Giro 2020 con Vini d’Italia: Timorasso (Fausto…Coppi!)

* Fausto Coppi es considerado el más grande ciclista italiano y uno de los cinco mejores de la historia; ganó cinco veces el Giro d’Italia, dos Tour de France y fue campeón mundial de ciclismo en tres ocasiones, dos de ellas en persecución individual y otra en ruta. Su dimensión es tan grande que su pueblo natal, Castellania, en la región del región de Colli Tortonesi en el Piamonte, fue rebautizado Castellania Coppi en el centenario de su nacimiento (Septiembre 15, 2019), en honor a Fausto y a su hermano menor Serse, también ciclista y quien murió en sus brazos a los 28 años luego de sufrir una conmoción cerebral tras una caída en el Giro del Piamonte.

Fausto también murió joven, a los 40 años, el 2 de enero de 1960, luego de contraer malaria en diciembre de 1959 en Burkina Faso, durante un viaje organizado por el presidente del país africano para que varias de las estrellas mundiales, entre ellas además el tricampeón del Tour, Louison Bobet y la figura en ascenso, Jacques Anquetil, compitieran contra los ciclistas locales.

Fausto Coppi amaba el vino y tenía un viñedo de 4.5 hectáreas en Castellania. Su nieto Francesco Bellocchio -la madre, Marina, es hija de Coppi- lo adquirió en 2002 con su esposa Anna Manfredi y el año anterior amplió la propiedad comprando otras 2 hectáreas.

Todos los viñedos están alrededor de la bodega Vigne Marina Coppi (Viñedos Marina Coppi), lo que los grandes productores franceses en Borgoña llaman “Monopole”. De ellos nacen siete vinos -como las siete Grandes Vueltas que ganó Coppi- y una producción casi confidencial y muy exclusiva, menos de 30.000 botellas anuales. Fausto murió antes de nacer Francesco (47 años) y esté decidió honrarlo nombrando Fausto a su vino emblemático, que proviene de una uva rara, única y autóctona de la zona de Tortona: Timorasso, que sobrevivió a la plaga de la Filoxera que arrasó con los viñedos europeos a fines del siglo 19.

Fausto, es el vino de este jueves y de la “etapa reina” del Giro d’Italia que cruzó la “Cima Coppi”, el punto más alto de la carrera en el Paso del Stelvio, en los Alpes orientales a 2.758 metros sobre el nivel del mar.

El esperado drama no defraudó. El líder portugués Joao Almeida perdió la Maglia Rosa después de 15 días y bajó al 5° lugar a 2:16″, el joven australiano Jai Hindley (24 años) del equipo holandés Sunweb ganó en Lago di Cancano la etapa 18 del Giro d’Italia, su compañero holandés Wilco Kelderman asumió el líderato y los tres primeros quedaron separados en la clasificación por 15″, aumentando la incertidumbre final de la prueba.

La dirección de la carrera modificó sustancialmente la última fracción de montaña del sábado debido a las restricciones de seguridad en Francia por la pandemia del Covid-19 y eliminó los ascensos al Colle dell’Agnello y del Col d’Izoard en los Alpes, ambos por encima de los 2.000 metros de altura. La etapa 20 tendrá entonces un desarrollo menos exigente y Kelderman, Hindley y el británico Tao Geoghegan Hart (3°) se jugarán sus opciones entre Sestriere (un ascenso de 11 kms de mediana dificultad y pendiente promedio de 6%) y la contra-reloj individual del domingo a Milán sobre 15,7 kms.

Con base en los resultados de la primera etapa a cronómetro, también plana y similar en distancia, Hindley tendría una ligera ventaja teórica pues superó a Kelderman por 13″ (está hoy a 12″) y a Tao por 49″. El cuarto clasificado, Pello Bilbao está a 1:19″ y Almeida, el mejor de todos en la especialidad, podría descontar un minuto que sería insuficiente. Pero la etapa del sábado podría ajustar aún más la general.

En el Paso del Stelvio, la “Cima Coppi”, fue primero el australiano Rohan Dennis (bicampeón mundial contra-reloj), compañero de Geoghegan Hart. Sunweb, que ahora copa los dos primeros lugares de la tabla es el favorito para recuperar el trono que consiguió en 2017 el holandés Tom Dumoulin, ahora en la escuadra Jumbo-Visma y disputando la Vuelta a España.

Mi idea original de vincular vino y ciclismo y vino tiene este jueves un día único; Fausto, Marina Coppi, Timorasso. Pocas veces una botella de vino tiene una connotación tan perfecta y cercana con el deporte más duro del mundo: el ciclismo.

Timorasso es una variedad de uva blanca, de piel gruesa, rústica y vigorosa que se cultivaba desde hace varios siglos en la zona de Alessandria (al sureste de Turín) y en particular en las colinas de Tortona. De hecho, todos los vinos pertenecen a la Denominación de Origen Colli Tortonesi (DOC) y los viñedos crecen en laderas con pendientes medias de hasta 35% de inclinación, sobre suelos mezclados de arcilla azulada (55%), arena (30%) y piedra caliza que se benefician de un de un clima continental, bajas precipitaciones, brisas marinas frescas y protección de los vientos fríos del norte; un microclima perfecto.

Ocurre que por la dificultad de la uva Timorasso a adaptarse a otras regiones diferentes a Tortona, la producción se fue abandonando en favor de uvas tintas más productivas como la Barbera, que también se cultiva en los Viñedos Marina Coppi y del cual salen las 4.500 botellas de I Grop, un vino tinto que probaremos próximamente.

La Timorasso estaba a punto de extinción pero a finales de los años 90 un movimiento encabezado por el productor Walter Massa, quien convenció a los viticultores locales del gran potencial de la uva, consiguió recuperarla. La bodega de Francesco Bellochio hace parte de esa veintena de productores consagrados a defenderla. La cuarta parte de sus viñedos (1,6 hectáreas) está plantada con Timorasso, mientras que de Barbera hay una hectárea.

La uva da vinos aromáticos y con potencial de guarda media. Nuestra botella, una de las 6.466 elaboradas en la añada 2016, no pasa por barrica de roble. Es un vino estilo Grand Cru que surge de dos parcelas (Gabetto y Montagnina) y tiene una crianza de ocho meses en tanques de acero inoxidable, se embotella en el mes de Julio y sale a la venta al segundo año de la cosecha después de una crianza de seis meses en botella. Es decir que nuestro Timorasso lleva dos años en el mercado.

La botella la descorchamos esta tarde para acompañar el almuerzo de trucha ahumada en salsa de limón, aceitunas y hierbas frescas, acompañada de verduras (calabacín, zanahoria y tomates cherry) en salsa de yogurt con menta y arroz mixto salvaje, que preparó mi esposa Elizabeth. Es un vino con mucha personalidad, fácil de beber pero elegante y complejo, con una persistencia excepcional de más de un minuto en boca.

Fausto es la expresión total del Timorasso y tiene tanta personalidad que armonizó además con el postre típico italiano: Tiramisú. Es realmente un “Grand Cru sin barrica” que primero sintonizó con los sabores fuertes de la trucha y su salsa y luego con el dulce, el café y el queso mascarpone del Tiramisú. 

Para apreciar mejor su expresividad lo serví 20 minutos antes en las copas Schott Zwiesel Sensa Airome, diseñadas para captar lo mejor de los aromas del vino. Los 14.5%Vol no se sienten y su densidad y fuerza es magnífica. Cada vez “abría” más en la copa y en el paladar revelaba su frescura y aromas cítricos de grosella, papayuela y piña madura, con un retrogusto suavemente mineral de silex, mica y piedra pomex. Un vino de 94-95 puntos, el blanco italiano más extraordinario que he probado en mi vida!

* Sitio web de los Viñedos Marina Coppi: www.vignemarinacoppi.com

VIGNE MARINA COPPI: Francesco Bellocchio nombró la bodega en honor a su madre, Marina Coppi y su vino Timorasso, Fausto, su abuelo. Los viñedos se plantaron con Barbera, Nebbiolo, Crotina, Timorasso y Favorita (Vermentino). Las vides se plantaron teniendo en cuenta el tipo de suelo y la exposición, y aunque no es agricultura orgánica certificada, sólo se utilizan productos naturales para combatir las plagas y no se emplean herbicidas ni fertilizantes químicos. La recolección de las uvas es manual y la producción es limitada para mantener una dimensión que permita trabajar con la familia y seguir garantizando calidad. Con un viñedo tan pequeño, Francesco y Anna tienen el control total de la tierra y de la elaboración de los vinos. Todo lo hacen ellos mismos y producen menos de 30.000 botellas anuales.

Entre 2005 y 2009, la bodega desarrolló su línea de vinos tintos y blancos; los Barbera Sant’Andrea (joven y fragante), Castellania (clásico de la región con el nombre del pueblo) y el I Grop, con crianza en barrica y de mayor complejidad. Los blancos son Marine (elaborado con Favorita) y Fausto, el seductor Timorasso de esta tarde en la etapa 18 del Giro d’Italia 2020.

2 comentarios en “Giro 2020 con Vini d’Italia: Timorasso (Fausto…Coppi!)”

  1. Anna Manfredi dice:

    Buongiorno, grazie mille per le l’articolo. Davvero uno dei più belli dedicatoci. Spero a presto. Un carissimo saluto.

    Anna Manfredi
    Vigne Marina Coppi

    (Hola, muchas gracias por el artículo. Realmente uno de los más bonitos que nos han dedicado. Espero verte pronto. Un cordial saludo.)

    • Jukari dice:

      Grazie Ana per le tue parole. Sono contento che l’articolo ti sia piaciuto. L’ho scritto con il cuore di un ciclista dilettante e l’emozione di scoprire e sentire il vino e la storia di un grande campione e di una bellissima saga familiare. In tutta onestà, tuo Fausto (Timorasso) é il vino bianco italiano più straordinario che abbia mai assaggiato fino ad oggi, superiore alla Ribolla Gialla e al Greco di Tufo. Juan Carlos

      *Gracias Ana por tus palabras. Me alegra que el artículo les haya gustado. Lo escribí con el corazón de ciclista aficionado y la emoción de descubrir y sentir el vino y la historia de un gran campeón y de una hermosa saga familiar. Con toda sinceridad, vuestro Fausto (Timorasso) es el vino blanco italiano más extraordinario que he probado hasta hoy, superior al Ribolla Gialla y el Greco di Tufo.