Giro 2020 con Vini d’Italia: Bardolino 2019 (DOC)

El australiano Ben O’Connor del equipo ciclista surafricano NTT Pro Cycling (el antiguo Dimension Data), ganó en Madonna di Campiglio la etapa 17 en montaña del Giro d’Italia, mientras que el grupo de favoritos llegó a 5:11″, guardó los ataques y reservó fuerzas para la fracción reina de mañana jueves que ascenderá cuatro cumbres, entre ellas el punto más alto de la carrera, la “Cima Coppi” en el Paso del Stelvio a 2.758 ms de altura; un día realmente decisivo.

La cuarta jornada de alta montaña fue apenas otro día de transición en el Giro 2020 y la clasificación general no sufrió cambios, excepto que el segundo en la meta, el austríaco Hermann Pernsteiner del equipo Bahrain-McLaren ascendió al puesto 11°en la tabla y ahora figura a 5:07″ por delante del danés Jakob Fuglsang, uno de los favoritos.

El Giro 2020 sigue en el norte de Italia y atacó las primeras cimas. De las planicies del Véneto ascendió a la famosa estación de esquí de Madonna di Campiglio, donde anualmente la emblemática escudería Ferrari de Fórmula Uno presenta su nuevo monoplaza. Es el punto principal de acceso a las montañas Dolomitas, en el Trentino, donde para calentarse y acompañar el antipasto y la charcutería, siempre es bienvenido un vino vibrante, afrutado y fresco como el Bardolino, elaborado en la provincia vecina, al sureste del Lago de Garda.

El Bardolino es un vino con Denominación de Origen desde 1968, producido únicamente en la región de Verona a partir del ensamblaje de tres uvas principales; Corvina, Rondinella y Molinara. Sin embargo, para darle más estructura a los vinos -por lo general suaves y afrutados para beber jovenes- está autorizado que la mezcla tenga hasta un 20% de otras uvas, entre ellas Barbera, Marzemino, Rossignola, Sangiovese, Garganega (blanca), y las variedades internacionales Merlot y Cabernet Sauvignon.

La realidad es que el Bardolino DOC es un vino ligero y afrutado que proviene de altos rendimientos y sufre de la comparación con su vecino Valpolicella que tiene las mismas tres uvas principales pero más cuerpo y estructura. Su hermano mayor, el Bardolino Superiore (DOCG) es un vino con añejamiento y mayor calidad, pero también sufre la relación con el Valpolicella Superiore y el Ripasso. Generalmente Bardolino contiene menos Corvina (da cuerpo y estructura) y más Rondinella, que es una uva con perfil neutro pero muy productiva y resistente a las enfermedades.

Los vinos elaborados en zonas de viñedos tradicionales cerca de la ciudad de Bardolino y en la orilla oriental del lago de Garda (bajo las colinas que se extienden hasta el Trentino), se etiquetan como Classico y son la mitad de la producción. El ensamblaje básico es 35% Corvina que le da color, estructura y los sabores de cereza y mora dulce y 65% Rondinella que le aporta notas herbales y frescas.

Son vinos suaves (hasta un 12,5%Vol) y frutales, mientras que el Bardolino Superiore tiene al menos un 1% más de graduación alcohólica y debe ser añejado como mínimo un año antes de la venta. Es la misma legislación que existe para los vinos genéricos de Burdeos y el Bordeaux Superior, que tiene más estructura, un 1% más de grado alcohólico y un año de crianza en barrica de roble.

Bardolino sufre además de otra comparación con los vinos de Francia. En 1987 se aprobó la producción del Bardolino Novello, como respuesta al éxito de los vinos nuevos de Beaujoulais (Beaujolais nouveau) y a que otras Denominaciones de Origen italianas autorizaron elaborar vinos Novello. También está autorizada la producción de un vino rosado, Bardolino Chiaretto, que es ligeramente espumante.

El Bardolino de este día frío londinense es un vino de US$12 producido por la centenaria bodega familiar Recchia (1906), una de las más grandes en Valpolicella. Correspondió a mi expectativa porque quería un vino fresco y afrutado para acompañar mi almuerzo ligero con charcutería de jamón curado y salchichas, mientras los ciclistas del Giro recorrían las montañas del nordeste italiano. Hecho interesante de este vino jóven (2019) es que deja en la boca y la lengua una delicada sensación “frizzante” (chispeante), sin llegar a ser espumante. Es un toque interesante que además refresca.

* Sitio web (en inglés e italiano) de la Bodega Recchia: www.recchiavini.it/eng/

Comments are closed.