Giro 2020 con Vini d’Italia: Pinot Grigio 2019 (DOC)

El veterano esloveno Jan Tratnik (30 años) del equipo Bahrain-McLaren consiguió su primera victoria en una Gran Vuelta y venció en la fracción 16 del Giro d’Italia, una larga etapa de transición a la espera de la Alta Montaña desde mañana en la tercera y definitiva semana de la carrera.

El líder Joao Almeida aumentó 2″ su ventaja sobre sus principales rivales, pero a partir de mañana el Giro entra en una dinámica definitiva y muy diferente y Almeida ya mostró que no es el ciclista completo para resistir los ataques en montaña. La clasificación general no sufrió grandes cambios, excepto el ingreso en el 10° puesto del español Sergio Samitier de la escuadra Movistar, quien se benefició de los más de 10 minutos de ventaja que consiguió en la meta un grupo de 28 gregarios sobre el lote de los favoritos. Quedó a 10:48″ del líder.

La etapa de 229 kilómetros terminó en San Daniele del Friuli, donde se cultiva mayoritariamente la uva blanca Pinot Grigio, una variedad que en sentido estricto no es italiana y hoy está plantada en muchos países del mundo.  

En Italia la principal zona de producción está en el noreste y es hoy uno de sus vinos más exportados. La uva Pinot Grigio (Pinot Gris en Francia, y en Alemania Grauburgunder o Ruländer), es cultivada en las regiones de Lombardía, Trentino-Alto Adigio (el llamado Südtirol) que es la más al norte en la frontera con Austria y Suiza, en Friuli-Venezia Giulia donde es mayoritaria, y en el Véneto, de donde procede nuestro vino del almuerzo. Es una uva que desciende de la Pinot Noir y que nació por una mutación genética en la época medieval en Borgoña, donde se la llamaba Fromentau por el color pálido del hollejo (piel).

Se cree que la uva fue llevada por los monjes cistercienses a Suiza y Luxemburgo hacia 1300 y posteriormente a Hungría y Alemania. Hasta fines del siglo 19 era una uva muy popular en Borgoña y en Champagne (donde aún se cultiva y es una de las 7 autorizadas para el ensamblaje), pero las malas cosechas redujeron la producción. Entre tanto se expandió al Nuevo Mundo: Australia (Marlborough y Tasmania), EE.UU en los estados de Washington y Oregón, Argentina (San Juán y Mendoza) y en el Valle de Casablanca en Chile.

Los vinos de Pinot Gris varian mucho dependiendo de la región y de su estilo de vinificación. Mientras en Italia la uva sirve para producir vinos frescos y ligeros de notas cítricas y fáciles de beber, en los suelos volcánicos de Alsacia (ocupa el 13% de los viñedos) tiene su mejor expresión como uva noble y se emplea para los famosos varietales Alsace Grand Cru, y los vinos dulces de Cosecha Tardía y “Sélection de Grains Nobles”. En el caso del Pinot Gris del Nuevo Mundo, son vinos de acidez moderada con mayor grado alcohólico (12-13%Vol) y más cuerpo que en Italia, con sabor a frutas tropicales tipo melocotón, mango y melón. 

Hace poco más de 10 años comenzó un “boom” del Pinot Gris en el mercado internacional y el vino italiano de esta variedad se popularizó entre las mujeres en Estados Unidos y Gran Bretaña por ser de cuerpo ligero y tener sabor ácido y refrescante. Son vinos de consumo rápido que normalmente se venden con tapa rosca (screwcap) y con precio que no supera los US$10, vinos “descomplicados”. El consorcio Vini delle Venezie DOC, responsable del 85% de la producción de Pinot Grigio, ha iniciado la que llama “segunda era del Pinot Grigio al estilo italiano” para potenciar los vinos internacionalmente. También hay vinos Pinot Grigio italianos de muy alta calidad -tipo Premium- producidos fundamentalmente en las zonas montañosas del Alto Adigio, que se acercan al nivel de los Grand Cru de Alsacia, pero son igualmente exclusivos.

Yo me decidí por un fresco Pinot Grigio de Venecia para acompañar mi ensalada fresca de pollo, aprovechando el sol del otoño en la terraza y en un descanso merecido antes de iniciar el siguiente Blog con la Vuelta 2020 con Vinos de España, en que también presentaré un vino blanco, un Txacoli de muy alta calidad. El Pinot Grigio va bien con un pollo al curry, con un risotto de champiñones, con la charcutería de prosciutto y con ensaladas verdes.

El Pinot Gris de Torreta de Mondelli, estuvo amable y perfecto para el momento; un vino de color pálido, baja graduación alcohólica (11,5% Vol), casi neutral en nariz y poco expresivo en boca, más allá de notas cítricas, algo de melón verde y eso si…refrescante. Tampoco buscaba algo más complejo para una etapa de transición como la de hoy, a la espera de la Alta montaña mañana miércoles.

* Sitio oficial del consorcio de vinos Pinot Grigio de Venecia (en inglés): www.dellevenezie.it/en/

Comments are closed.