Vuelta 2020 con Vinos de España: Bobal (Utiel-Requena)

El joven ciclista catalán Marc Soler, del equipo español Movistar, ganó en Lekunberri (Navarra) la segunda etapa de la Vuelta a España 2020 y avanzo hasta el 10° lugar de la clasificación, mientras que el líder esloveno Primoz Roglic mantuvo el líderato.

El irlandés Dan Martín avanzó al segundo lugar de la tabla y está a 9″ de Roglic, mientras que el ecuatoriano Richard Carapaz ahora es 3° a 11″, seguido del colombiano Esteban Chaves (4°) y del español Enric Mas, ambos a 17″.

Hoy se desplomaron dos de los opcionados, el holandés Tom Dumoulin y el francés David Gaudu. Ambos están ahora a más de 9 minutos. También continuaron perdiendo tiempo el ruso Alexandr Vlasov, y los colombianos Iván Ramiro Sosa y Daniel Felipe Martínez quien sufrió una caída en la primera jornada, está resentido y figura a más de 20 minutos.

La etapa de media montaña depuró aún más los favoritos. Entre Roglic y el colombiano Sergio Luis Henao (20°), hay 2:36″. De ese grupo de ciclistas debería salir el campeón porque luego las diferencias superan los tres minutos y con una carrera tan rápida y de recorrido alterno, será difícil descontar. La etapa de este jueves llega a la provincia de Soria y con el selectivo final en alto en la Laguna Negra de Vinuesa (1.735ms de altura) que incluye una pendiente del 10% en el último tramo del ascenso, posiblemente acabará con las ilusiones de otros candidatos.  

El vino de hoy es un homenaje a la uva valenciana Bobal, originaria de la región de Utiel-Requena (es el 80% de las uvas tintas cultivadas) y la tercera variedad tinta más común en España (57.580 hectáreas) después de la Tempranillo y la Garnacha. Entre las tres constituyen la tercera parte de los viñedos españoles y si se agregan las variedades blancas Airén y Viura, suman el 62% del total plantado.

El problema de esta vibrante uva mediterránea es que se ha utilizado tradicionalmente para producción de vino a granel, pero hoy los productores que trabajan en altitudes superiores a los 800ms sobre el nivel del mar están manejando la variedad con las técnicas modernas y consiguiendo vinos de muy alto nivel.

Bobal es una cepa vigorosa y muy productiva, resistente a las condiciones climáticas extremas y a enfermedades pero difícil de trabajar porque se cultiva mayoritariamente como arbusto a ras de tierra (en vaso) y en menor medida en espaldera, es decir en hileras con postes, alambrado y, cuando lo permite la legislación, riego por goteo que facilita el cultivo y la recolección, tanto manual como mecánica. Se cultiva principalmente en la región de Valencia y la Denominación de Origen Protegida (DOP) Utiel-Requena, pero igualmente en Cuenca, Albacete, Castilla-La Mancha, Alicante, Murcia y las DO Campo de Borja, Calatayud, Cariñena y Ribera del Guadiana.

Pero es en Utiel-Requena donde consigue su mejor expresión varietal gracias al clima continental y los suelos calizos y arcillosos. Normalmente es un vino suave, afrutado, fresco aunque ligeramente rústico (suave astringencia), de acidez alta, baja graduación alcohólica (11-12%Vol) y que en ocasiones llega a ser tánico.

Los vinos de Bobal los descubrí tardíamente, hace apenas 15 años en España, pero me sorprende cada vez su evolución y la pasión con que amigos viticultores, sommeliers y enólogos, se han consagrado a rescatar y valorar la uva. Cuando he visitado Valencia, me alegra comprobar el dinamismo y crecimiento de la producción y el notable aumento de calidad. Por ello, al pensar en el proyecto #Vuelta2020conVinosdeEspaña, le consulté a mi amigo Mario de la Fuente, gerente de la Plataforma Tecnológica del Vino y durante varios años representante de España ante la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) en París, que me recomendará un Gran Vino de Bobal.

Es Bobos 2018, el vino de esta tarde y de la segunda etapa de la Vuelta a España, elaborado por las Bodegas Hispano Suizas con la asesoría del enólogo consultor Pablo Ossorio. Sorprende desde la botella atípica ancha y baja, el diseño de la etiqueta, la cápsula y el corcho, portando la cruz suiza, y por supuesto, el vino en boca.

Bobos es un vino elaborado a partir de una selección especial de viñas viejas de más de 80 años, cultivadas en los mismos terrenos de la Bodega. Según Pablo, es una uva Bobal diferente y de mucho carácter.

El nombre Bobos es una sinonimia de Bobal y Finca Casa la Borracha, la antigua finca donde está ahora la bodega. Es un vino muy elegante y moderno (vibrante y complejo) al que le otorgo 92-93 puntos en la escala internacional, y cuya armonía e integración creo que provienen de una crianza corta (10 meses) en toneles nuevos de roble francés de 300 litros y no de 225 como la barrica tradicional bordelesa. Ello consigue que el vino esté menos marcado por el roble y la fruta se pronuncie con toda su fuerza.  Lo disfrutaré ahora en la cena, con un guisado de garbanzos con salchichas porque no tuve tiempo de comprar tripa o chorizos que irían mejor.

Es un vino de color rojo púrpura, muy fragante en en nariz con aromas de moras y frambuesa, finas hierbas y aceite de eucalipto, denso en la copa con lagrimas medianas y en el paladar es elegante y suave, especiado y muy largo y persistente, con notas de frutos rojos, tabaco, tostados suaves y una acidez agradable que sin llegar a ser astringente invita a la segunda y la tercera copa. Pero algo que me marcó fue su profundidad y persistencia porque un minuto después, las notas seguían palpitando en la lengua y mis papilas que sobrevivieron la tarde simplemente con agua mientras escribía el blog del Giro d’Italia y luego este de la segunda etapa de la Vuelta a España.

* Sitio web de Bodegas Hispano Suizas: www.bodegashispanosuizas.com

Comments are closed.