis mejores no ha sido fácil pero al final del artículo enumero los vinos que por su estructura, calidad, potencialidad, y emoción, quiero compartir con mis lectores e invitarlos a que busquen la oportunidad de probarlos.

Coincidí con Steven Spurrier y Oz Clarke en varias ocasiones, al igual que con el décano y maestro de los catadores, Michael Broadbent, el creador del sistema de evaluación sobre 20 puntos, director del departamento de vinos de la casa de subastas Christie’s y poseedor de un fichero con los datos de más de 50.000 vinos catados durante más de medio siglo.

El evento de Decanter es uno de los tres más importantes del mundo  junto al que la revista estadounidense Wine Spectator realiza en octubre en Estados Unidos (The New York Wine Experience) y el Salón que desde hace cinco años organiza la Revue du Vin de France en Paris (mayo) y desde hace dos en Bruselas y Pekin, a principios y a finales de noviembre, respectivamente.

Durante los dos días la respuesta del público en Londres fue masiva, hasta el punto que hubo momentos en que era difícil circular por los dos grandes salones del Hotel Landmark -sede del evento-en que estaban organizados los stands. Por ello, ampliar la participación de expositores no está contemplado en un fúturo cercano.

Stefano Chiarlo ofrece el famoso Barolo Cerequio (Foto: rincondecata.com)

“Me gusta el hecho de que sean 100 productores y creo que es un elemento de calidad, una selección. No veo factible visitar más de 100 productores en un día o en el fin de semana, entonces ciertamente que podemos ser más grandes pero no creo que seamos mejores”, me explicó Sarah Kemp, directora editorial de Decanter.

De hecho la revista alterna anualmente otros eventos similares, pero en un sólo día: Vinos de Burdeos, Vinos de España, Vinos de Italia, Vinos del Nuevo Mundo y en vista de su posición en el mercado mundial y en el británico en particular, en el fúturo próximo se piensa realizar una jornada para Vinos de Chile y de Argentina. “Es inevitable por su importancia, pero hace 15 años no se podía imaginar el crecimiento de estos países”, puntualizó.

La gran conclusión que obtengo del evento de Decanter y de otros del mismo tipo, es que si se quiere educar y fomentar el sano consumo de vino, ciertamente que este es uno de los instrumentos más importantes para ello, para acercar el vino al comprador, ampliar su horizonte y deleitar su paladar.

* Entre los vinos catados en el Decanter Fine Wine Encounter, estos son mis preferidos, los que me emocionaron y me dieron placer al paladar. Los he organizado por países o denominación de origen para facilitar su lectura:

ARGENTINA: Nicolas Catena Zapata 2007 (60% Cab.sauvignon+40% Malbec), pleno de fruta negra compotada en perfecta integración de la madera, taninos elegantes, final largo y persistente.

AUSTRALIA: Penfolds Bin 389, 2008 (60% Cab.sauvignon+40% Shiraz), el “baby Grange”, floral y afrutado, intenso, perfumado, especiado con notas de frambuesa, moras y vainilla, y un largo final en notas minerales suaves.

AUSTRIA: Laurenz V Malteser Ritterorden Blickenberg Spatlese 1979, un vino blanco de leyenda, único, muy evolucionado, con depósito, notas de crema y petróleo suave, tonos de limón dulce y algunas notas ajerezadas, un vino para apreciar con respeto por sus 32 años y haber conservado la elegancia y algo de su estructura original. Un Gruner Veltliner de antología. Esterházy Follig Blaufrankisch 2009, aromático y flopral, violetas y frutos rojos, cassis, mermelada de frutos negros, redondo y especiado en boca, complejo, elegante con un final mineral y ligeramente tánico, necesita guarda .

CHILE: Altair 2006 ( 72% Cab.sauvignon+ 16% Carmenere y Syrah), excelente concentración de fruta negra, ciruela pasa, especiado, complejo y largo en boca con final intenso y ligeramente tánico. Vertice 2007 de Viña Ventisquero (50% Carmenere+50%Syrah), fruta roja, especiado y mineral, con final intenso y largo de fruta en compota.

GRECIA: Argyros Estate Oak-Fermented 2010 (Assyrtiko 100%), aromático con excelente acidez, notas de lima y mandarina con tonos suaves de tostados, intenso y redondo en boca, un gran blanco de guarda. Avatón 2006, Domaine Gerovassiliou (Mavroudi, Mavrotragano y Limnio) moras, fruta cocida, especiado, con notas de moka y torrefactos, elegante final, un griego de pura cepa.

ESTADOS UNIDOS: Ravenswood Teldeschi Vineyard Zinfandel 2008: excelente fruta -ciruelas y cerezas-, aromático y redondo, con notas de frambuesa y vainilla suave, elegante, persistente, final largo y especiado con tonos de pimienta blanca y eucalipto. Excelente vino, un Zinfandel de leyenda producido de viñas centenarias en Sonoma.

ESPAÑA: Prado Enea Gran Reserva 2004 de Bodegas Muga en Magnum (80% Tempranillo+20% Garnacha, Mazuelo y Graciano), fruta roja, ciruelas, densidad media, elegante, fresco y especiado, con final en notas de moras y ciruelas, persistente y perfumado. Gran vino para guarda media y disfrutar su equilibrio y armonía. Pazo Barrantes 2010 Albariño de Bodegas Marqués de Murrieta, floral y afrutado, papaya verde y piña ácida, frescor en boca con notas dulces suaves y cítricos. Muy interesante.

ITALIA: La Court, Nizza, Barbera d’Asti Superiore 2007, excelente vino en un excelente añada, notas de fruta roja y café arábiga, en boca redondo y fresco, largo y persistente, táninos elegantes y final ligeramente mineral y afrutado. Michele Chiarlo es especialista del Barolo, pero este Barbera producto de viñas de 40 años bien vale 92-93 puntos y una guarda media. Será ideal en 3 años.

CHAMPAÑA: Philipponnat Clos des Goisses 2001, excelente burbuja fina, notas de levadura y almendras, con boca redonda y compleja de frutos cítricos, miel, cera de abeja y tostatos, con un final inmensamente refrescante. Excelente cuvée para una gran celebración.

VALLE DEL RODANO: Hermitage blanco Chante-Alouette 2007 de Chapoutier (100% Marsanne), vino complejo, floral y afrutado -piña y mango verde- fresco y elegante, con notas de miel y un final mineral suave, largo y seco, que denota falta de guarda. Será excelente en cinco años. Chateauneuf du Pape Reserve Rouge 2010 de Château Fortia (80% Syrah+20% Grenache), muestra de barril que muestra la excelencia de la añada, cassis, frutos rojos y notas de tierra y granito, complejo y persistente con tonos de moka y café arábiga, final mentolado con frutos rojos, taninos elegantes. Será una maravilla en 2020.

ALSACIA: Gewurztraminer Grand Cru Kessler 2005, Domaines Schlumberger, un vino complejo pero fresco e intenso a la vez, con notas de maracuyá y piña, largo en boca y final con notas minerales suaves. Hay que darle aún tiempo y ganará en complejidad.

PESSAC LEOGNAN: Croix de Carbonnieux Rouge 2009 (60% Cab.Sauvignon+40% Merlot), segundo vino de Château Carbonnieux (tinto), excelente fruta, ciruelas negras y frambuesa, en boca notas de moka, café suave, mineral, increiblemente fresco y especiado. Una muy buena botella que anticipa un primer vino maravilloso en una añada excepcional.

SAINT EMILION GRAND CRUS y CRUS CLASSES (Châteaux):  Canon 2007, La Dominique 2008, Laroque 2001, Faugères 2008, Peby Faugères 2008, Corbin 2006 y 2009, Le Prieure 2008, Chauvin 2007 y 2009, Laroze 2005 y 2009, La Dominique 2008.

POMEROL: Los châteaux de la asociación Pomerol Séduction (La Conseillante 2008 y 2009, Clinet 2008 y 2009, Vieux-Mallet 2008, Rouget 2008, Gazin 2006, Mazeyres 2006), y Fayat 2009.

LALANDE DE POMEROL: Château de Chambrun 2008, vino elegante y voluptuoso, complejo de fruta negra y moras, intenso en nariz, elegante y redondo en boca con táninos sedosos, un excelente vino 100% Merlot con mejor nivel que muchos vinos de Pomerol.

MEDOC: Goulée 2008 de Cos d’Estournel, vino complejo e intenso, en nariz notas tostadas y frutos negros, en boca es opulento en fruta y los táninos están muy presentes, final ligeramente mineral y astringente, necesita tiempo para redondear pero será un gran vno en 5 años.

HAUT MEDOC: Château Cantemerle 2009, vino complejo e intenso en nariz con fruta negra, ciruelas y moras, en boca es elegante con notas tostadas suaves, fruta macerada y confitada, gran cuerpo y estructura, se muestra redondo y apenas empieza su camino. Vino que demuestra los randes progresos de Cantemerle. Château Sociando Mallet 2005, vino oscuro, intenso, perfumado, notas de violeta, ciruelas negras, en boca es fresco y balsámico, redondo, con mucha fruta y tostados, termina algo áspero pero le falta redondear, un gran vino de Jean Gautreau en una añada inolvidable y destinado a una guarda de al menos 5 años. Château Clément-Pichon 2008, vino especiado, notas ahumadas, tostados de café, fruta roja, cerezas y ciruelas, táninos amables, vino moderno y elegante.

MARGAUX: Château d’Issan 2004, color granate oscuro, intenso en nariz con notas de fruta roja, moras y frambuesas, violetas, en boca despliega notas balsámicas, es complejo y algo herbal, con gran estructura, persistencia, notas de café y cacao y té verde. Uno de los mejores vinos d’Issan.

PAUILLAC: Château Clerc Milon 2005, excelente, compota de fruta roja, ciruelas y cassis, en boca fresco, especiado, elegante y complejo con notas de eucalipto y menta, vainilla y cacao, termina en torrefactos muy suaves, gran balance y estructura que permitirá otros 15 años de guarda.

SAINT ESTEPHE: Cos d’Estournel 2008, intenso, fruta negra compotada, concentrado, marcado por la madera pero es un vino muy jóven y tánico que necesita al menos 5 años para integrarse. Château Phelan Ségur 2001, uno de los mejores vinos del evento, gran concentración y elegancia, intenso en fruta negra, pasas y ciruelas, pimienta blanca, redondo en boca, con notas balsámicas de menta y eucalipto, excelente Cabernet Sauvignon en un momento ideal a diez años de la cosecha.

SAUTERNES-BARSAC: Château Coutet 1998, excelente vino, con aromas de fruta tropical, papaya y mango, en boca notas de miel y cera de abejas con aromas de nueces tostadas, complejo y balanceado, termina en aromas de vainillas y almendras suaves. Delicioso.

4 comentarios en “Decanter Fine Wine Encounter: 15 años de éxito”

  1. Michael dice:

    Dear Juan Carlos,

    Great work and many thanks for your contribution and support!

    See you soon.

    Best regards

    Michael Denton
    Decanter Manager France

  2. Guy dice:

    Thanks Juan Carlos – we also appreciate your support!

    Best,

    Guy Woodward, Decanter’s editor

  3. Phoebe dice:

    I love the valuable info you supply in your posts. I like your writing style.

  4. Angela dice:

    Gracias por mantenernos informados de los eventos vinicolas que suceden en el viejo continente y UK. Alguna idea de cuales de los vinos que te parecieron mejores, se pueden encontrar en Sur America???, algunos en Colombia?????

    AC