Giro 2020 con Vini d’Italia: Barbera d’Asti (DOCG Superiore)

El ciclismo perdió hoy el rumbo en el Giro d’Italia.

Los 133 corredores que continúan disputando la segunda carrera más importante del calendario mundial, se rebelaron y se negaron a cumplir la totalidad del recorrido de la etapa 19 entre Morbegno y Asti -la más larga de la prueba de tres semanas sobre 258 kilómetros en terreno plano- argumentando exigencia física y los efectos del tiempo frío y las lluvias de otoño sobre los deportistas.

Después de la fantástica etapa del jueves con el ascenso al Paso del Stelvio (Cima Coppi) y los favoritos disputando con espiritu deportivo la victoria, la de hoy fue una deplorable farsa que tendrá consecuencias legales y deportivas para los ciclistas, cuya actitud ha sido criticada tanto por el director del Giro, Mauro Vegni, y varios directores de los equipos que siguen en carrera. Jumbo-Visma y Mitchelton Scott se retiraron la semana anterior debido a los contagios de Covid-19.

Al parecer el cansancio físico y mental de los ciclistas, los llevó a enfrentarse a la organización luego de que por cierres de carreteras se anunció en la noche del jueves que se agregarían otros 5 kms a la etapa. Se resistieron a largar en Morbegno pero la etapa se inició y a los 8 kms de recorrido los ciclistas pararon y se montaron en los buses de los equipos. La disputa se resolvió temporalmente, aceptando recortar la jornada a 124 kilómetros por un recorrido más suave. A dos días del final y con la etapa de este sábado modificada (no tendrá los ascensos a las duras cimas en el lado francés del Colle dell’Agnello y el Col de l’Izoard), el cierre del Giro será la contra-reloj del domingo a Milán.

Stress, fatiga, el Covid-19?. El daño está hecho porque las condiciones climáticas imperantes no eran tan malas como señalaron los ciclistas y no había necesidad de activar el protocolo de seguridad meteorológico de la UCI, la Unión Ciclista Internacional. La realidad es que hubo una rebelión de los pedalistas contra la organización de la carrera y ello crea un precedente muy delicado para el futuro del deporte. Las fracción la ganó el checo Josef Cerny y la clasificación de los favoritos no sufrió cambios.

El Giro 2020 con Vini d’Italia había preparado la presentación de un Barbera d’Asti, un vino tinto elaborado con la uva Barbera cultivada en las colinas de Monferrato, en el centro de Piamonte y Asti, donde concluyó la traumática jornada. Es un vino que por ley se elabora con un mínimo de 90% de la uva Barbera (se le puede mezclar Merlot y Cabernet Sauvignon), que fue promovido en 2008 a la categoría de Denominación de Origen Controlada y Garantizada (DOCG).

La uva Barbera es cultivada en 169 comunas del Piamonte (118 en la provincia de Asti) y el resto en el área vecina de Alessandria. En Asti los vinos se etiquetan Barbera d’Asti DOCG y Barbera d’Asti DOCG Superiore, que deben tener niveles mínimos de alcohol del 12% para el normal y del 12,5% para el Superiore, aunque algunos pueden alcanzar 14,5% como nuestro vino de esta tarde. Como hecho interesante hay libertad para la crianza en barrica en los primeros y para los Superiore la única exigencia es un mínimo de seis meses y que los vinos salgan a la venta 14 meses después de la cosecha, en noviembre del año siguiente.

El Barbera d’Asti es un vino afrutado de color rojo profundo cuando proviene de la zona norte y suelos calcáreos, como este joven (cosecha 2018) elaborado por la exitosa e importante cooperativa Araldica, de Castelvero, en el noroccidente de Piamonte. En la copa ofreció buena densidad (lagrimas medianamente lentas) y notas de ciruela y mora en nariz.

Lo había seleccionado para la etapa plana de hoy porque es un vino de textura suave y vibrante gracias a la acidez de la uva y las notas frutales y especiadas. Creo que este tiene un paso mínimo por barrica porque en ningún momento se siente el roble y fue un buen acuerdo con mi sandwich de pavo y lechuga de mi frugal almuerzo tras mi larga jornada del jueves. Un vino amistoso, fresco y amable que debe armonizar perfecto con pasta tagliatelle, ragú, embutidos, quesos blandos e incluso pescados blancos como el bacalao. La etapa fue en cambio controversia y discordia.

* Sitio web de la bodega cooperativa Araldica: www.araldicavini.com

ARALDICA: Esta cooperativa de Castelvero es uno de los productores más importantes de Barbera d’Asti y Barbera d’Alba, y también elabora excelentes vinos de Gavi, Moscato y Prosecco. Fue fundada en 1954 por un pequeño grupo de productores, encabezados por el cura párroco y ha evolucionado hasta ser la bodega más grande del Piamonte.

Está dirigida por el enólogo Claudio Manera, quien lidera un equipo integrado por su esposa Lella (en el laboratorio) y otros cuatro enólogos que son responsables de la calidad de la producción.

La cooperativa tiene 200 socios que cultivan 900 hectáreas de viñedo en toda la región, y en particular los de las colinas de Monferrato se destacan por la calidad de su Barbera. Tiene una moderna planta de embotellado y una bodega con control de temperatura con capacidad para almacenar las barricas elaboradas con roble esloveno, tradicionalmente empleado en esta región fronteriza. Cultivan principalmente variedades de uva autóctonas como Barbera, Nebbiolo (los vinos finales del Giro 2020, el sábado y domingo) y Dolcetto para los tintos y cortes, y Arneis y Moscato para los blancos. Además cultivan variedades internacionales como Merlot, Cabernet Sauvignon y Chardonnay. Los viñedos se extienden en las localidades de Langhe, Monferrato, Roero y Gavi.

Comments are closed.